Murió a pocos días de pensionarse, esta es la historia de uno de los intendentes antiexplosivos que falleció en el atentado en Cúcuta

Tras 21 años trabajando para la Policía Nacional, el uniformado William Bareño Ardila dejó tres hijos, una esposa y una familia entera destruida por su muerte, que hoy lo recuerda como “noble, cariñoso y alegre”

En la imagen, el intendente William Bareño Ardila, uno de los uniformados que falleció en el atentado en Cúcuta. Foto: Archivo particular
En la imagen, el intendente William Bareño Ardila, uno de los uniformados que falleció en el atentado en Cúcuta. Foto: Archivo particular

William Bareño Ardila y David Reyes Jiménez fueron los dos uniformados adscritos a la Policía de Norte de Santander que murieron este martes 14 de diciembre en el atentado con explosivos que se registró en las inmediaciones del aeropuerto internacional Camilo Daza, en Cúcuta, mientras inspeccionaban la zona, luego de la primera explosión. Tras su muerte, se conoció que, el intendente Bareño, estaba a poco tiempo de pensionarse.

Bareño Ardila, era oriundo de Barbosa, Santander, tenía 42 años de edad, estaba casado y tenía tres hijos. Llevaba 21 años y 9 meses prestando servicio en la institución y, de hecho, estaba próximo a pensionarse.

En diálogo con Blu Radio, el padre de Bareño, Angelino Bareño, contó, en medio de lágrimas, que su hijo estaba considerando retirarse de la institución a mediados del próximo año, pues después de 21 años laborando quería pasar más tiempo con su familia e hijos.

”Me dijo que había pensado retirarse de la institución en junio del próximo año, me había comentado el tema”, recordó Angelino Bareño en su diálogo con la emisora, señalando que la última vez que vio a su hijo fue el pasado mes de noviembre, cuando visitó a sus padres en Barbosa (Santander).
William Bareño, uno de los uniformados que falleció tras el atentado en Cúcuta. Foto: Policía Nacional
William Bareño, uno de los uniformados que falleció tras el atentado en Cúcuta. Foto: Policía Nacional

De hecho, en entrevista con la revista Semana, el hermano del uniformado, Fredy Bareño, aseguró que el día que anunció que se retiraría de la Policía hubo mucho alegría en su casa, pues en su familia siempre existía una latente angustia de que algo pudiera pasarle, especialmente, en Norte de Santander, uno de los departamentos de Colombia donde más ataques se han reportado.

“Cómo diría Vicente Fernández, que hoy esta con él en el cielo: murió en su ley, salvando vidas”, expresó Fredy Bareño al mismo medio, añadiendo que fue el amor a la gente lo tenía atornillado a la Policía.”

En su diálogo con la revista bogotana, el hermano del intendente además recordó que, desde joven, Bareño tenía claro que quería servir a la comunidad a través de la Policía, pues entre 2000 y 2004 presto servicio en Arauca donde vio morir o quedar mutilados a compañeros, madres y niños a causa de elementos explosivos, por lo que decidió instruirse en la detonación de los mismos.

“Él sentía impotencia de no poder hacer nada, por eso pidió a sus superiores capacitarse para desactivar todos esos artefactos explosivos”, contó Fredy a Semana.

Tras convertirse en técnico antiexplosivos su labor en Norte de Santander, especialmente en la región del Catatumbo, llegó a ser reconocido por la institución, cuando el pasado 21 de noviembre, él y su compañero David Reyes, quien también falleció en el atentado, fueron nominados en la categoría ‘Heroísmo’ en la ‘Noche de la Excelencia Policial 2021′ por su trabajo en la región para liberarla de las minas antipersona.

Bareño y Reyes quedaron en segundo lugar, y fueron exaltados por la institución por un operativo donde lograron desactivar un carro bomba con 300 kilos de explosivos, ubicado alrededor de la estación de Policía del municipio del Tarra.

”Para lograr el éxito de esta acción, los funcionarios caminaron más de tres kilómetros llevando consigo el equipo antiexplosivos que sobrepasaba los 300 kg de peso. Durante el desplazamiento fueron objeto de varios ataques subversivos, en los que perdió la vida uno de los soldados que brindaba seguridad”, destacó la Policía durante el evento, según conoció el diario El Colombiano.

Por estas acciones y su entrega a su familia y a la institución, en diálogo con Blu Radio, el hermano de William Bareño, Fredy Bareño, lo describió como un hombre que siempre le ponía a todo alegría, y aseguró que fue una persona que les dejó un gran legado familiar.

”Era una persona alegre, a todo le ponía una pizca de alegría. Dejó en nuestra familia un legado de alegría y eso nada lo quita”, afirmó Bareño a la emisora bogotana, agregando que su hermano se destacó por haber estado en dos ocasiones en la ‘Noche de Excelencia’ de la Policía.
Intendentes William Bareño Ardila y David Reyes Jiménez, muertos en atentados de Cúcuta. Foto: Policía Nacional
Intendentes William Bareño Ardila y David Reyes Jiménez, muertos en atentados de Cúcuta. Foto: Policía Nacional

Por su parte, don Angelino, el padre de Bareño, manifestó a la misma emisora que, aunque la situación es difícil y no tiene palabras por lo sucedido, recuerda a su hijo como “muy noble, cariñoso y alegre.”

Sobre el intendente David Reyes, se conoció que era fusagasugueño, tenía 38 años de edad, de los cuales 16 los había dedicado a la institución. Este hombre que al igual que su compañero también se caracterizó por su heroísmo y valentía, estaba casado y tenía una hija de dos años de edad.

Al igual que Bareño, Reyes también fue nominado en la ‘Noche de Excelencia Policial 2021′ por su labor y, según conoció revista Semana, su arduo trabajo con la institución igualmente lo llevó a ser merecedor del segundo lugar en el premio Corazón Verde.

Velatón en homenaje a los policías víctimas del atentado en Cúcuta

Policías en Cúcuta homenajearon a sus compañeros muertos por un artefacto explosivo. Foto: Policía Nacional
Policías en Cúcuta homenajearon a sus compañeros muertos por un artefacto explosivo. Foto: Policía Nacional

Con velas blancas y flores, ciudadanos y policías se reunieron frente a la estación de Policía de San José de Cúcuta para rendir un homenaje a William Bareño Ardila y David Reyes Jiménez, los uniformados que perdieron la vida tras el atentado en el aeropuerto de la ciudad. Además, aprovecharon el espacio para pedir por las familias de los intendentes y para pedir protección por el resto de uniformados del país.

Así mismo, la dirección de la Policía Nacional también solicitó a todos los comandantes de las unidades de Colombia que a las 6:00 de la tarde se unieran en el velatón para recordar a los uniformados que entregaron su vida en medio de sus labores.

“Nuestros dos explosivistas ofrendaron la vida por la seguridad”, expresó el comandante encargado de la Policía Metropolitana de Cúcuta, el coronel Giovanni Madarriaga.

Sobre los autores del atentado, hasta ahora, según dio a conocer el ministro de Defensa, Diego Molano, podrían haber sido perpetrados por integrantes de las disidencias de las Farc o del Ejército de Liberación Nacional (ELN), pues “tienen características similares que podrían asimilarse a hechos anteriores.


SEGUIR LEYENDO



TE PUEDE INTERESAR