Ómicron: un científico dice que el hallazgo de la variante fue grupal y pide que el síndrome de ‘quién lo hizo primero’ desaparezca

Sikhulile Moyo, virólogo de Botswana Harvard AIDS Institute Partnership, pidió no hacer geopolítica sobre el virus y criticó las prohibiciones de viaje impuestos a los países del sur de África. “Hay que alentar a que se vacune la mayor cantidad de personas”, expresó

“El virus no conoce pasaportes, no conoce fronteras”, dijo en una entrevista Sikhulile Moyo, virólogo de Botswana Harvard AIDS Institute Partnership
“El virus no conoce pasaportes, no conoce fronteras”, dijo en una entrevista Sikhulile Moyo, virólogo de Botswana Harvard AIDS Institute Partnership

“¿Es así como recompensas a la ciencia? ¿Incluyendo países en una lista negra?” El Dr. Sikhulile Moyo, virólogo de Botswana Harvard AIDS Institute Partnership dijo sentirse “en una montaña rusa de emociones” El científico de Botswana, que bien pudo haber descubierto la variante Ómicron del coronavirus, está orgulloso del logro, pero consternado por las prohibiciones de viaje impuestos a los países del sur de África.

“El virus no conoce pasaportes, no conoce fronteras”, dijo en una entrevista el jueves por la noche con The Associated Press. “No deberíamos hacer geopolítica sobre el virus. ... Deberíamos colaborar y ser comprensivos “, agregó

Moyo estaba haciendo una secuenciación genómica de muestras de COVID-19 en su laboratorio en Botswana hace dos semanas y notó tres casos que parecían dramáticamente diferentes, con un patrón inusual que mostraba múltiples mutaciones. Continuó estudiando los resultados y, a principios de la semana pasada, decidió publicar los datos en Internet. Pronto, los científicos de Sudáfrica dijeron que habían hecho los mismos hallazgos. Y también se identificó un caso idéntico en Hong Kong.

Así fue como había descubierto una nueva variante del coronavirus y pronto la Organización Mundial de la Salud la llamó Omicron. Ahora se ha identificado en 38 países y contando, incluida gran parte de Europa Occidental y Estados Unidos. Y Estados Unidos y muchas otras naciones han impuesto restricciones de vuelo para tratar de contener la amenaza emergente.

La OMS dijo recientemente que la clave para controlar la variante Ómicron no es prohibir los viajes, sino fomentar la vacunación

“El virus no conoce pasaportes, no conoce fronteras”, dijo en una entrevista El Dr. Sikhulile Moyo, virólogo de Botswana Harvard AIDS Institute Partnership

Crédito: Columbia Missourian
“El virus no conoce pasaportes, no conoce fronteras”, dijo en una entrevista El Dr. Sikhulile Moyo, virólogo de Botswana Harvard AIDS Institute Partnership Crédito: Columbia Missourian

Desde su laboratorio en Gaborone, la capital de Botswana, Moyo se enfureció al ser descrito como el hombre que identificó por primera vez a Ómicron. “Los científicos deberían trabajar juntos y el síndrome de ‘quién hizo eso primero’ debería desaparecer. Todos deberíamos poder estar orgullosos de haber contribuido de una forma u otra“, dijo el científico de 48 años.

De hecho, señaló que se descubrió que la variante era algo completamente nueva solo al compararla con otros virus en línea en una base de datos pública compartida por científicos. “La única forma en que realmente puedes ver que ves algo nuevo es comparándolo con millones de secuencias. Es por eso que lo deposita en línea “, dijo.

Moyo expresó su orgullo por la forma en que él y sus colegas internacionales fueron transparentes sobre sus hallazgos y dio la alarma a El resto del mundo. “Estamos emocionados de que probablemente hayamos dado una señal de advertencia que puede haber evitado muchas muertes y muchas infecciones”, dijo.

Omicron sorprendió a los científicos porque tenía más de 50 mutaciones. “Es un gran salto en la evolución del virus y tiene muchas más mutaciones de las que esperábamos”, sostuvo por su parte Tulio de Oliveira, director del Centro de Respuesta e Innovación Epidémica en Sudáfrica, quien enseñó a Moyo cuando estaba obteniendo su Ph. D. en virología de la Universidad Stellenbosch de Sudáfrica.

Se sabe poco sobre la variante y el mundo está mirando con nerviosismo. No está claro si enferma más a las personas o si puede evadir la vacuna. Pero la evidencia preliminar sugiere que podría ser más contagioso y más eficiente para volver a infectar a las personas que han tenido COVID-19.

El análisis estadístico de unos 2,8 millones de muestras positivas de coronavirus en Sudáfrica, 35.670 de las cuales se sospechaba que eran reinfecciones, llevó a los investigadores a concluir que la nueva mutación tiene una “capacidad sustancial para evadir la inmunidad de una infección previa”
El análisis estadístico de unos 2,8 millones de muestras positivas de coronavirus en Sudáfrica, 35.670 de las cuales se sospechaba que eran reinfecciones, llevó a los investigadores a concluir que la nueva mutación tiene una “capacidad sustancial para evadir la inmunidad de una infección previa”

“Lo importante es la colaboración y la contribución”, dijo Moyo. Y agregó: “Creo que deberíamos valorar ese tipo de colaboración porque generará una gran ciencia y grandes contribuciones. Nos necesitamos unos a otros, y eso es lo más importante “.

Sudáfrica está experimentando un aumento de las infecciones que pueden ser provocadas por Ómicron. El país informó más de 16.000 nuevos casos de COVID-19 el viernes, frente a los 200 por día a mediados de noviembre. El número de casos de Ómicron confirmados por secuenciación genética en Botswana ha aumentado a 19, mientras que Sudáfrica ha registrado más de 200. Hasta ahora, la mayoría de los casos se dan en personas que no se vacunaron.

“Tengo muchas esperanzas de los datos que vemos, que los vacunados deberían poder tener mucha protección”, dijo Moyo. “Deberíamos intentar alentar a la mayor cantidad posible de personas a vacunarse”. Moyo advirtió que el mundo “debe ir al espejo y mirarse a sí mismo” y asegurarse de que los 1.300 millones de africanos no se queden atrás en la campaña de vacunación.

Atribuyó a las investigaciones e inversiones anteriores en la lucha contra el VIH y el SIDA el desarrollo de la capacidad de Botswana para realizar secuenciación genética. “Eso facilitó que los investigadores cambiaran a trabajar en el coronavirus, dijo

En medio de la crisis del COVID-19, Moyo encuentra aún así motivos para el optimismo. “Lo que me da esperanza es que el mundo ahora está hablando el mismo idioma”, dijo Moyo, y explicó que la pandemia ha sido testigo de un nuevo compromiso global con la investigación y la vigilancia científicas.

Agregó que la pandemia también ha sido una llamada de atención para África. “Creo que nuestros legisladores se han dado cuenta de la importancia de la ciencia, la importancia de la investigación”, dijo. “Creo que COVID se ha magnificado, nos ha hecho darnos cuenta de que debemos centrarnos en las cosas que son importantes e invertir en nuestros sistemas de salud, invertir en nuestra atención primaria de salud”, agregó Moyo. Y cerró: “Creo que es una gran lección para la humanidad”.

¿Cuáles son los síntomas que provoca Ómicron?

Dolor muscular, fatiga y cefalea serían los síntomas de ómicron más característicos según los datos que nos llegan por el momento. También hay cuadros febriles y dolores de garganta. En general los síntomas son bastante similares a los que ya conocemos, aunque en los casos detectados se ha observado que no presentaban pérdida de gusto ni olfato.

¿Por qué preocupa tanto a los científicos?

La variante más reciente del coronavirus, también es la más rápida en ser etiquetada como una “variante de preocupación” por la Organización Mundial de la Salud debido a su aparentemente rápida propagación en Sudáfrica y sus muchas mutaciones preocupantes.

“La probabilidad de una mayor propagación potencial de Omicron a nivel mundial es alta”, advirtió la OMS en una nota técnica. “Si se produce otro aumento importante de Covid-19 impulsado por Omicron, las consecuencias pueden ser graves”, expresaron, y concluyeron que “el riesgo global general relacionado con la nueva variante de preocupación Omicron se evalúa como muy alto”.

La variante más reciente del coronavirus, también es la más rápida en ser etiquetada como una “variante de preocupación” por la Organización Mundial de la Salud debido a su aparentemente rápida propagación en Sudáfrica y sus muchas mutaciones preocupantes
REUTERS/Eva Plevier
La variante más reciente del coronavirus, también es la más rápida en ser etiquetada como una “variante de preocupación” por la Organización Mundial de la Salud debido a su aparentemente rápida propagación en Sudáfrica y sus muchas mutaciones preocupantes REUTERS/Eva Plevier

“Ha sido muy común usar un árbol evolutivo, o un árbol genealógico, de estos virus SARS-CoV-2 para detectar introducciones en lugares como Australia y Taiwán que no han tenido mucha propagación local”, afirmó a NPR Trevor Bedford, virólogo computacional y profesor en el Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle. “Puede averiguar de dónde provienen las importaciones observando el genoma viral y comprobando: ‘¿Se acerca en sus características de secuencia a [cepas] que están circulando en otros lugares que han sido secuenciadas y compartidas con la base de datos?’ “, agregó.

A continuación, los científicos pueden observar, a medida que continúan tomando muestras en la nueva región a lo largo del tiempo, cómo cada variante en particular comienza a detectar mutaciones adicionales, a menudo benignas, paso a paso hasta que se transforma en una cepa significativamente diferente. Pero Bedford dice que cuando miras el árbol genealógico de esta variante Ómicron, hay algo sorprendente: “Las secuencias más cercanas son de mediados de 2020, es decir, hace más de un año. Eso es muy raro de ver”.

En otras palabras, si bien los científicos pueden decir que esta variante evolucionó a partir de una cepa que circulaba a mediados de 2020, en los meses intermedios no ha habido rastros de todas las versiones intermedias que los investigadores habrían esperado encontrar a medida que se transformó en su forma actual. “No se relaciona con nada que estuviera circulando más recientemente. Sin embargo, sus mutaciones lo sitúan muy lejos de esa cepa de 2020″, destacó.

Todos los laboratorios productores de vacunas ya están realizando ensayos para determinar la efectividad contra esta nueva variante
REUTERS/Dado Ruvic/Illustration
Todos los laboratorios productores de vacunas ya están realizando ensayos para determinar la efectividad contra esta nueva variante REUTERS/Dado Ruvic/Illustration

¿Las vacunas son efectivas contra esta nueva variante?

Todos los laboratorios productores de vacunas ya están realizando ensayos para determinar la efectividad contra esta nueva variante y anticiparon que podrían realizar cambios en la formulación de sus vacunas para contrarrestar el contagio de ómicron.

La variante del coronavirus Ómicron tiene más probabilidades de causar reinfección que variantes anteriores como Beta y Delta, según un estudio científico preliminar

El análisis estadístico de unos 2,8 millones de muestras positivas de coronavirus en Sudáfrica, 35.670 de las cuales se sospechaba que eran reinfecciones, llevó a los investigadores a concluir que la nueva mutación tiene una “capacidad sustancial para evadir la inmunidad de una infección previa”. Un nuevo estudio encontró que es 2,4 veces más probable reinfectarse con Ómicron que las variantes anteriores, pero no está claro si causa una enfermedad más grave o la muerte.

“La infección anterior solía proteger contra Delta, pero ahora con Ómicron ese no parece ser el caso”, explicó la doctora Anne Von Gottberg, microbióloga del Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica en una rueda de prensa organizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta mañana, mientras el país está experimentando un aumento en las infecciones. Y completó: “Monitoreamos estas reinfecciones para la [variante] Beta y para Delta, y no vimos un aumento en las reinfecciones por encima de lo que esperamos cuando cambia la fuerza de la infección, cuando la ola se detiene. Sin embargo, estamos viendo un aumento para Ómicron”.

La variante del coronavirus Ómicron tiene más probabilidades de causar reinfección que variantes anteriores como Beta y Delta, según un estudio científico preliminar
La variante del coronavirus Ómicron tiene más probabilidades de causar reinfección que variantes anteriores como Beta y Delta, según un estudio científico preliminar

Von Gottberg no especificó la tasa de reinfecciones de Ómicron en comparación con la tasa de reinfecciones de Delta, solo la tasa fue más alta para la nueva variante. Pero agregó que haber cursado la enfermedad en meses previos aún debería proteger contra una enfermedad grave, la hospitalización y la muerte por una nueva infección.

Infografía: Marcelo Regalado

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR