Compañías audiovisuales alertan afectación al sector con la reforma tributaria

Estas empresas, que pertenecen a lo que el presidente llama “economía naranja”, verán reducidos sus beneficios con la reforma tributaria.

Foto: Cine (Álvaro Tavera - Colprensa)
Foto: Cine (Álvaro Tavera - Colprensa)

El Grupo de Empresas de Animación en Colombia (GEMA) solicitó un concepto jurídico para comprender la dimensión de la reforma tributaria y los efectos que podría tener sobre el sector las nuevas reglas fiscales que el Gobierno nacional propuso al Congreso.

El resultado del análisis, como ya lo han anunciado otros artistas y congresistas, es que no sería beneficioso para los sectores que han sido considerados como “economía naranja”, debido a las modificaciones que se hacen en las leyes que fomentan a las industrias audiovisuales.

“Se modifican las leyes del audiovisual colombiano que han facilitado desde el 2003 la producción de películas nacionales y desde el 2012 la competitividad internacional de empresas colombianas para prestar servicios audiovisuales de exportación a plataformas como Netflix, Amazon, HBO y Disney +”, se lee en el concepto.

En ese sentido, como lo expuso el representante José Daniel López, la reforma tributaria elimina la contribución para el desarrollo cinematográfico en el país, recursos que habían estimulado al sector desde 2003 y que era administrado por el Fondo para el Desarrollo Cinematográfico.

Ahora, según López, se pretende que los recursos para estos proyectos dependan del Presupuesto General de la Nación, lo que le quita autonomía al Fondo y no se beneficiaría de un aumento de la producción audiovisual en el país, en caso de tener un auge, porque solo incrementaría de acuerdo a la inflación y no por el comercio de los productos.

Además, la reforma tributaria elimina los incentivos para la proyección de cortometrajes producidos en territorio colombiano, pues la tarifa de retención del 20% se extendería a proyecciones o explotación tanto en territorio colombiano como en el exterior.

Además, se le da un alcance mayor a la tarifa de retención del veinte por ciento (20%) que ya se paga sobre la prestación de servicios o beneficios provenientes de la propiedad artística y la explotación de películas cinematográficas, en tanto ya no sólo habría que pagarla cuando el servicio o la explotación ocurren en territorio colombiano, sino también cuando se hace en el exterior para una empresa colombiana y contemplaría los servicios de publicidad”, dice el concepto publicado por GEMA.

Según el Grupo, todas las empresas y trabajadores del sector audiovisual, sin distinción del tamaño de la compañía o labor, ni cargo, se verán afectados con la reforma. “Incluso resultarán afectadas Netflix, Amazon, Disney, Paramount, Warner y cualquier empresa extranjera que contrata servicios audiovisuales en Colombia en tanto sus presupuestos aumentarán considerablemente y perderán competitividad en el mercado internacional”, señaló el concepto.

La reforma plantea eliminar los beneficios tributarios que tienen los distribuidores y exhibidores para deducir en el impuesto de renta, las inversiones o gastos que realicen para distribuir, conservar o comercializar productos audiovisuales nacionales.

Con la supresión de estos artículos también se desincentiva la circulación del cine colombiano en tanto los distribuidores ya no tendrían estímulos económicos para comercializar largometrajes colombianos y los exhibidores para exhibir cortometrajes colombianos. Esto afectaría directamente la producción y el mercado de los cortometrajes y largometrajes nacionales”, señaló el concepto.

Además, otro de los beneficios que plantea eliminar la reforma tributaria, es la contraprestación del 40% de servicios audiovisuales y del 20% de gastos de hotelería, alimentación y transporte, lo que ha permitido a productoras internacionales contemplar el territorio como escenario para sus películas y, a su vez, la contratación de talento nacional.

Si se suprime este artículo, Colombia dejará de ser un territorio atractivo para la producción de películas y series por parte de plataformas como Netflix, Amazon, HBO y Disney + y de estudios de Hollywood como Warner, Sony, Paramount, Universal y otros. En consecuencia, estas compañías no encontrarán incentivos a su inversión económica y optarán por producir sus películas y series en otros países, rompiéndose el mercado audiovisual colombiano que exporta servicios desde el 2012 con un crecimiento inigualable en la región”, señaló el concepto.

Las empresas del sector creativo continúan evaluando la reforma tributaria, aunque consideran que lo que se ha establecido hasta el momento recorta los beneficios que habían adquirido y habían permitido un desarrollo esa industria en el país.

SEGUIR LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA