Comandante operativo de la Policía de Cali fue imputado por la muerte de seis personas durante el Paro Nacional

Las Fiscalía General de la Nación imputó al coronel Edgar Vega Gómez y al teniente Néstor Mancilla por los delitos de homicidio agravado y afectación a la integridad de los ciudadanos

Un miembro de la policía antidisturbios dispara contra los manifestantes durante el desarrollo de las protestas y movilizaciones por el denominado Paro Nacional en Cali (Colombia). EFE/Ernesto Guzman Jr./Archivo
Un miembro de la policía antidisturbios dispara contra los manifestantes durante el desarrollo de las protestas y movilizaciones por el denominado Paro Nacional en Cali (Colombia). EFE/Ernesto Guzman Jr./Archivo

La Fiscalía General de la Nación imputó caros a un patrullero y dos comandantes de la Policía Nacional por la muerte de seis ciudadanos durante las manifestaciones del Paro Nacional.

Se trata del coronel Edgar Vega Gómez, comandante operativo de la Policía de Cali; el teniente Néstor Mancilla, comandante de los Grupos de Operativos Especiales de Seguridad (Goes); y el patrullero Wilson Orlando Esparragoza.

Los tres uniformados fueron imputados con los delitos homicidio agravado y afectación a la integridad de los ciudadanos.

Durante la audiencia de imputación de cargos, la Fiscalía responsabilizó a los policías por la muerte de José Emilson Ambuila, Kevin Antonhy Agudelo, Harold Antonio Rodríguez, Einer Alexander Lasso, Edwin Villa Escobar y Miguel Ángel Pinto.

De acuerdo con el ente acusador, en el caso del comandante operativo de la Policía de Cali, Edgar Vega, este tenía la posibilidad de evitar varios de los hechos que se registraron durante las manifestaciones pues los uniformados implicados en las muertes de los ciudadanos estaban bajo su mando.

En el caso puntual del patrullero Esparragoza, la Fiscalía lo responsabilizó de la muerte de Miguel Ángel Pinto, un ciudadano que trabajaba vendiendo zapatillas y murió luego de recibir un disparo en el sector de Puerto Rellena, denominado por los manifestantes como ‘Puerto Resistencia’.

Al parecer, el uniformado le habría disparado al vendedor de zapatillas en medio de los enfrentamientos que se registraron el 29 de abril en esa zona de Cali. Esto ocurrió muy cerca del CAI de Villa del Sur, donde ejercía servicio el patrullero imputado.

Otros casos de manifestantes que habrían muerto a manos de policías

Otra de las víctimas fatales del Paro Nacional en Cali por las que fueron imputados los tres uniformados es Kevin Anthony Agudelo, un electricista recién graduado que fue asesinado el 3 de mayo.

El joven fue asesinado cuando participaba de una velatón, que de hecho se realizaba en honor a otras víctimas que hasta ese día dejaba el paro. En el evento convocado por los manifestantes se honraba la memoria de Nicolás Guerrero, Yeison Andrés Angulo, Marcelo Agredo y Miguel Ángel Pinto, jóvenes que al igual que Agudelo, habrían fallecido por disparos hechos, aparentemente, por miembros de la fuerza pública.

Einer Alexander Lasso Chará es otra de las víctimas fatales. Era un pensionado de la Policía que no estaba participando de las manifestaciones y fue asesinado el 30 de abril, al parecer, por un uniformado adscrito al Goes.

Luego de la audiencia de imputación de cargos contra los uniformados, la defensa de la familia de Kevin Anthony Agudelo le manifestó a El Espectador que este paso es muy importante, sin embargo, señaló que al ente acusador “le faltó mayor precisión a la hora de exponer los hechos jurídicamente relevantes para que quedara demostrado lo ocurrido den Siloé, Cali, el 3 de mayo de 2021″, citó el medio.

Cabe recordar que, Cali fue una de las ciudades más críticas durante el Paro Nacional de este año que se extendió por varios meses. En la capital del Valle del Cauca se reportaron numerosas alteraciones de orden público y fue una de las zonas del país con mayor número de víctimas fatales.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR