Escabrosos chats: coronel retirado del Ejército colombiano abusaba de una niña y la ‘vendía’ a pedófilos por Facebook y WhatsApp

El hombre usaba un perfil falso para contactar a una niña de catorce años vía Facebook y WhatsApp

Tomado de Unir y de Pixabay
Tomado de Unir y de Pixabay

La investigación de la Fiscalía General de la Nación señala que un coronel, exintegrante del Ejército, lideraba una red de explotación sexual infantil por medio de las redes sociales. Son cerca de 100 mensajes enviados por un anónimo, guardados en un disco compacto (CD), los que componen las pruebas que llevaron a los investigadores hasta el coronel.

Según la información de la Revista Semana, el hombre era conocido como alias el “Compa” por la red de pedófilos, que le preguntaban sobre una menor de edad y las tarifas para acceder a ella. En las conversaciones de WhatsApp se registra la manera en cómo operaba el negocio.

Capturas de pantalla evidencia de la Fiscalía
Fuente: Semana
Capturas de pantalla evidencia de la Fiscalía Fuente: Semana

La niña, identificada como “Cami”, de 14 años, fue una de las víctimas de esta red. Ella era entregada a sus clientes por 1 millón de pesos bajo la condición que si querían realizar alguna fantasía sexual se debían pagar de $500.000 pesos a $5 millones más. Si el cliente quería durar más tiempo con la pequeña debía pagar $250.000 pesos por cada media hora adicional.

Capturas de pantalla evidencia de la Fiscalía
Fuente: Semana
Capturas de pantalla evidencia de la Fiscalía Fuente: Semana

En estas publicaciones “Jorge Mega” (otro de los alias del coronel) recomendaba que no se podían llevar a la niña a un motel u otro establecimiento parecido ya que se veía muy pequeña. Por ello, aconsejada alquilar apartamentos, fincas o condominios.

Algunos de los fragmentos, suministrados por la Fiscalía, develaron el “modus operandi” del coronel. “Me interesa mucho esa cosita (… ) y, la verdad, yo no le puedo poner precio a su mercancía”. Jorge Mega le responde: “Seguro lo tendrás, esa niña por plata lo está soltando”. Posteriormente, Mega le envía fotos en ropa interior de la niña a un cliente llamado “Jacobo”.

Después de cerrar el trato, Mega creaba un grupo con la niña para que ellos tres puedan tener una conversación describiendo lo que se va hacer y cómo sería el proceso para encontrarse.

Lo que más preocupa a la Fiscalía es que se registran conversaciones donde el coronel confíesa haber tenido relaciones sexuales con la niña desde que tenía 12 años. El cliente le responde que si él convence a la niña de cumplir sus pensamientos está dispuesto a pagar cualquier precio.

Y no solo hay pruebas de cómo el exintegrante del Ejército presuntamente abusaba de la niña, también hay conversaciones donde confiesa haber practicado antes el delito, “Ya he estado con niñas más pequeñas y todo sin problemas”, dice coronel, a lo que la otra persona le responde “Lo único que yo quiero y le digo de corazón, es estar con esta nena, veo esas fotos y me pone a volar (…), que envidia hermano, yo lo máximo que he logrado son 15 años”.

La niña abusada- Tomada de Instagram
La niña abusada- Tomada de Instagram

El exintegrante del Ejército, alias “Jorge Mega”, fue capturado el 12 de noviembre de 2020 mientras paseaba a su perro en las inmediaciones de su casa fiscal. Debe pagar cargos por proxenetismo con menor de edad, en concurso heterogéneo, con utilización y falsificación de medios de comunicación para ofrecer actividades sexuales con persona menor de 18 años.

A pesar de que la Fiscalía ya tiene al coronel, todavía debe implicarlo con las cuentas falsas que tenía en Facebook y WhatsApp. Para probar lo anterior, la línea de celular utilizada es crucial, ya que, según las investigaciones, al verificar el propietario de la línea aparece el coronel. También al hacer la triangulación de los mensajes se identificó el celular del coronel.

Captura de pantalla
Fuente: Semana
Captura de pantalla Fuente: Semana

Se espera que la Fiscalía avance en el caso para llegar a vincular a otros posibles cómplices de esta red donde una niña estaría siendo explotada por cerca de cinco años.

Los casos de explotación sexual son alarmantes, pues, durante el 2019 y lo corrido de 2020, la Policía Nacional reportó más de 2.590 casos de niñas utilizadas para explotación sexual. La mayoría de las niñas tienen entre 12 y 17 años de edad.