Gustavo Petro habla de las elecciones presidenciales y cuestiona a Duque por la extradición de Otoniel: “Está desesperado”

En unas nuevas y particulares declaraciones, quien puntea en intención de voto contó qué hará si llega a ser presidente de Colombia este año

Gustavo Petro se destapa a menos de dos semanas de las elecciones durante una entrevista
Gustavo Petro se destapa a menos de dos semanas de las elecciones durante una entrevista

Luego de la tensa entrevista, a comienzos de 2021, que sostuvo el candidato presidencial Gustavo Petro con la periodista y directora de la revista Semana, Vicky Dávila, tal parece que hubo una posible reconciliación pues, a menos de dos semanas de que se celebre la primera vuelta, volvieron a reunirse para hablar sobre el panorama electoral en Colombia en el que el aspirante del Pacto Histórico va liderando, según las últimas encuestas.

Durante el diálogo, que se dio a conocer este sábado 14 de mayo, Petro aseguró que se siente “contento” pero no “alegre” de su eventual triunfo en las elecciones presidenciales. Sin embargo, asegura que no canta victoria y dice que hará como Santo Tomás, que “hasta no ver no creer”.

Durante uno de los diálogos, el también senador aseguró que creía que en el 2018 el entonces candidato del Partido Liberal, Humberto de la Calle, sería el presidente. Sin embargo, el panorama fue diferente, como es sabido, pues Iván Duque fue quien se llevó la victoria.

“El Partido Liberal se fue con Duque, como suele suceder, y terminé ‘engargolado’ de nuevo, pero positivamente, porque fui subiendo, subiendo y terminé en la segunda vuelta”, señaló el también exalcalde de Bogotá, a su vez que mencionó que debido a la supuesta mala gestión del presidente Duque él se fue posicionando hasta hoy ser uno de los candidatos con más posibilidades de ganar las elecciones.

El candidato, además, no perdió oportunidad para cuestionar al primer mandatario, que dejará el poder el próximo 7 de agosto, quien habría violado la Constitución al reformar la Ley de Garantías que, recientemente, fue tumbada por la Corte Constitucional. En esa línea, Petro asegura que la reforma de esa ley promueve, supuestamente, la compra de votos, lo que podría dificultar que llegue al poder tras los comicios presidenciales.

Es más, el también congresista y líder de la Colombia Humana volvió a cuestionar al Gobierno por la extradición de Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel. Es más, anunció que si es jefe de Estado no extraditará a nadie a los Estados Unidos “hasta que confiese ante sus víctimas y las restaure”; aseguró, además, que Iván Duque estaba “desesperado” y por eso legalizó el traslado del exjefe del Clan del Golfo al gigante norteamericano. Es más, más adelante aseguró que hay personas en el Gobierno que tienen “temor” de lo que Otoniel pudiese revelar.

En sus críticas, Petro también se refirió a la suspensión del alcalde de Medellín, Daniel Quintero. No cree que es “injusta” pero sí considera que la procuradora general Margarita Cabello violó la ley porque “una autoridad administrativa no puede suspender funcionarios de elección popular; no le puede quitar el derecho político a la ciudadanía que lo eligió porque no es un juez”.

Inclusive, el candidato a la Presidencia también recordó que el general del Ejército, Eduardo Zapateiro, participó en política al cuestionarlo hace unos días y desatar un duro show mediático en Colombia.

En otros apartes, Gustavo Petro dio detalles de sus polémica reunión con el exjefe paramilitar Carlos Castaño, a quien acusaban de querer acabar con la vida del hoy candidato. En esa línea, se refirió al perdón social y aclaró que la segunda oportunidad que le daría a la gente tiene que ver más con dejar la violencia y nada de indultos.

Así mismo, dijo cómo enfrentará a los narcotraficantes y a otros de los más temidos criminales del país. Eso sí, aclaró que no se enfocará únicamente en cárcel. En ese aparte, aclaró que si se demuestra que alias Iván Márquez es narcotraficante sí lo extraditaría.

Así mismo dijo desconfiar del registrador Alexander Vega luego de los resultados de las pasadas elecciones legislativas y dijo que aceptará los resultados de las presidenciales siempre y cuando no evidencien errores “sistemáticos”.

Finalmente, reconoció que es romántico, que le gusta bailar y que su esposa Verónica Alcocer es indispensable en su tercer intento por ser presidente de Colombia. Además, dijo que si es el sucesor de Iván Duque no entregaría a la justicia internacional al expresidente Álvaro Uribe si se le demuestra algún crimen.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR