Pastor Alape pidió perdón por crímenes de Guillermo Gaviria y Gilberto Echeverry

“Cometimos un grave error” fueron las palabras con las que reconoció el proceder criminal de las Farc en el asesinato de los dos políticos antioqueños.

Pastor Alape, former FARC commander and now a member of the political party Comunes, speaks during an act of recognition, in Bogota, Colombia June 23, 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez
Pastor Alape, former FARC commander and now a member of the political party Comunes, speaks during an act of recognition, in Bogota, Colombia June 23, 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez

En el marco del encuentro “Verdades que liberan”, el exguerrillero, así como miembro del partido Comunes, Pastor Alape le pidió perdón a las familias del exgobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria, y del exministro Gilberto Echeverry, asesinados junto a ocho militares en Urrao, al suroeste de Antioquia en el año 2003 por miembros del Frente 34 de las Farc.

El crimen consternó al país en momentos de recrudecimiento del conflicto armado luego del fracaso de las conversaciones propuestas por el expresidente Andrés Pastrana.

Alape, a nombre de la desmovilizada organización guerrillera, pidió perdón a los familiares de los políticos así como reconoció la gravedad de dicho crimen contra los que él considero “los aliados estratégicos de la paz”.

Cometimos un grave crimen, que reconocemos que Guillermo Gaviria y Gilberto Echeverri son dos mártires de la paz, por causa, desafortunadamente, de nuestras atrocidades

El acto de contrición de Alape abarcó un reconocimiento expreso de los errores de dicha organización guerrillera: “Cometimos un grave error político, una expresión de deshumanidad, de injusticia, diríamos por un divorcio de lo que teóricamente nos planteamos y hacia parte de nuestras convicciones políticas”, lo que significó la ampliación de las actividades de dicha organización a prácticas de secuestro, asesinatos, desapariciones, extorsiones y narcotráfico.

El exguerrillero afirmó que cometer crímenes contra quienes ellos consideraron “los aliados estratégicos de la paz”, que lideraban “un movimiento que estaba creciendo en lucha por abrir las posibilidades de la solución política (del conflicto). Este crimen extendió por más tiempo esa posibilidad de encontrar la solución política al conflicto”.

Ingrid Betancourt, excandidata presidencial colombiana y quien permaneciera secuestrada por las FARC, reacciona mientras habla durante un acto de reconocimiento de responsabilidades de secuestros por parte de las FARC en la que participaron exmiembros de la guerrilla, en Bogotá, Colombia, Junio 23, 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez
Ingrid Betancourt, excandidata presidencial colombiana y quien permaneciera secuestrada por las FARC, reacciona mientras habla durante un acto de reconocimiento de responsabilidades de secuestros por parte de las FARC en la que participaron exmiembros de la guerrilla, en Bogotá, Colombia, Junio 23, 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez

Pero el mea culpa de Alape no se quedó en un acto de reconocimiento, dado que Íngrid Betancourt, quien participó del encuentro, las replicó en su intervención. “Usted habla de ceguera y sordera que produce la guerra, pero ya no estamos en la guerra. Tenemos que volver a ver y oír. Usted habló del valor de la palabra, del horror de la violencia de las palabras. Le quiero hablar de la sanación de las palabras”.

Para la excandidata y fundadora del actual partido Alianza Verde, el relato que escuchó por radio sobre el ataque en el que murieron Gaviria y Echeverri fue una experiencia sobrecogedora: “Contaba cómo Gilberto Echeverri se había arrodillado ante el comandante que él consideraba su amigo y le había suplicado que no lo mataran. Esa imagen me obsesionó durante años. Tuve pesadillas (…) Y mientras la pesadilla sea solo nuestra, estaremos todavía en la distancia de no poder explicarle a Colombia lo que realmente sucedió”, concluyó, exigiéndole a los exFarc que contaran lo que sabían con respecto a cientos de casos de violencia causados a las víctimas.

Sobre esto, el padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, comentó: “Ella (Íngrid) espera que podamos llorar juntos y para llorar juntos es muy importante que ustedes puedan rumiar en el silencio, en la profundidad del corazón estas historias como las de Gilberto Echeverri arrodillado delante del comandante de las Farc pidiendo que no lo maten. Rumiar hasta que se vuelva un sentimiento personal y profundo”.

Seguir leyendo:


MÁS LEIDAS AMÉRICA

La Comisión Europea deja en cada Estado la decisión de aplicar una tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19

Algunos países como Alemania y Francia anunciaron que en septiembre comenzarán a inocular a parte de la población, pese a la petición de moratoria hecha el miércoles por la Organización Mundial de la Salud

Cambios en el museo Thyssen-Bornemisza, que reordena su colección

Es la primera vez que la institución madrileña modifica la distribución de las salas y la exhibición de las obras desde su inauguración en el Palacio de Villahermosa, en 1992

Tras la asunción del nuevo presidente ultraconservador de Irán, Estados Unidos instó a retomar las conversaciones nucleares

Fue la respuesta de Washington a las primeras declaraciones de Ebrahim Raisi, en las que aseguró que buscaría una vía diplomática para acabar con las sanciones económicas. “El levantamiento de sanciones es lo que está sobre la mesa en Viena”, afirmó Ned Price

El veloz guiño de Neymar tras la salida de Messi del Barcelona y las dos fotos que encendieron las ilusiones en PSG

El brasileño, que estuvo reunido con el rosarino en las últimas horas, tuvo un gesto ante la noticia del adiós de Leo que las redes sociales no dejaron pasar

El Manchester City presentó al refuerzo más caro de su historia y complicó el posible fichaje de Lionel Messi

Jack Grealish, volante proveniente del Aston Villa, se convirtió en el futbolista inglés más caro en la historia de la Premier League. Firmó contrato por seis años y ya está a disposición de Josep Guardiola
MAS NOTICIAS