Frustran atentado terrorista del ELN en Norte de Santander

En medio de la confrontación fue dado de baja uno de los subversivos. Además, se incautó el material con el que pretendía incinerar a los vehículos de civiles y dos motocicletas

En la tarde de este 4 de julio, la Trigésima Brigada del Ejército Nacional frustró un atentado terrorista que el Ejército de Liberación Nacional (Eln) pretendía realizar contra la población de la vereda Agualasal, adscrita al municipio de El Zulia (Norte de Santander). Según las autoridades, los subversivos pretendían incinerar un vehículo y amedrentar a la población con mensajes alusivos a la guerrilla.

“Encontramos gasolina y creemos que la iban a utilizar en medio de un retén ilegal para incinerar algún vehículo” contó el coronel Cesar Alberto Karan, comandante de la Trigésima Brigada.

Se detalló que los soldados estaban patrullando el municipio cuando se encontraron a los subversivos y sostuvieron un combate con 6 de ellos. Los ilegales harían parte del frente Juan Fernando Porras Martínez del Eln.

Se indicó que en medio de la confrontación fue dado de baja uno de los subversivos. Además, se incautó el material con el que pretendía incinerar a los vehículos de civiles y dos motocicletas.

Antes de este hecho, el jefe del Frente de Guerra Oriental de esa guerrilla, Manuel Vásquez Castaño, se atribuyó un secuestro. El Eln difundió un comunicado para confirmar que un patrullero de la Policía y un soldado profesional, que se encontraban desaparecidos en el departamento de Arauca, están secuestrados por miembros de ese grupo armado. El panfleto detalló que tienen bajo su poder al patrullero Mario de Jesús Muñoz Vergara, que desapareció el pasado 24 de junio mientras estaba de descanso; así como al soldado Milton Alexander Moreno Duarte, que desapareció al día siguiente.

A pesar de estos actos, el ELN asegura estar dispuesto a dialogar con el nuevo Gobierno de Gustavo Petro. Los subversivos, bajo el liderazgo de Antonio García, emitieron un comunicado este 4 de julio en el que exponen sus intenciones y recuerdan que han intentado llegar a acuerdos en varias oportunidades, pero no ha sido posible.

“Hemos realizado conversaciones durante 5 Gobiernos menos con el de Duque que se negó a cumplir lo pactado con el anterior Gobierno, y aquí seguimos en la ruta por hacer de Colombia un país más justo, más equitativo y más democrático. (…) La guerrilla revolucionaria del ELN está dispuesta a reanudar las Conversaciones de Paz con el Nuevo Gobierno para que sus resultados traigan la paz con justicia social para toda Colombia”, señala el comunicado titulado ‘Son nuestras las luchas y esperanzas del pueblo’.

Con su declaración, el Eln dejó ver qué tiene esperanzas en el nuevo gobierno de Petro. Los subversivos catalogaron al mandatario como de “izquierda democrática” y, según ellos, esto representa una afinidad con las luchas de los menos favorecidos.

Recordaron que sus luchas van de la mano de las mujeres, trabajadores, pobladores urbanos, campesinos, comunidades negras, pueblos indígenas y las comunidades LGBTIQ+, poblaciones históricamente vulneradas en Colombia. Según el Eln, comparten con estas comunidades el sentido de lucha “por los cambios donde no solo vivan bien los ricos y poderosos, y se haga más extensivo el disfrute de nuestras riquezas”.

En este sentido, aseguraron que ese propósito tuvo que ver en que Petro ganara la presidencia. Reiteraron que esta nueva administración resarcirá los daños que han provocado los mandatarios anteriores.

“Esa fuerza confluyó en los resultados electorales que le dieron el triunfo a Gustavo Petro y muy seguramente será la fuerza que defenderá y exigirá que sea un Gobierno para toda la gente, para todos los colombianos, ellos esperan un gran Diálogo Nacional donde se retomen y se cumplan los Acuerdos que otros Gobiernos pactaron e incumplieron; es la izquierda democrática la que pagará las deudas que los anteriores Gobiernos de la oligarquía incumplieron”, dijo el Eln.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR