A juicio representantes de empresas que habrían financiado ataque contra la Escuela General Santander

En enero de 2019 la explosión de un carro bomba dejó 22 cadetes muertos, entre ellos una ciudadana ecuatoriana.

Atentado escuela de Cadetes General Santander
Atentado escuela de Cadetes General Santander

El pasado 17 de enero de 2019 un carro bomba estalló dentro del a Escuela de Cadetes General Santander en Bogotá, dejando a 22 policías en preparación muertos, un ataque terrorista ordenado por el Ejército de Liberación Nacional, Eln, paradójicamente, en medio de unos diálogos de paz que llevaban desde la administración anterior y que el presidente Duque terminó ese mismo día después de conocida la noticia.

Ese mismo día se logró identificar al conductor del automóvil y sus antecedentes, pero la tarea de las autoridades sigue siendo judicializar a los responsables, pero es necesario conocer cómo se armó el plan que, afirman las autoridades, tomó meses y la financiaron cinco empresas que operaban en Cundinamarca y Arauca distribuyendo productos lácteos para lavar dinero, conoció Noticentro de Canal 1.

La Fiscalía llamó a juicio a los representantes de las empresas: Carlos Felipe Mateus Buitrago, alias Fernando; Anyi Daniela Martínez Buitrago, alias Anyi y a Luis Sebastián Mateus Vargas, alias Sebas. Esta personas son señaladas se haber financiado el atentado. La Fiscalía General de la Nación determinó que alias Fernando le consignó 906 millones de pesos a un hombre llamado Wilson Arévalo, quien movilizó la camioneta de Arauca a Bogotá. A estas personas les imputaron los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito, y se exponen a penas de hasta 20 años de cárcel. El juicio iniciará el 16 de marzo.

Otras investigaciones

A Arévalo se le ve en los registros de las cámaras de seguridad de los peajes entre Arauca a la capital, material que tiene la Fiscalía como recurso probatorio. Los delitos que pesan contra este son terrorismo agravado, homicidio agravado, tentativa de homicidio agravado y concierto para delinquir agravado. Su audiencia de juicio seguirá en abril, afirmó RCN Radio.

La Fiscalía General tiene en sus investigaciones a Ricardo Andrés Carvajal, quien habría estado encargado de identificar el lugar en el que se armaría el artefacto explosivo que terminó dentro del carro. Además, alquiló y pagó el arriendo de una bodega donde se llevó a cabo la instalación. A Carvajal se le imputaron los delitos por terrorismo, homicidio agravado, daño en bien ajeno y porte ilegal de explosivos en calidad de cómplice y su juicio inicio el pasado 15 de enero, según reportó RCN Radio. Contra él están los testimonios de tres personas que sustentan la teoría de la bodega.

Por otro lado, el medio conoció que en julio de 2020 la Fiscalía capturó a ocho personas señaladas de pertenecer al Eln y ya se adelanta juicio contra cinco: Andrés Felipe Oviedo Espinel, alias ‘Jesús o Barbas’; Angie Lorena Solano Cortés, alias ‘Maco’; Carlos Arturo Marín Ríos, alias ‘Marín’; Jessica Catherine Barrientos Castilla, alias ‘Jessica’ y Miguel Antonio Castillo Rodríguez, alias ‘Toño’.

El día del atentado coincidía con la ceremonia de ascenso de los brigadieres, entre los que se encontraba Eliana, quien, además de subir un escalón en su clasificación militar, pertenecía a la banda de guerra de la institución, y fue eso, precisamente, lo que la salvó de ser una de las víctimas mortales de los hechos: el cambio de vestuario para el ensayo de otra ceremonia hizo que ella fuera a su cuarto y se alejara del epicentro del atentado, que como ella misma le dijo a El Tiempo, le arrebató a 22 de sus amigos.

Según el relato de Eliana Martínez Duarte, para ese diario colombiano, cuando fue a cambiarse para seguir con su jornada de ensayos y llegó a su cuarto, en donde tenía el traje que se pondría, y que la noche anterior había alistado para cambiarse rápidamente, sintió como el edificio comenzaba a moverse luego de un estallido que, al reventar los vidrios de su alrededor, le dejó cortes en su mano izquierda.

LEA MÁS