Denuncian presunta agresión policial contra dos mujeres durante manifestación en La Calera

Las ambientalistas habrían sido golpeadas y detenidas por la Policía durante una manifestación en ese municipio de Cundinamarca.

Una nueva denuncia por supuestos excesos de parte de la Policía se presentaron tras una manifestación en el municipio de La Calera. En la imagen, agentes durante protestas en la universidad pedagógica. Foto Mariano Vimos, Colprensa.
Una nueva denuncia por supuestos excesos de parte de la Policía se presentaron tras una manifestación en el municipio de La Calera. En la imagen, agentes durante protestas en la universidad pedagógica. Foto Mariano Vimos, Colprensa.

El pasado domingo 28 de febrero se realizó una manifestación de defensores ambientalistas en la vía que conduce de Bogotá a La Calera, en la cual intervino la Policía y aparentemente agredió a dos mujeres que se encontraban protestando.

La manifestación se realizó por la defensa de los yacimientos de agua que se encuentran en ese municipio aledaño a Bogotá, con el objetivo de pedir su protección y la eliminación de construcciones que pueden afectar esos espacios naturales.

Según la Corporación Comité de Derechos Humanos Jesús María Valle, en la manifestación participaron unas 20 personas que se encontraron en el parque principal del municipio de La Calera, donde realizaron un performance.

Posteriormente, las mismas personas entre las que, según afirma el Comité, se encontraban niños y mujeres, se movilizaron sobre la vía que conecta a la capital con ese municipio, bloqueando uno de los carriles de la vía y exigiendo protección a los yacimiento hídricos. Así llegaron hasta la construcción que presuntamente afectará las fuentes hídricas del pueblo y la comunidad.

Sobre las 4:45 pm. un grupo de 12 uniformados de la Policía llegó hasta el lugar e intervino la manifestación. En medio de la acción policial, según los manifestantes, se presentó una agresión por parte de los agentes hacia varias personas que resultaron heridas después del hecho.

“Empujaron a un niño de 4 años que estaba junto a su madre, también a otro de 10 años y que se movilizaban pacíficamente con una pancarta, iba en compañía de su madre y padre (tutores legales)”, señaló el Comité de Derechos Humanos. Así mismo, señalaron que un manifestante fue golpeado con un bolillo.

“Uno de los policías, quien tenía su número de identificación oculto, golpea y ahorca a Astrid Carolina Garcia. El policía tenía un anillo en la mano y se raspa el dedo al golpearla. Luego, inmoviliza a la compañera, la esposa y tratan de llevársela entre varios policías más mientras otros agredían al resto de las personas que se movilizaban. Las empujaron y golpearon en vientre y brazos a varios manifestantes. Los policías intentan insertar la mano al bolsillo del pantalón de Astrid y se la trasladan a la estación de Policía municipal”, señaló el Comité.

La denuncia fue replicada por los concejales de Bogotá Diego Cancino, quien se encontraba en el lugar, y Heidy Sánchez, quienes agregaron videos de la situación que se vivió en la manifestación ambiental en La Calera.

Hoy en una movilización en defensa del agua y territorio en La Calera, fueron agredidas las y los manifestantes por parte de la fuerza pública, dejando personas heridas y retenidas. Lamentable que la @PoliciaColombia siga restringiendo la protesta en vez de garantizarla. Además de reprimir este ejercicio de protesta social, amenazan con judicializar a Astrid Carolina García, una de las manifestantes. Según informan, fue una de las personas más agredidas y tiene un antecedente de salud de cirugía de corazón abierto”, señaló la concejal Sánchez.

“Ambientalistas que se movilizaban pacíficamente rechazando las urbanizaciones irregulares aprobadas por la CAR en reserva ambiental, fueron víctimas de brutalidad policial en la vía Bogotá- La Calera”, señaló el concejal Cancino al denunciar el hecho.

Los cabildantes distritales aseguraron que la mujer detenida fue trasladada a una URI para su atención médica, del que fue dada de alta horas después y trasladada a Paloquemao para su judicialización. Acción que los concejales calificaron de violatoria del derecho a protesta.

Los concejales, quienes le siguen la pista a los excesos de fuerza de la Policía Nacional contra ciudadanos, han exigido protocolos ajustados a los derechos humanos por parte de la fuerza pública.

Según el Comité de Derechos Humanos, las mujeres y los uniformados ingresaron a la Estación policial. “Dicen que estaban detenidas y se niegan a retirarle las esposas a Astrid, mientras se sigue filmando el procedimiento. Al no haber cometido ningún delito las compañeras se negaron a declarar y el comandante de Policía (quien seguía sin identificarse debidamente) quiere llevarlas a la fuerza a una oficina más atrás. El Personero impide este acto y además se compromete a salvaguardar la integridad de Astrid. Allí le quitan las esposas”.

Bertha Neris, al parecer, fue amenazada con ser sancionada con dos comparendos, pero se negó a firmar las órdenes. Después de un tiempo, salió de la estación, mientras que Astrid continuó detenida.

En ese sentido, el concejal Cancino logró la aprobación, este lunes 1 de marzo, en el Concejo de Bogotá de un proyecto de acuerdo que busca reactivar el Consejo Distrital de Paz, Reconciliación, Convivencia y Transformación de Conflictos en el Distrito Capital.

El concejal Cancino, quien impulsó este proyecto dijo que es un hecho histórico que por primera vez de manera colectiva y participativa se va a intensificar la construcción de paz y reconciliación para transformar los conflictos de manera no violenta en la ciudad.

El proyecto de acuerdo que pasará a sanción de la alcaldesa Claudia López, busca que la seguridad sea un componente de la política distrital de paz, reconciliación, no estigmatización y con un enfoque de derechos humanos. Según el concejal Cancino, esto implica que la seguridad ciudadana y la actividad policial estarán definidas por la protección de los derechos ciudadanos.