Distrito beneficiará a 50.000 mujeres cuidadoras en Ciudad Bolívar

Con el programa ‘Manzana del Cuidado’, la Alcaldía de Bogotá brindará oportunidades de desarrollo a población dedicada exclusivamente al cuidado de su familia.

Inauguración de la primera Manzana del Cuidado, ubicada en el nuevo SuperCADE Manitas de Ciudad Bolivar / (Twitter:  @ClaudiaLopez).
Inauguración de la primera Manzana del Cuidado, ubicada en el nuevo SuperCADE Manitas de Ciudad Bolivar / (Twitter: @ClaudiaLopez).

Como parte de una estrategia de cuidado y apoyo a las mujeres, la Alcaldía de Bogotá inauguró la primera Manzana del Cuidado de Latinoamérica, ubicada en el SuperCADE Manitas de la localidad de Ciudad Bolívar.

Se trata de un sistema de protección diseñado para atender a la ciudadanía que requiere atención especial y constante compañía en sus hogares, y que a la vez le servirá a las madres cabeza de familia para que puedan tomarse el tiempo de realizar diligencias, capacitarse, estudiar, trabajar o buscar opciones laborales.

La iniciativa, que surgió para superar la feminización de la pobreza y las inequidades en Latinoamérica, busca que las mujeres tengan la tranquilidad de que tienen a alguien que las apoya a cuidar a quienes ellas cuidan, mientras pueden volver a trabajar y cumplir sus proyectos de vida.

La Manzana del Cuidado involucra un espacio de 800 metros cuadrados alrededor del SuperCADE Manitas, donde funcionarán más de 30 servicios que hacen parte del Sistema Distrital de Cuidado (SIDICU), creado para reconocer, redistribuir y reducir el trabajo de cuidado que ha estado recargado de manera excesiva en las mujeres.

Estos serán los beneficios para la ciudadanía que otorgará la Manzana del Cuidado en Ciudad Bolívar:

Oferta de servicios para cuidadoras y cuidadores en Ciudad Bolívar / (Twitter: @ClaudiaLopez).
Oferta de servicios para cuidadoras y cuidadores en Ciudad Bolívar / (Twitter: @ClaudiaLopez).

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, expresó que las principales beneficiadas con Manzanas Cuidadoras serán las mujeres que antes debían dedicarse a atender a sus seres queridos, sin recibir remuneración alguna: “Las mujeres solo van a salir de la pobreza, tener tiempo para si mismas y volver a tener oportunidades de educación y empleo, si las podemos relevar de la carga de cuidado no remunerado que ha recaído desproporcionadamente sobre sus hombros. Las mujeres pierden oportunidades de educación, de crecimiento personal y de empleabilidad porque se dedican a cuidar gratis”, indicó la mandataria distrital.

Con una inversión cercana a los 25.000 millones de pesos, la propuesta se busca tender una mano a las niñas y niños menores de cinco años, las personas en condición de discapacidad, las personas mayores, y las personas cuidadoras. Allí se podrán realizar más de 651 trámites a través de la presencia de 16 entidades de orden Distrital o Nacional para ahorrar tiempo y llevar los servicios institucionales cerca de hogares y colegios de Ciudad Bolívar.

El espacio estará abierto en jornada continua de lunes a viernes de 9:00 a.m. a 3:30 p.m., mientras que los sábados funcionará de 8:00 a.m. a 12 p.m. El 9 de noviembre será inaugurada otra Manzana del Cuidado en la localidad de Bosa y tendrá como institución anfitriona el Centro de Desarrollo Comunitario El Porvenir, de la Secretaría de Integración Social.

Para poder reducir y superar la crisis que trajo la pandemia en materia económica, la Manzana del Cuidado beneficiará a aproximadamente a 50.000 habitantes, quienes podrán encontrar servicios para personas cuidadoras (mujeres y hombres) como educación flexible para finalizar la básica y la media estudiantil.

Además, la comunidad tendrá la opción de formarse para el empleo con talleres de orientación ocupacional y formación para la inclusión laboral, cursos de habilidades digitales y capacitación para usar herramientas tecnológicas, talleres para el emprendimiento de negocios propios y manejo del dinero.

Adicionalmente, la ciudadanía contará con acceso a la ruta básica de atención en salud para las mujeres, donde se ofrecerán pruebas rápidas de detección de VIH y sífilis, atención psicosocial individual y grupal, así como espacios de pedagogía y autocuidado.