El avance de una extraña hepatitis en niños: nuevos casos en Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel

Los CDC emitieron un alerta sobre un grupo de casos de hepatitis en Alabama, donde se informaron que nueve niños menores de 10 años tenían la rara afección. Casos similares ocurrieron en España, Dinamarca, Países Bajos e Irlanda

Gran Bretaña, por su parte, ha identificado más de 100 casos en niños menores de 10 años desde enero; ocho han recibido trasplantes de hígado
(Getty)
Gran Bretaña, por su parte, ha identificado más de 100 casos en niños menores de 10 años desde enero; ocho han recibido trasplantes de hígado (Getty)

Se suman cada vez más cantidades de países que reportaron casos de una extraña hepatitis en niños. A los casos reportados a comienzos de abril en Estados Unidos, se sumaron casos en España, Dinamarca, Países Bajos e Irlanda y Reino Unido. La novedad es que Reino Unido y Estados Unidos aumentaron los casos, según informó The New York Times a través de los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Un grupo de casos graves de hepatitis en niños de Alabama llevó a los CDC a emitir una alerta de salud a nivel nacional el jueves, instando a los médicos y funcionarios de salud a estar atentos e informar cualquier caso similar. Las autoridades sanitarias están investigando la posibilidad de que un adenovirus pueda ser el responsable.

La hepatitis es una inflamación del hígado que tiene una amplia gama de causas. Las infecciones virales, especialmente las causadas por los virus de la hepatitis A, B y C, pueden provocar la afección. El consumo excesivo de alcohol, ciertos químicos tóxicos, algunos medicamentos y otras condiciones médicas también pueden causar hepatitis.

La inflamación del hígado es una respuesta inmunitaria general a una infección o lesión, un signo de que el cuerpo está tratando de combatir una posible enfermedad. Los síntomas en los niños suelen ser algunos (pero no todos) de los siguientes: orina oscura, heces de color gris, coloración amarillenta de la piel y los ojos (llamada ictericia) y temperatura elevada.

El Departamento de Salud Pública de Alabama ha registrado 9 casos de hepatitis en niños sanos menores de 10 años, que ocurrieron entre octubre y febrero pasado. Ninguno de los niños murió, pero varios desarrollaron insuficiencia hepática y dos requirieron trasplantes de hígado. Los nueve niños dieron positivo por infecciones de adenovirus. Se determinó que varios tenían lo que se conoce como adenovirus tipo 41, que generalmente causa diarrea, vómitos y síntomas respiratorios. Carolina del Norte también identificó dos casos similares de hepatitis grave en niños en edad escolar, quienes ahora se han recuperado.

“No es común que cause una insuficiencia hepática completa en niños sanos”, dijo el doctor Aaron Milstone, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas del Johns Hopkins Children’s Center. “En este momento, creemos que el adenovirus puede ser la causa de estos casos informados, pero los investigadores aún están aprendiendo más, incluido descartar otras posibles causas e identificar otros posibles factores contribuyentes”, dijo la agencia.

Gran Bretaña, por su parte, ha identificado más de 100 casos en niños menores de 10 años desde enero; ocho han recibido trasplantes de hígado. De los casos en los que se han realizado pruebas para detectar infecciones por adenovirus, más del 75 por ciento han dado positivo, según la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido.

Un grupo de casos graves de hepatitis en niños de Alabama llevó a los CDC a emitir una alerta de salud a nivel nacional el jueves, instando a los médicos y funcionarios de salud a estar atentos e informar cualquier caso similar
(Getty)
Un grupo de casos graves de hepatitis en niños de Alabama llevó a los CDC a emitir una alerta de salud a nivel nacional el jueves, instando a los médicos y funcionarios de salud a estar atentos e informar cualquier caso similar (Getty)

“La información recopilada a través de nuestras investigaciones sugiere cada vez más que esto está relacionado con la infección por adenovirus”, dijo en un comunicado la doctora Meera Chand, directora de infecciones clínicas y emergentes de la agencia.

El Ministerio de Salud de Israel dijo en Twitter esta semana que estaba investigando 12 casos potenciales. Quedan muchas preguntas sobre los casos de hepatitis, que siguen siendo raros, enfatizaron los expertos.

El sábado 23 de abril, en un comunicado, la OMS emitió un comunicado bajo el título Varios países: hepatitis aguda y grave de origen desconocido en niños

“Desde que el 15 de abril de 2022 se publicaron las noticias sobre brotes de enfermedades de la OMS sobre hepatitis aguda de etiología desconocida en el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, ha habido nuevos informes continuos de casos de hepatitis aguda de origen desconocido entre niños pequeños. Todavía no está claro si ha habido un aumento en los casos de hepatitis o un aumento en la conciencia de los casos de hepatitis que ocurren al ritmo esperado pero no se detectan. Si bien el adenovirus es una hipótesis posible, se están realizando investigaciones para determinar el agente causal”, dice el texto.

