Secretario de salud de Bogotá admite que la alcaldía hizo ‘cuentas alegres’ con las UCI sin considerar el talento humano, la maquinaria y los servicios

El funcionario se culpó por la falta de claridad en la información que dieron desde el inicio de la pandemia.

Un médico y dos enfermeras tratan a un paciente aquejado de coronavirus en la UCI del hospital El Tunal en Bogotá, Colombia. 12 junio 2020. REUTERS/Luis González
Un médico y dos enfermeras tratan a un paciente aquejado de coronavirus en la UCI del hospital El Tunal en Bogotá, Colombia. 12 junio 2020. REUTERS/Luis González

En abril de 2020 se conoció que, para enfrentar el peor pico de covid-19 en la ciudad, el Distrito crearía un plan para transformar unidades de cuidados intermedios en 4.000 UCI,

“vamos a convertir los hospitales de Bogotá en UcI y a Corferias en un nuevo hospital de Bogotá. Por ahora, el 5 de abril terminará la adecuación de 1.200 camas, en las que atenderemos a pacientes de Bogotá, Cundinamarca , Boyacá, Meta, Huila y Tolima”, anunció la alcaldesa Claudia López. En una segunda fase, se adecuarán mil camas más (para completar 2.200) y, en caso de ser necesario, se ampliará la capacidad hasta 5.000 camas”, comentó en ese entonces la alcaldesa Claudia López.

Casi 10 meses después el panorama de las UCI en la ciudad sigue causando muchas preguntas respecto a las promesas que se hicieron en ese entonces y que, hasta el momento no han sido resueltas. Por su parte, el concejal Carlos Fernando Galán, fue muy critico con la administración y aseguró que, a pesar de las promesas, que se hicieron abril y que fueron modificadas en mayo, aún no hay una acción clara para la ciudadanía frente a cómo se va a enfrentar el pico de la pandemia.

“En abril, la Alcaldía anunció plan para aumentar UCI en Bogotá hasta llegar a más de 5.000. En mayo anunciaron que solo se requerirían 2.000. Hoy nos llevan a cuarentena porque las 1.870 UCI disponibles llegaron al 93 % de ocupación. ¿En qué se basaron para decir que se necesitaban 2 mil?”, escribió el Concejal en su cuenta de Twitter.

infobae-image

Después de varios comentarios como los de Galán, este domingo 17 de enero, el Secretario de Salud de Bogotá, Alejandro Gómez, reconoció que cometió un error al haber prometido a la Alcaldía que se harían 4.000 nuevas camas Uci.

“El error de haber dicho la administración que íbamos a subir hasta 4.000 unidades de cuidados intensivos es responsabilidad mía”, señaló el secretario de Salud, Alejandro Gómez en entrevista para Noticias Caracol.

Según él, al inicio de la pandemia se hicieron unos cálculos de cuántas camas se podrían transformar en UCI para usarlas en el momento más difícil de la pandemia, sin embargo nos dimos cuenta que no era posible y por eso cambiamos la cifra a 2.000

“Nos dimos cuenta de nuestro error y lo corregimos antes de un mes. Hay que recordar que eso lo dijimos en marzo, y en abril ya habíamos dicho que nuestra capacidad de crecimiento iba a estar en los 2.000 y no en los 4.000”, explicó el funcionario en dicha entrevista.

Gómez confirmó que la administración se dio cuenta que no es solo instalar una cama de cuidados intensivos en cualquier hospital, tener la maquinaria y los servicios, sino, además tener todo el talento humano disponible para hacer uso de los equipos y ayudar a las personas y que en este momento este último es uno de los más faltantes en los hospitales.

Este era el plan que se tenía estimado en ese entonces:

infobae-image

¿Cómo está Bogotá en capacidad de Uci en este momento?

En la noche del 14 de enero, la Personería de Bogotá informó que la demanda de camas de Cuidados Intensivos (UCI) en la ciudad es mayor a la oferta, pues ya se sobrepasó el 100 por ciento de disponibilidad.

“La demanda de camas UCI COVID supera el 100% de la disponibilidad existente en gran parte de la red privada. Por otro lado, el desabastecimiento de medicamentos también debe ser revisado con atención porque el aumento de casos de la última semana, puede seguir su tendencia de incremento terminadas las fiestas de fin de año”, indicó el personero Distrital, Julián Pinilla Malagón.

Sin embargo, la Alcaldía de Bogotá confirmó todo lo contrario a través de las cifras de Saludata en donde se reportan 1.809 camas ocupadas de las 1.939 que tiene el sistema hospitalario (93.3% de ocupación), la Personería de Bogotá indicaba que la disponibilidad de las camas de cuidados intensivos había ya sobrepasado el 100%.

Por el momento se tienen pendiente una reunión entre la alcaldesa de Bogotá, Claudia López y el ministro de Salud, Fernando Ruíz, tendrán una reunión para evaluar directamente la situación que vive la ciudad a nivel de ocupación de camas Uci y buscar alternativas para que la ciudad no entre en una crisis más grave.

Vea también: