¿Qué es TERF y por qué se acusa a Carolina Sanín de serlo?

La polémica se desató por trinos en los que la autora asegura que habrá un exterminio de mujeres. La comunidad trans denuncia intolerancia.

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

Carolina Sanín, autora, columnista y docente colombiana, se ha destacado por sus polémicos trinos, en los que empuja las barreras del pensamiento de los colombianos. Estas publicaciones, que, por lo general, contienen opiniones impopulares, hacen que la autora de ‘Somos luces abismales’ trepe entre los primeros puestos en las tendencias de Twitter.

En esta ocasión, Sanín trinó repetidamente sobre lo que ella llama “una visión crítica del género”. Según la autora, el transactivismo es una manera de invisibilizar el rol de la mujer en la sociedad y también se podría considerar como una forma de intrusión de los hombres dentro de la realidad femenina.

“La doctrina de género es esencialista y es homofóbica. No aceptan a un hombre vestido de mujer o que sienta deseo por los hombres. Por eso tienen que decir que es que en realidad esos hombres ‘son mujeres’. Eso es ser reaccionario. Eso es no aceptar la diversidad”, afirmó la autora de ‘Los niños’.

La escritora argumentó que el activismo transgénero, de alguna forma, significa la eliminación de una correlación entre hechos históricos y el rol de la mujer. “¿Esto no es borrar a las mujeres, no solo para el futuro, sino también en el pasado? Cualquier mujer que haya hecho algo que no se ajustara a ser oprimida, ¡era en realidad un hombre trans! Por favor dense cuenta del destino de esto: el mundo sin mujeres”, trinó la polémica autora.

La también actriz recalcó que ese no era un ataque a la comunidad trans y que, en cambio, se trataba de una defensa a la sujeción de mujeres sin perpetrar el odio a dicha parte de la comunidad LGBTI.

“Una vez más: Defiendo los derechos de las personas trans. Nunca he apoyado NINGUNA violencia. Me opongo al dogma de género, no a ningún derecho. también defiendo mi derecho a la libertad. Aquí se está incitando a la violencia contra mí, llamándome ‘peligrosa’ por disentir”, aclaró la autora.

Sin embargo, vuelca la culpa de la opresión a la comunidad transgénero a los hombres. “Esa violencia la han ejercido, y mucho, hombres. ¿Por qué no quieren identificar al enemigo verdadero, en lugar de atacarnos y llamarnos fóbicas?”, sentenció por medio de su cuenta de Twitter, cuestionamientos que hasta la respetada actriz, Margarita Rosa de Francisco, ha encontrado válidos.

Por las fuertes declaraciones de Sanín, muchos usuarios en redes sociales han saltado a criticar sus planteamientos por tratarse de feminismo radical que excluye e invisibiliza a la comunidad trans. Incluso, Sanín ha confirmado que se considera parte de esa ala del feminismo; “¿Soy feminista radical? Sí”, trinó en junio de este año; pero, a su vez, ha destacado que la comunidad trans es víctima de sujeción y discriminación.

¿Qué es TERF?

Trans-Exclusionary Radical Feminists (TERFS), o Feminista Radical Trans-Excluyente, es un término en inglés que se refiere a las mujeres feministas con una visión crítica del género, etiqueta actualmente aceptada de manera amplificada, para cuestionar las identidades de la comunidad transgénero.

Esta fracción, que tomó relevancia entre 1970 y 1980 y, según expertos, la etiqueta Trans-Excluyente pretende separar una fracción de radicales de otras. El término tomó relevancia desde el 2010, década en la que se trataron temas de transición de género de manera amplia en la sociedad. Con esto, una fracción de mujeres feministas, sintiéndose invadidas por el género masculino en espacios que ellas llaman “seguros”, fundamentan su argumentación en que se reduce la identidad femenina a un acto social.

Sin embargo, esta posición suele afectar directamente la seguridad de la comunidad transgénero, que también es segregada por colectivos conservadores. De acuerdo con un estudio de La Comisión Interamericana de Derechos Humanos con fecha del 2014, la expectativa de vida de las personas trans en las Américas está entre los 30 y 35 años. Según el mismo informe, el 80% de las personas trans asesinadas tenían 35 años de edad o menos.

Según muchas mujeres pertenecientes a la fracción del feminismo, ser mujer no puede reducirse a los genitales, maquillaje y vestimenta. “Tu sexo biológico no lo puedes cambiar. Es como si naciste con el pelo café, vas a tener el pelo café toda tu vida, aunque te lo tiñas”, argumentó Adria Campos, miembro de grupos de mujeres chilenas críticas del género para CNN.

J.K. Rowling, autora de Harry Potter, es otra mujer que se ha destacado por su crítica al género y también ha sido señalada de ser parte del feminismo TERF. Por sus puntos de vista, la exitosa autora fue obligada a devolver un premio por activismo en derechos humanos y también ha sido criticada por los protagonistas de la taquillera saga.