Hasta el 21 de abril de 2022, se han notificado al menos 169 casos de hepatitis aguda de origen desconocido en 11 países de la Región de Europa de la OMS y un país de la Región de las Américas de la OMS. Se han notificado casos en el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (Reino Unido) (114), España (13), Israel (12), Estados Unidos de América (9), Dinamarca (6), Irlanda (< 5), Países Bajos (4), Italia (4), Noruega (2), Francia (2), Rumanía (1) y Bélgica (1)”, detallaron en el informe.

Los casos, según la OMS, tienen entre 1 mes y 16 años. “Diecisiete niños (aproximadamente el 10%) han requerido trasplante hepático; se ha informado al menos una muerte”, refirieron.

“Es importante no entrar en pánico”, dijo el Dr. Richard Malley, médico de enfermedades infecciosas en el Boston Children’s Hospital. “Pero creo que, por todas las razones que pueda imaginar, es importante que los CDC pidan a los médicos de todo el país que estén atentos”. Bertha Hidalgo, epidemióloga de la Facultad de Salud Pública de Birmingham de la Universidad de Alabama, estuvo de acuerdo: “Un grupo de casos, especialmente entre este grupo de edad, es definitivamente algo que se debe monitorear de cerca”.

Aunque es posible que un adenovirus sea la causa, la conexión sigue sin probarse. Los médicos notaron que las infecciones por adenovirus son comunes en los niños y que los niños pueden haber sido infectados con el virus de manera incidental. Hasta el momento, no existe una conexión clara con el coronavirus que causa el covid-19, dijeron los expertos. Aunque varios de los niños británicos dieron positivo por coronavirus , ninguno de los niños de Alabama tenía Covid, según los CDC

El Dr. Milstone dijo que pensaba que una conexión con el coronavirus era “poco probable”, pero que no podía descartarse por completo. “Tienes que poner un signo de interrogación allí”, dijo.

La agencia está pidiendo a los proveedores de atención médica que examinen a los niños con hepatitis inexplicable para detectar infecciones por adenovirus y que informen esos casos a los funcionarios de salud.

El Ministerio de Salud de Israel dijo en Twitter esta semana que estaba investigando 12 casos potenciales. Quedan muchas preguntas sobre los casos de hepatitis, que siguen siendo raros, enfatizaron los expertos
El Ministerio de Salud de Israel dijo en Twitter esta semana que estaba investigando 12 casos potenciales. Quedan muchas preguntas sobre los casos de hepatitis, que siguen siendo raros, enfatizaron los expertos

El Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias de España emitió informe durante la jornada del viernes 22 de abril.

El 5 de abril de 2022, el Punto Focal Nacional del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) de Reino Unido (R.U.) notificó a la OMS 10 casos de hepatitis aguda grave de etiología desconocida en niños menores de 10 años previamente sanos en el cinturón central de Escocia. Las edades oscilaron entre los 11 meses y los cinco años. Nueve casos tuvieron un inicio de síntomas durante marzo de 2022 y uno tuvo un inicio más temprano, en enero de 2022. Los síntomas incluyeron ictericia, diarrea, vómitos y dolor abdominal. Los 10 casos fueron detectados cuando estaban hospitalizados”, reza el comunicado.

“Tras iniciar una investigación a nivel nacional, el 8 de abril de 2022, se habían identificado en el Reino Unido un total de 74 casos que cumplían con la definición de caso. El síndrome clínico en los casos identificados es de hepatitis aguda con transaminasas muy elevadas, frecuentemente con ictericia, a veces precedida de síntomas gastrointestinales, en niños hasta los 10 años. Algunos casos requirieron traslado a unidades pediátricas especializadas en hígado y seis niños requirieron trasplante hepático. Según los informes ningún niño había fallecido”, agregaron desde la cartera de sanidad española.

“A 20 de abril, Reino Unido había registrado 108 casos confirmados: 79 en Inglaterra, 14 en Escocia, 11 en Gales y 4 en Irlanda del Norte. Los casos no estaban relacionados entre sí, el 55% eran niñas entre 0 y 10 años (87% entre 1 y 5 años). En 8 de estos casos ha sido necesario el trasplante de hígado. Ninguno ha fallecido. En los casos identificados en R.U., las pruebas de laboratorio han excluido todos los virus de la hepatitis (A, B, C, D y E) en estos niños. Una de las posibles causas que se están investigando es que estén relacionados con una infección por adenovirus. En los casos de Reino Unido, 37 casos de 48 analizados (77%, IC 95% 62-87), fueron positivos a adenovirus. En las últimas semanas, según los datos aportados por la vigilancia de infecciones respiratorias en Reino Unido, la incidencia de infecciones por adenovirus se ha incrementado de forma muy importante, respecto a los años previos”, sumaron en el informe.

NIH
NIH

En España entre el 1 de enero de 2022 y el 22 de abril de 2022, se han detectado 13 casos de hepatitis grave no filiada en personas entre 0 y 16 años: 8 casos que cumplen con los criterios de caso confirmado para iniciar la investigación según la definición de R.U., y 5 casos se clasificaron como probables.

Los 8 casos confirmados (3 niños y 5 niñas de edades comprendidas entre los 18 meses y 7 años) iniciaron síntomas entre el 2 de enero y el 24 de marzo de 2022 y tienen su residencia en la Comunidad de Madrid, Cataluña (2 de ellos), Galicia (2), Andalucía, Castilla-La Mancha y Aragón, no están relacionados entre ellos, uno tiene antecedente de viaje a R.U. y. en un caso se obtuvo una prueba positiva para adenovirus. La evolución ha sido favorable, excepto en un caso que ha requerido trasplante hepático. Dos de ellos podrían tener otra causa que justificara el cuadro clínico”, dice el informe.

Y agregan: “Los 5 casos probables (2 niños, 2 niñas y 1 de sexo desconocido, con edades entre los 12 y 16 años) y FIS entre el 30 de diciembre 2021 y 1 de abril 2022, tienen su residencia en Cataluña (3), Andalucía (1) y Murcia (1).

Como conclusión, el informe de la cartera de sanidad española, expresaron: “Como seguimiento de la alerta dada por R.U., en España, en coordinación con todas las CCAA y con el ISCIII, se ha procedido a estudiar los casos de hepatitis aguda grave en niños que se están produciendo desde enero de 2022 en investigación, pero probablemente relacionados con un aumento de la incidencia de infección por adenovirus en R.U. Los servicios de epidemiología están aplicando un cuestionario exhaustivo a todos los casos identificados hasta la fecha, sin que hasta el momento se haya encontrado una causa común”.

Y cerraron: “Se está valorando si los casos detectados en España suponen un aumento inusual de casos de hepatitis no filiadas respecto a los detectados en años previos o si presentan unas características diferenciales con los casos que se identifican habitualmente. Hasta el momento, y según las primeras exploraciones de los datos codificados como hepatitis agudas no filiadas en niños con ingreso en hospitales, el número de casos detectados es inferior al que esperaríamos en los primeros 4 meses del año. Todo el sistema de salud pública y asistencial se ha activado de forma rápida para dar una respuesta coordinada ante la necesidad de información relacionada con esta alerta lanzada por R.U.”

La OMS recomienda que se realicen análisis de sangre (con la experiencia anecdótica inicial de que la sangre entera es más sensible que el suero), suero, orina, heces y muestras respiratorias, así como muestras de biopsia hepática (cuando estén disponibles
REUTERS/Lucy Nicholson
La OMS recomienda que se realicen análisis de sangre (con la experiencia anecdótica inicial de que la sangre entera es más sensible que el suero), suero, orina, heces y muestras respiratorias, así como muestras de biopsia hepática (cuando estén disponibles REUTERS/Lucy Nicholson

Según detallaron desde la OMS en el comunicado del sábado 23 de abril, “se están llevando a cabo más investigaciones en países que han identificado casos e incluyen historias clínicas y de exposición más detalladas, pruebas de toxicología (es decir, pruebas de toxicidad ambiental y alimentaria) y pruebas virológicas/microbiológicas adicionales. Los países afectados también han iniciado actividades de vigilancia mejoradas.

“La OMS y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades ( ECDC) están apoyando a los países con las investigaciones en curso y recopilando información de los países que notifican casos. Los países difunden toda la información disponible a través de sus redes de hepatitis y organizaciones clínicas como la Asociación Europea para el Estudio del Hígado, la Sociedad Europea de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ESCMID) y la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica. (ESPGHAN)”, expresaron en el comunicado.

Consejos de la OMS

*Se requiere más trabajo para identificar casos adicionales, tanto en los países actualmente afectados como en otros lugares. La prioridad es determinar la causa de estos casos para afinar aún más las acciones de control y prevención. Las medidas de prevención comunes para el adenovirus y otras infecciones comunes incluyen el lavado regular de manos y la higiene respiratoria.

*Se recomienda encarecidamente a los Estados miembros que identifiquen, investiguen y notifiquen casos potenciales que se ajusten a la definición de caso 1. La información epidemiológica y de factores de riesgo debe ser recopilada y presentada por los Estados miembros a la OMS y las agencias asociadas a través de mecanismos de notificación acordados. Cualquier vínculo epidemiológico entre los casos podría proporcionar pistas para rastrear la fuente de la enfermedad. Se debe revisar la información temporal y geográfica sobre los casos, así como sus contactos cercanos, en busca de posibles factores de riesgo.

*La OMS recomienda que se realicen análisis de sangre (con la experiencia anecdótica inicial de que la sangre entera es más sensible que el suero), suero, orina, heces y muestras respiratorias, así como muestras de biopsia hepática (cuando estén disponibles), con una caracterización adicional del virus que incluya secuenciación Otras causas infecciosas y no infecciosas deben investigarse a fondo.

*La OMS no recomienda ninguna restricción a los viajes y/o el comercio con el Reino Unido o cualquier otro país donde se identifiquen casos, según la información actualmente disponible.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR