20 policías heridos, vandalismo y hasta una estatua derribada: el balance de las protestas en Cali

Otro hecho lamentable, ocurrió en las instalaciones del Éxito ubicado en el barrio Calipso, cuando un grupo de personas entraron a saquear el establecimiento, llevándose motocicletas y equipos electrodomésticos.

Este miércoles 28 de abril, los habitantes de Cali se tomaron las calles para rechazar el proyecto de reforma tributaria presentado por el Ministerio de Hacienda, en cabeza de Alberto Carrasquilla e impulsado por el presidente Iván Duque. La capital del Valle del Cauca vivió varios momentos de tensión tras disturbios presentados en diferentes zonas de la ciudad.

Según reportaron las autoridades, desde muy temprano, grupos de personas taponaron vías principales y afectaron al sistema de transporte MIO, tanto así que el presidente de la entidad, Óscar Javier Ortiz Cuéllar, decidió suspender la circulación de sus buses.

“Desde las 4 de la mañana hemos tenido afectación en la salida de los buses del Patio y Taller de Blanco y Negro, así como desvíos, suspensión de rutas y cierres de estaciones y terminales. Son aproximadamente 47 rutas, de 71 que en hora valle operan, las que se suspendieron, lo que no permite garantizar el servicio a los usuarios. Por ello se toma la decisión de cerrar el sistema de forma temporal”, señaló el Ortiz.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, se refirió a la difícil situación que se vive en la ciudad tras los desmanes ocurridos. Según el mandatario, las protestas estuvieron enmarcadas por dos factores: el primero, de los ciudadanos ejerciendo su derecho legítimo a la protesta y, el segundo, por vándalos, que solamente querían aprovecharse de la situación para causar daños.

“Desafortunadamente, y aprovechando ese episodio, los vándalos adelantaron una operación ‘avispa’ de hechos vandálicos en el territorio (...) Lograron crear perturbación donde la criminalidad ha estado presente. Repito, hubo dos momentos, el primero en el marco de la movilización y el segundo en un hecho criminal patético”, aseguró Ospina.

Y es que la estatua de Sebastián de Belalcázar, ubicada al occidente de Cali, fue derribada hacia las 6 de la mañana de este miércoles por el pueblo misak, en medio del paro nacional.

“La estatua estaba siendo custodiada por un grupo de la Policía. Llega un grupo de personas que la derriban, se pide apoyo policial”, informó el secretario de Seguridad de Cali, Carlos Rojas.

No es la primera vez que este tipo de actos se presentan. El pasado 16 de septiembre, el pueblo misak derribó la estatua de Sebastián de Belalcázar en El Morro de Tulcán, en Popayán, señalando que es un acto de protesta por el asesinato de líderes sociales y afectaciones a las comunidades indígenas.

Otro hecho lamentable, ocurrió en las instalaciones del Éxito ubicado en el barrio Calipso, cuando un grupo de personas entraron a saquear el establecimiento, llevándose motocicletas y equipos electrodomésticos como televisores. El hecho quedó registrado en video.

Denuncian saqueo a sucursal de almacén de cadena en la Autopista Simón Bolívar

Sin embargo, minutos después en las redes sociales empezaron a circular imágenes donde se evidencia que varias personas que participaban en la marcha, pacíficamente, recuperaron los elementos hurtados y los devolvieron a la sucursal mientras gritaban “los buenos somos más”.

Denuncian saqueo a sucursal de almacén de cadena en la Autopista Simón Bolívar

Un hecho similar se presentó en una sucursal del banco AV Villas. Las imágenes, captadas por los trabajadores de la entidad, muestran cómo los delincuentes rompen los vidrios del establecimiento y se llevan algunos artículos. En el video, se ve como los empleados, atemorizados, pedían que pararan con el ataque, pero aún así continuaron destruyendo todo a su paso.

“Acá hay personas, no más”, se le oye decir a una de las trabajadoras.

Banco es atacado por vandalos durante el paro nacional

En un comunicado, AV Villas confirmó el ataque durante las manifestaciones, y aseguró que atentaron con armas blancas y de fuego contra los colaboradores que se encontraban dentro de las oficinas, despojándolos de sus objetos personales y teléfonos celulares.

“Manifestantes han ingresado de manera violenta a las instalaciones causando no solo daños materiales como saqueos, quema de enseres, ruptura de puertas, vidrios y cortinas de hierro, sino lo más importante, atacando a los colaboradores”, comunicó la entidad.

De acuerdo con el último reporte de las autoridades, 20 policías resultaron heridos durante las protestas que se expandieron por toda la ciudad.

Durante esta noche, se lleva a cabo el cacerolazo en diferentes sectores de la ciudad como forma de rechazo a la reforma tributaria, mientras que el Ejército Nacional realiza un patrullaje en varias comunas de Cali.

De igual forma, el ministro de Defensa, Diego Molano Aponte, dio respuesta en horas de la tarde a los diferentes sectores que solicitaban acciones más duras para controlar los hechos registrados en Cali, durante las primeras horas del paro nacional del 28 de abril.

“Ante hechos de violencia en Cali di instrucción al Ejército de Colombia de apoyar a autoridades locales con patrullaje conjunto con Policía. Desde el Gobierno Nacional, insistimos en la premisa de garantizar seguridad y cerrarles la puerta a los actos vandálicos” anunció el funcionario a través de su cuenta de Twitter.

Para dichas labores, agregó, ya fueron desplegados 554 agentes adicionales de la Policía Nacional, incluyendo motorizados; 300 del ESMAD y 450 soldados del Ejército, que, según dijo, tendrán la misión de garantizar la seguridad de los ciudadanos caleños, las entidades públicas y el comercio local.

Tras las protestas por el paro nacional en rechazo al proyecto de reforma tributaria presentado por el Gobierno nacional y que llegó hace do semanas al Congreso, el alcalde de la ciudad señaló que adelantaría el toque de queda, que inicialmente comenzaba a las 8 de la noche para la 3 de la tarde. Esta medida se unirá al toque de queda que va hasta el próximo domingo 2 de mayo a las 5:00 a. m.

“A todos los caleños y caleños, nos encontramos en un día tenso y difícil (...), sin embargo, y desafortunadamente, algunos irresponsables han aprovechado las circunstancias para dañar el bien público y privado, deslegitimando la protesta, ante estos hechos, es imprescindible tomar decisiones de carácter urgente”, puntualizó Ospina.

Actualmente, la capital del Valle tiene un 95,4 % de ocupación en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), así mismo, de acuerdo con el reporte del Ministerio de Salud de este miércoles, 18 personas murieron por coronavirus mientras que 595 resultaron positivos.

SEGUIR LEYENDO: