Así son los aviones Hércules donados por Estados Unidos a Colombia

Las aeronaves tendrán el propósito de aportar a la lucha contra el narcotráfico, pero podrán participar en misiones humanitarias y operaciones para combatir incendios

Avión Hércules donado por Estados Unidos a Colombia. / Ministerio de Defensa
Avión Hércules donado por Estados Unidos a Colombia. / Ministerio de Defensa

El Ministerio de Defensa confirmó, este 21 de septiembre, la recepción de dos aviones Hércules C-130 que quedan a partir de hoy bajo la tutela de la Fuerza Aérea Colombiana. Las aeronaves fueron entregadas por el Gobierno de los Estados Unidos como un gesto de ratificación del compromiso de cooperación y de trabajo conjunto entre ambos países.

Al frente del acto protocolario con el que se recibieron las aeronaves, celebrado en el Comando Aéreo de Transporte Militar de Bogotá (Catam), estuvo el ministro de Defensa Diego Molano, quien manifestó que estas aeronaves fortalecerán las operaciones de ayuda humanitaria, transporte de tropa y seguridad nacional. Igualmente, informó que contarán, entre otras cosas, con las capacidades necesarias para controlar incendios.

“Lo que estamos viendo es un propósito común de mantener la seguridad contra los delitos transnacionales como el narcotráfico y garantizar seguridad en el hemisferio”, manifestó el jefe de la cartera de seguridad, que posteriormente listó algunas de las características técnicas de los aviones.

Entre estas, se cuenta una capacidad de carga de 16 toneladas y de transportar 110 hombres armados y equipados. También posee el equipamiento necesario para llevar a 64 paracaidistas y 72 camillas. Además aseguró que entre las misiones que pueden cumplir con misiones de búsqueda y rescate, reabastecimiento de combustible en caliente, infiltración y exfiltración de tropas y tareas de lanzamiento de carga.

De hecho, ambos aparatos pueden operar en pistas restringidas, lo que les permite llegar a zonas apartadas del país en las que no aterrizaría una aeronave tradicional. Esto se traduce, tanto en el cumplimiento de las tareas anteriormente mencionadas, como el de otras del estilo del plan San Roque, con el que se entregan insumos para combatir el covid-19.

“Seguimos trabajando fuertemente para tener una Fuerza Aérea robusta, fuerte, que ayude a controlar las amenazas y que cuente con una gran capacidad humanitaria”, continuó el jefe de la cartera de Defensa, quien insistió con que el traspaso de las dos aeronaves, que de hecho llegaron al país el pasado 3 de agosto, son prueba de la buena relación que mantienen Colombia y Estados Unidos.

En palabras del funcionario:

“Esta donación de estas dos aeronaves, que se suma a una anterior, permitirá a Colombia casi que duplicar sus capacidades de aviones Hércules. Eso significa el fortalecimiento de nuestras capacidades si a ello tenemos en cuenta que la certificación de Estados Unidos ratifica que Colombia avanza de una manera decidida en la lucha contra el Narcotráfico. Aquí lo que estamos viendo es que se fortalece más la relación entre el Gobierno del presidente Biden, y el Gobierno del presidente Duque”.

En las mismas declaraciones, Molano dio a entender que la entrega de las aeronaves por parte de Estados Unidos suplen un interés de ese país por combatir delitos transnacionales como el narcotráfico y garantizar la seguridad del hemisferio al fortalecer las capacidades de la Fuerza Aérea.

Paralelamente al evento, el ministro Molano condecoró al almirante Craig. S. Faller, comandante del Comando Sur, con medalla militar en la categoría Gran Cruz por servicios distinguidos agradeciendo su trabajo en alianza con Colombia.

“La defensa de la democracia y la libertad es uno de los valores que unen a nuestros países y que esperamos que en un futuro siga uniendo a nuestras naciones”, dijo Molano al Almirante Faller.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR