Colombia es uno de los pioneros en finanzas sostenibles: así se puede contribuir para que el sistema económico sea más amable con el planeta

Además de las conocidas acciones de reciclar y reutilizar, los colombianos pueden aportar desde su economía al medio ambiente, aprovechando las inversiones sostenibles de las empresas en las que adquieren productos o servicios.

Desde hace varios años, el cambio climático es una situación que preocupa a la comunidad internacional. Dentro de los cambios que se deben promover en estados, empresas y personas naturales, además de las claves de cuidado del medio ambiente que todos conocemos también está la importancia de promover la responsabilidad e impacto que tienen el financiamiento climático y la inversión sostenible.

Sergio Isaza Bonnet, fundador y gerente de la organización Gestión de Riesgos Sostenibles, en diálogo con Infobae Colombia explicó que “cuando hablamos de finanzas del clima estamos hablando de los recursos que se requieren para descarbonizar la economía para volver más verde el planeta, y adaptar el mundo y las actividades productivas del hombre frente a los efectos nocivos del cambio climático. Básicamente, las finanzas del clima buscan costear o viabilizar la reducción de las emisiones y aumentar la resiliencia”.

Según Isaza, estos recursos salen de los sectores privados y públicos, “tradicionalmente venían de los gobiernos o de organizaciones multilaterales que ponían plata para ayudar a la preservación del medio ambiente día adaptación. La otra manera en la que se puede financiar es la mitigación. Eso tiene que ver con reducir las emisiones un ejemplo claro de lo que está haciendo Bogotá en este tema es a través de los buses eléctricos”.

Sin embargo, para este experto en las finanzas del clima lo importante es que los colombianos entiendan que así como el sector financiero tiene que ver con la sostenibilidad porque la financia, los usuarios también influyen al realizar elecciones con su economía.

Hoy en día, el sector financiero está haciendo su parte a través del desarrollo de productos financieros que apoyan la sostenibilidad, como bonos verdes, líneas de créditos para proyectos solares o vehículos eléctricos e híbridos, e instrumentos financieros de mitigación de riesgos climáticos extremos que afecten generadores eléctricos y el precio de la energía.

De hecho, para Sergio Isaza Colombia es uno de los países pioneros en economía sostenible dentro de Latinoamérica. “En finanzas sostenibles yo me atrevo a decir que Colombia es uno de los pioneros, porque Colombia ya tiene un protocolo verde de sector financiero, los bancos están montados en ese esquema y la Superintendencia está montada en este esquema”, destacó.

Para las personas naturales, las maneras en las que pueden contribuir son:

Escogiendo bien a sus proveedores de productos financieros. Es importante preguntarse qué tan verde es su aseguradora, fondo de pensión o su banco. Confirme si su banco se encuentra adherido al Protocolo Verde de Asobancaria (2017).

“Fíjense bien en qué banco van a invertir porque hay bancos más verdes que otros, hay bancos que van a premiar más al cliente y le prestan mejor para vehículos eléctricos, para comprar una scooter eléctrico, también si usted es una persona que compra acciones y se va la bolsa de valores busca acciones de empresas que estén invirtiendo en este tema de la sostenibilidad”, es la recomendación que hace Isaza a los ciudadanos.

Agregó que a la hora de hacer inversiones, hágalo en empresas que estén dando un paso hacia la sostenibilidad, por ejemplo, “empresas que tengan estándares de divulgación de inversiones o estén listadas en un índice de sostenibilidad”. De la misma forma, si va a comprar bonos piense en invertir en bonos verdes y de sostenibilidad.

Según el experto, cualquier persona, sin importar su poder adquisitivo al obtener un producto en una banco verde está apoyando la sostenibilidad o al adquirir productos y servicios en empresas que invierten en sostenibilidad. Sin embargo, aunque muchos bancos colombianos están dentro del listado de bancos verdes a nivel nacional e internacional, muchos de sus usuarios no saben que sus inversiones y aportes están sirviendo para aportar a la sostenibilidad.

“Es algo a lo que los bancos deben hacerle más ruido, cuando sacan esas sucursales de esas virtuales, que no tienen interacción con gente, deberían anunciarlo. Sería muy bueno que desde el sector financiero, que, al final del día la plata no es del banco, es de la gente, entonces deben aprovechar para decir ‘mire lo que estoy haciendo en sostenibilidad, estoy prestando para proyectos eólicos, estoy haciendo reforestación’, esas son maneras en las que el sector económico apoya”, señaló Isaza.

Desde el año 2016, nuestro país fue pionero con el lanzamiento de los bonos verdes en América Latina. En ese año, Bancolombia fue uno de los primeros bancos en hacer una millonaria inversión en este aspecto, después se unirían otros bancos, de hecho, en la actualidad al revisar los aliados al Protocolo Verde del país desde Asobancaria son la mayoría de los bancos que operan en el país.

Sin embargo, al igual que con muchos otros sectores la pandemia por el coronavirus tuvo un efecto en el avance que Colombia estaba presentando en temas de sostenibilidad y no solo financiera. Isaza señala que, a pesar del impacto positivo que tuvo que las personas estuvieran en sus casas y dejaran de movilizarse en la huella de carbono, al no tener suficientes ojos encima, la deforestación sí creció durante las cuarentenas. Por eso señala que lo ideal es que desde el Gobierno también se considere que la reactivación del país se dé con miras hacia recuperar y seguir creciendo en áreas amigables con el medios ambiente.

Finalmente, resaltó que Colombia “está haciendo la tarea, al haber actualizado sus contribuciones nacionales y su impacto con el cambio climático, lo que está haciendo primeramente es cuidar los bosques, invertir en ganadería y agricultura sostenible, transición energética. Lo que uno quisiera es que esto temas recuperación post covid sean invertidos en esto, por ejemplo, si vas a dar un paquete de incentivos para abrir el turismo que sea ecoturismo, que ayude a la gente que se quedo sin empleo en una región”.

SEGUIR LEYENDO: