Indígena fue decapitado en Chocó y se convirtió en el líder social asesinado número 84 de Colombia

Luis Picasio Carampaima fue ultimado en el municipio de Alto Baudó, en el Pacífico colombiano, donde se había destacado por su trabajo con el resguardo de Catrú

De acuerdo con los datos del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), Colombia alcanzó la escabrosa cifra de 84 líderes sociales asesinados. Foto: EFE/Carlos Ortega/Archivo
De acuerdo con los datos del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), Colombia alcanzó la escabrosa cifra de 84 líderes sociales asesinados. Foto: EFE/Carlos Ortega/Archivo

De la forma más sanguinaria, y con el objetivo de causar el mayor terror posible entre los indígenas del departamento de Chocó, el líder indígena Luis Picasio Carampaima fue decapitado en el municipio de Alto Baudó, en el pacífico colombiano, el pasado jueves 1 de julio.

Según informaron en el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), en la primeras versiones que conocieron de este brutal crimen, quienes perpetraron el homicidio eran hombres de las autodenominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia, grupo armado ilegal conocido también como el Clan del Golfo.

En la zona también se ha informado de intensos combates y de la quema de varias viviendas de las comunidades de la zona, que suman unos 2.500 habitantes.

El indígena se destacó por su trabajo con las comunidades del resguardo Catrú, de la que también formaba parte.

De esta forma el país alcanzó la escabrosa cifra de 84 líderes asesinados en 2021, y van 1.200 desde que se firmó el acuerdo de paz entre la extinta guerrilla de las Farc y el Estado colombiano.

Al crimen de Luis Picasio Carampaima, lo precedió el del líder afrodescendiente Danilo Torres, quien era el representante legal de Consejo Comunitario Manos Unidas en el río Patía.

En la emisora RCN Radio informaron que el crimen ocurrió el pasado lunes 28 de junio en el municipio de Magüí Payán (Nariño), dos días después de que se reportara el secuestro del dirigente afro, de acuerdo con las primeras versiones, a manos de uno de los grupos armados ilegales que delinque en esa zona del suroccidente colombiano.

La comunidad señaló en el medio radial que Torres fue raptado por alias Diego, quien se señala es uno de los integrantes de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia. El secuestro se perpetró en la vereda de San Luis, en Magüí, pese a que al parecer había presencia de la Fuerza Pública en esa zona del municipio.

En RCN Radio también reseñaron que uno de los hermanos de Torres también fue secuestrado y asesinado el pasado domingo, y al siguiente día asesinaron al líder afro. Una completa tragedia según los habitantes del municipio, ya que a inicios de este mes fue también ultimado otro de los hermanos de Torres, tras un combate que ocurrió en esa zona.

En el periódico El Tiempo entrevistaron al alcalde de ese municipio nariñense, Alejandro Juvenal Quiñonez, quien envió sus condolencias a la familia y condenó el crimen del líder afro.

“Expresamos nuestro más enérgico rechazo, condena e indignación por los hechos que le costaron la vida a nuestro líder comunitario. A todos sus familiares, amigos y demás allegados les enviamos nuestros más sinceros sentimientos de solidaridad y fortaleza”, afirmó el funcionario.

Incluso por el crimen del líder afro, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se pronunció el pasado viernes 2 de julio.

“La CIDH condena el asesinato Danilo Torres, líder Afrodescendiente, del Consejo Comunitario Manos Unidas del río Patía, Nariño el 27 Junio en Magüí Payán. Según información, habría sido secuestrado el 26 junio por grupos armados ilegales”, publicaron en su cuenta oficial de Twitter.

Igualmente, urgieron “al Estado de Colombia investigar los hechos con debida diligencia y sancionar a quienes resulten responsables como autores materiales e intelectuales considerando la hipótesis de que el asesinato fue motivado por la labor del Danilo Torres como líder social”.

En ese sentido, vale recalcar que Torres era representante del Consejo Comunitario de esa región y por ende uno de los principales líderes de las comunidades afrodescendientes en la misma, siendo especialmente reconocido en su vereda Nansalví Las Villas. Tanto, que su posible asesinato había sido alertado a través de Twitter, horas antes del secuestro, por la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia, MAPP/OEA.


SEGUIR LEYENDO:

Cauca registra su novena masacre del año: tres personas fueron asesinadas este viernes

<br/>

TE PUEDE INTERESAR