Alberto Carrasquilla: con la oportunidad de manejar una cartera más robusta por fuera de MinHacienda

Juan José Echavarría, actual gerente del Banco de la República, anunció que no volverá aspirar al cargo. ¿Vía libre para Carrasquilla?

Foto de archivo. El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, se dirige a los medios de comunicación durante una conferencia de prensa en Bogotá, Colombia, 10 de agosto, 2018. REUTERS/Carlos Julio Martínez
Foto de archivo. El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, se dirige a los medios de comunicación durante una conferencia de prensa en Bogotá, Colombia, 10 de agosto, 2018. REUTERS/Carlos Julio Martínez

El gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría, anunció a la junta directiva de la institución que no volverá a aspirar al cargo y que dejaría sus funciones el próximo 31 de diciembre. Echavarría dice tomar la decisión por razones familiares y que, en vez de embarcarse en otro periodo como el líder de Banrep, decide culminar su vigencia.

Ante la salida del actual gerente, se encienden las versiones de una posible salida del actual ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, para ocupar la cabecera del banco central colombiano. Los pronósticos se habían mermado por un supuesto desinterés de Carrasquilla y posible aspiración a la vicepresidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Con la salida de Echavarría, se descarta la posibilidad de que el actual ministro no alcanzara la votación suficiente para ocupar el cargo.

Entre los que anticipan la salida de Carrasquila de la cartera de Hacienda está Armando Benedetti, senador disidente del Partido de la U, quien celebra la posible partida del ministro.

“¡Se va Carrasquilla del Ministerio de Hacienda! ¡Por fin! Aumentó la desigualdad y el desempleo, ayudó a Avianca, enriqueció a los bancos y permitió todos sus abusos. 2 billones para mil empresas y cero a los microempresarios. Y no permitió la Renta Básica. ¡Vete con tu séquito!”, expresó el legislador a través de su cuenta de Twitter.

Sería la primera vez que hay un cambio de Ministerio de Hacienda a Banco de la República y se vendrían más movimientos dentro de la institución. Ana Fernanda Maiguashca, Carolina Soto y Gerardo Hernández, miembros de la junta directiva, podrían dejar sus cargos en febrero.

Hay riesgos de concentración de poder

El Banco de la República, que históricamente se ha destacado por ser una institución autónoma, entraría en grave riesgo de ser gerenciada por uno de los alfiles más cercanos al uribismo y a la actual administración, en cabeza de Iván Duque. Desde la Constitución de 1991, el Emisor se encuentra separado del manejo del Gobierno y escoge, cada cuatro años, un gerente que puede ser reelegido.

Esto se discute por el poder que el Gobierno nacional tiene en la junta directiva. Duque, durante su periodo, ha posicionado a varias fichas dentro de la Junta del banco. La presencia de Robert Steiner y Arturo José Galindo podría facilitar la elección de Carrasquilla y, por ende, impulsar decisiones de Gobierno dentro de la institución.

En su columna en El Espectador, el economista Salomón Kalmanovitz, quien fue codirector del Banco de la República, advierte de los peligros que correría el país a nivel reputacional si se llega a elegir a Carrasquilla.

“Son muy graves las implicaciones de que el banco central quede en manos del Gobierno: puede abusar de la emisión para financiarse y, aun si no lo hace, pierde su reputación frente a la comunidad internacional. Las calificadoras de riesgo redujeron la nota de Colombia en abril pasado y está a punto de perder el grado de inversión, lo cual elevará los intereses que debemos abonar por una deuda cada vez más gravosa”, argumentó Kalmanovitz en septiembre de este año.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos