Congreso citó a jerarcas del fútbol y ministros a responder por escándalo en el ascenso colombiano

Las reacciones por un supuesto amaño en el encuentro entre Llaneros vs. Unión Magdalena no dan señal de concluir: Cámara sentará a responder a las directivas del FPC

VILLAVICENCIO. 4 de diciembre de 2021. Llaneros perdió 1-2 frente al Unión Magdalena en el estadio Bello Horizonte de Villavicencio, en juego válido por la sexta fecha del grupo B del Torneo BetPlay II-2021. (Colprensa)
VILLAVICENCIO. 4 de diciembre de 2021. Llaneros perdió 1-2 frente al Unión Magdalena en el estadio Bello Horizonte de Villavicencio, en juego válido por la sexta fecha del grupo B del Torneo BetPlay II-2021. (Colprensa)

La Comisión Séptima de la Cámara de Representantes organizará un debate de control político a raíz de los recientes acontecimientos suscitados por el polémico encuentro de ascenso entre Llaneros y Unión Magdalena.

Han sido citados los ministros de Deporte, Guillermo Herrera, su similar de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, el superintendente de Industria y Comercio, Andrés Barreto González, junto a los presidentes de la Federación Colombiana de Fútbol, Ramón JesurúnDimayor, Fernando Jaramillo, y Difútbol, Álvaro González Alzate.

Los parlamentarios quieren conocer al detalle el funcionamiento del sistema de ascenso y descenso del fútbol colombiano, la formación de los futbolistas, el destino de los recursos que financian a la liga, como telón de fondo para indagar por la situación de presuntos actos anticompetitivos en torno al polémico partido entre Llaneros y Unión Magdalena.

La citación, de acuerdo con el representante del partido Liberal, Juan Diego Echevarría, busca que “se aclaren la situaciones que se presentaron y haya un pequeño informe de las acciones se van a tomar para la compleja y penosa situación”.

El llamado de la Comisión Séptima coincide con el ambiente de indignación que suscitó el encuentro futbolístico por el ascenso en la liga colombiana, que incluso motivó un pronunciamiento presidencial.

En su cuenta de Twitter el jefe de Estado publicó: “Lo ocurrido en el partido de ascenso a la Primera División del Fútbol Colombiano es una vergüenza nacional. El deporte requiere transparencia, honestidad y cero tolerancia frente a cualquier situación que deslegitime la ética deportiva”.

Mientras el escándalo gana tracción por el comportamiento antideportivo exhibido en el partido, el presidente de la Dimayor, Fernando Jaramillo resaltó que habrá acercamientos con el Fiscal General, Francisco Barbosa, para adelantar una investigación que aclare las motivaciones antideportivas que hubieran podido presentarse.

“La comisión disciplinaria, el comité de ética están en dicha investigación. Ante los hechos evidentes acá vamos a respetar el debido proceso, según los estatutos. Además, ya pedí una reunión con el fiscal General de la Nación, porque en esto es muy importante que actúe la Fiscalía, que se active la investigación paralela”, afirmó Jaramillo.

Como si anticipara el llamado al orden por parte de la Cámara de Representantes, Jaramillo hizo el anuncio en coincidencia con el pronunciamiento presidencial, el cual funcionó como una advertencia para los jerarcas del fútbol colombiano: “Con el ministro del Deporte, Guillermo Herrera, se está realizando el seguimiento a las autoridades competentes, Dimayor y Federación Colombiana de Fútbol, para que esta situación se esclarezca con celeridad”, sostuvo el jefe de Estado el domingo 5 de diciembre.

Cabe recordar que el llamado del Congreso está vinculado con el partido del pasado 4 de diciembre, cuando en tiempo de reposición, Unión Magdalena le marcó dos goles a Llaneros, que además de representarle tres puntos, le dieron el ascenso.

La transmisión televisiva del partido da cuenta de cómo, en el segundo tanto en especial, los jugadores de la escuadra del Meta se quedaron literalmente parados viendo cómo sus rivales anotaban, hecho que despertó sospecha.

De comprobarse que en efecto hubo un acuerdo entre ambos clubes para que el equipo samario ascendiera, la Dimayor impondría “las sanciones más extremas que se pueden dar. Obviamente, voy a poner un ejemplo, y es que no puedan jugar el campeonato”, explicó Jaramillo con posterioridad para aplacar las críticas que sacuden, nuevamente, a la pelota.

SEGUIR LEYENDO:




TE PUEDE INTERESAR