La Secretaría de Ambiente de Bogotá ha registrado más de 200 especies en los ecosistemas de Bogotá

Cinco especies endémicas de Colombia se pueden observar en los ecosistemas de la capital.

Tingua Bogotana una de las especies endémicas de Colombia que se pueden ver en Bogotá. Foto: Cortesía Secretaría de Ambiente.
Tingua Bogotana una de las especies endémicas de Colombia que se pueden ver en Bogotá. Foto: Cortesía Secretaría de Ambiente.

La Secretaría de Ambiente, a través del Grupo de Monitoreo a la Biodiversidad, ha registrado más de 200 especies de mamíferos, reptiles, aves y anfibios en los ecosistemas de Bogotá y cinco especies endémicas, que solo se encuentran al norte de la Cordillera Oriental, así lo informó la entidad través de un comunicado.

La tingua bogotana, la ranita sabanera, la lagartija andina, el chamicero cundiboyacense y la culebra sabanera son las cinco especies endémicas que se pueden observar en Colombia -especies únicas que no se encuentran en otra región del mundo- que hacen parte de las más de 200 especies registradas en ecosistemas como los parques ecológicos de montaña o los humedales en la capital.

Bogotá es la capital del segundo país más biodiverso del mundo, después de Brasil, y el primero en diversidad de aves en el planeta con más de 1.900 especies de las cuales, según el Grupo de Monitoreo de Biodiversidad, es posible avistar 184 en Bogotá, que suman más de 27 mil registros.

Según la entidad, dentro del rastreo a los grupos de fauna vertebrada -mamíferos, aves y reptiles-, el que mayores registros tiene es el de las aves. Un grupo que tiene la capacidad de evidenciar algunos cambios en los ecosistemas y ser indicador de la biodiversidad, indica la autoridad ambiental.

Por estos días, la ciudad recibe la visita de algunas especies de aves de diferentes partes del mundo, debido a que inicia la temporada de migración, donde los ejemplares como la tingua azul, buscan refugio, hogar y alimento por un tiempo.

Dentro de los mamíferos, la entidad tiene más de 220 registros que corresponden a nueve especies, dentro de las que destacan el curí y la zarigüeya debido a su importancia para la ciudad, ya que son dispensadores de semillas y controlan otras poblaciones animales.

Por su parte, se han hecho 116 registros de herpetos, tres especies de anfibios y seis de reptiles en los ecosistemas.

En las labores de monitoreo de la Secretaría de Ambiente se han avistado por primera vez especies como el ibis pico de hoz, el corocoro rojo, el guácharo y el caracara.

“Estos monitoreos se han publicado en el Sistema de Información sobre Biodiversidad de Colombia-SIB, con datos registrados desde 2015. La Secretaría de Ambiente se convirtió en socia publicadora para compilar los datos en una misma plataforma y bajo un mismo lenguaje, lo que permite estudiar y evaluar la biodiversidad. Asimismo, esto nos garantiza tener un inventario actualizado sobre la fauna y la flora de la ciudad”, menciona el comunicado de la autoridad ambiental.

Para recorrer los senderos es necesario hacer un registro previo en la app EAAB. Foto: Acueducto de Bogotá
Para recorrer los senderos es necesario hacer un registro previo en la app EAAB. Foto: Acueducto de Bogotá

Por otra parte, se hizo un monitoreo de insectos con cerca de 769 registros en los humedales de la ciudad, de algunas especies que ayudan a polinizar y son fundamentales en los ecosistemas, debido su participación en los procesos de producción de semillas y frutos.

El Sistema de Información sobre Bioseguridad de Colombia y Red Nacional de Datos Abiertos es una herramienta donde los ciudadanos pueden consultar las cifras de fauna y flora, de personas u organizaciones que las registren.

Le podría interesar:

Farc reconocerá públicamente el asesinato de Jesús Antonio Bejarano, el entrañable profesor de la U. Nacional

Procesados buscarían recusar a jueza encargada del caso Reficar