La Federación Colombiana de Fútbol pagó la multa a la SIC por el escándalo de la reventa de boletería

Álvaro González Alzate, segundo vicepresidente de la entidad, confirmó que la deuda fue saldada el pasado viernes.

Jorge Perdomo, exDimayor; Ramón Jesurún, cabeza de la FCF; Luis Bedoya, exFCF, y Álvaro González, de la Difútbol aparecen en el expediente de la SIC.

Foto: Federación Colombiana de Fútbol
Jorge Perdomo, exDimayor; Ramón Jesurún, cabeza de la FCF; Luis Bedoya, exFCF, y Álvaro González, de la Difútbol aparecen en el expediente de la SIC. Foto: Federación Colombiana de Fútbol

La Federación Colombiana de Fútbol (FCF) y sus miembros, envueltos en el escándalo de reventa de la boletería para los partidos, en condición de local, de las clasificatorias rumbo a Rusia 2018, pagaron las millonarias multas que les impuso la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), confirmó Álvaro González Alzate, segundo vicepresidente de la organización, en declaraciones para Noticentro CM&. “La multa fue cancelada en su totalidad el pasado viernes. La Federación pagó su multa y cada uno pagó lo suyo”, manifestó el directivo.

González Alzate respondió por los $46.467.135 que le correspondieron de una deuda total que superaba los 18.300 millones de pesos y era encabezada por la Federación, cuyo valor a desembolsar era de $16.016.028.600; Luis Bedoya, presidente en ese entonces, fue sancionado con $262.601.625 y a Ramón Jesurún, quien ocupa el cargo actualmente, le correspondía pagar $304.617.885.

La SIC determinó la sanción a la organización deportiva, y nueve de sus miembros, en julio de este año, luego de una investigación que contó con el apoyo de Ticketshop, empresa delatora que reconoció su participación en el cartel de las entradas para los juegos de la ‘tricolor’ y aportó documentos, correos electrónicos y declaraciones de funcionarios como parte del material probatorio.

El despacho de la entidad fiscalizadora pudo establecer que el acuerdo ilegal entre la FCF, Ticket Ya y Ticketshop estaba acreditado, y los involucrados diseñaron un sistema que favoreció a Ticketshop en la adjudicación del contrato de la boletería de las clasificatorias a la Copa del Mundo de 2018. Esto, con el objetivo de desviar masivamente las entradas y revenderlas a precios excesivos, que en algunos casos alcanzaron un alza del 350%.

En los primeros días de octubre, la SIC ratificó la sanción, después de desestimar los recursos presentados por los abogados de los directivos señalados como culpables, incluyendo una acción de tutela y la solicitud de recusación por parte de Luis Bedoya en contra del superintendente Andrés Barreto.

El caso continúa en investigación. Dos miembros de la Fiscalía solicitaron, este mes, el expediente para evaluar los alcances que puede tener desde el punto de vista penal. También tiene el seguimiento del Departamento de Justicia de Estados Unidos, como parte del convenio de cooperación bilateral por el acusado Luis Bedoya, procesado en el país norteamericano por el ‘Fifagate’. Mientras que el Ministerio del Deporte está a cargo de los procesos administrativos, en los que haya lugar, contra los directivos de la Federación una vez terminen de estudiar el asunto.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos