El Dane asegura que no hay correlación entre presencia de migrantes venezolanos y percepción de inseguridad

Aclaró además que la percepción de inseguridad está ligada a los problemas económicos que se desprendieron de la pandemia del covid-19

Migrantes venezolanos cruzan en botes desde La Victoria, en Venezuela, hasta Arauquita, en Colombia. EFE/ Jebrail Mosquera Contreras/Archivo
Migrantes venezolanos cruzan en botes desde La Victoria, en Venezuela, hasta Arauquita, en Colombia. EFE/ Jebrail Mosquera Contreras/Archivo

Este 25 de octubre, el Dane reveló los datos de la Encuesta Pulso Social de septiembre y dentro de esos resultados se encontró que más del 50 % de los hogares colombianos encuestados dicen sentirse inseguros en las noches y caminar por su barrio.

El director de esta institución, Juan Daniel Oviedo, se refirió a las cifras y descartó que exista una relación entre la migración de venezolanos y la inseguridad que azota a las principales ciudades de Colombia.

Aclaró, además, que la percepción de inseguridad está ligada a los problemas económicos que se desprendieron de la pandemia del covid-19.

No existe una correlación con la presencia de la migración venezolana y la percepción de inseguridad. En esencia, lo que nosotros estamos viendo es que efectivamente es el deterioro económico de los hogares y la percepción de deterioro los que tiene una relación un poco más marcada con esas percepciones de inseguridad que medimos en las 23 principales ciudades del país.

Oviedo resaltó que debe haber un espíritu de integración con los migrantes venezolanos, pues “más de dos terceras partes de los habitantes de las 23 principales ciudades del país no confían absolutamente en personas procedentes de otra nacionalidad”.

La crisis migratoria que se vive en Colombia ha llevado a que esta población sea tenida en cuenta en los estudios demográficos que se realizan en el país, y es por ello que el -DANE- Departamento Nacional de Estadística, evidenció en su más reciente encuesta de ‘Pulso de la Migración’ del mes de julio - agosto algunos de los motivos por los cuales los migrantes decidieron salir de su país.

La encuesta, que recoge información sobre el origen y razones de la migración, acceso a empleo y cambios en el flujo de ingresos y remesas, así como a las violencias que se exponen (de género y xenofobia), los cambios en la planificación sexual y los métodos para gestionar la menstruación por parte de las mujeres. Evidenció, en primer lugar, aparte de querer mejorar sus condiciones económicas, que el motivo de esta población para abandonar su país fue la inseguridad con 19%, seguido del 15,8% para estar con su familia, un 10,7% por razones políticas, un 8,4 % por motivos de salud, por otras razones un 3,5% y por emergencia sanitaria un 0,5%.

Asimismo, el informe evidenció que un 67,9 % viajó en familia desde el país dirigido por el dictador Nicolás Maduro, del cual, un 26,9 % lo hizo solo y un 5,2 % con diferentes personas de su núcleo familiar.

En cuanto a la manera como realizaron el viaje, el 87,9 % de los encuestados respondió que se movilizaron en transporte público, mientras que, el 8,3 % llegó a Colombia caminando y el 3,8 % desde un servicio particular.

De igual manera, en el análisis a esta población se logró identificar que la exigencia de documentos que no tienen, el sentir discriminación por su nacionalidad y tener que aceptar ofertas con baja remuneración y malas condiciones laborales son las tres principales dificultades a las que se enfrentan al llegar a Colombia.

En cuanto al acceso al trabajo, la encuesta del DANE arrojó que el 58% de ellos tienen empleo, y de este grupo, la mitad llevaría más de un año desempeñando en el cargo. A su vez, los ciudadanos venezolanos indicaron que el grupo poblacional que ha tenido más dificultades para acceder a un empleo son el segmento entre 25 y 54 años, seguido por los jóvenes entre 15 y 24 años, y por último los extranjeros de 55 años o más, unas cifras que coinciden con la compleja situación que padecen los jóvenes en el país en cuanto a la empleabilidad.

De esta encuesta, uno de los principales resultados fue que el 96% de estos migrantes tienen intenciones, a un año, de permanecer en el país. frente al 3% que sí planea a futuro regresar a Venezuela, y solo existe un 1% que tiene en mente trasladarse a otro país.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR