Un ex director de los CDC de Estados Unidos cree que el coronavirus se originó en un laboratorio chino

Robert Redfield estuvo a cargo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades durante tres años. Ahora cuestiona la teoría de la OMS, que sostiene que el SARS-Cov-2 surgió de los animales

Robert Redfield, exdirector de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), aseguró que cree que el virus SARS-Cov-2, que causa la enfermedad de COVID-19, se originó en un laboratorio en la ciudad de Wuhan, en China.

Los comentarios de Redfield, que respaldan una controvertida teoría sobre el origen del coronavirus que no está probada, fueron realizados en una entrevista con la cadena de televisión CNN.

“Si tuviera que adivinar, este virus comenzó a transmitirse en septiembre, octubre en algún lugar de Wuhan”

“Si tuviera que adivinar, este virus comenzó a transmitirse en septiembre, octubre en algún lugar de Wuhan”, afirmó Redfield.

“Esos son mis propios sentimientos. Es solo una opinión. Ahora puedo tener opiniones. Estoy en un punto de vista en que todavía creo que la etiología más probable de este patógeno en Wuhan fue de un laboratorio, se escapó. Las otras personas no creen eso. Está bien. La ciencia eventualmente lo resolverá. No es inusual que los patógenos respiratorios con los que se trabaja en un laboratorio infecten al trabajador del laboratorio”, agregó el virólogo estadounidense-

El exdirector de los CDC Robert Redfield. EFE/EPA/JENNI GIRTMAN/Archivo
El exdirector de los CDC Robert Redfield. EFE/EPA/JENNI GIRTMAN/Archivo

Con tono firme pero diplomático, el doctor Anthony Fauci, máximo asesor de la Casa Blanca, desestimó la afirmación de Redfield durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca: “El problema de la teoría de que el COVID surgió en un laboratorio es que habría ingresado a la población humana externamente, aunque bien adaptado a los humanos, lo que sugiere que fue adaptado en el laboratorio”.

“Sin embargo, la explicación alternativa, con la que coincide la mayoría de los expertos en salud pública, es que este virus estuvo circulando en China, probablemente en Wuhan, durante un mes o más antes de que fuera reconocido clínicamente a fines de diciembre de 2019”, dijo Fauci, agregando que en esa circunstancia, “el virus claramente podría haberse adaptado a una mayor eficiencia de transmisibilidad durante ese período de tiempo”.

Además, con cierto decoro, Fauci explicó que “de acuerdo con las palabras del doctor Redfield, sólo estaba expresando una opinión y una de las alternativas de lo que podría haber sucedido”.

Con todo, Redfield dijo repetidamente que solo se trataba de su opinión, pero también dejó en claro que era una opinión muy arraigada y basada en su experiencia como virólogo.

El principal asesor de la Casa Blanca, el doctor Anthony Fauci. Susan Walsh/Pool via REUTERS
El principal asesor de la Casa Blanca, el doctor Anthony Fauci. Susan Walsh/Pool via REUTERS

La entrevista completa a Redfield se emitirá el domingo en CNN como parte del documental “COVID WAR: The Pandemic Doctors Speak Out”.

No hay evidencia clara que apoye la teoría de la creación del virus en un laboratorio, aunque se ha mencionado frecuentemente como parte de teorías conspirativas. El expresidente de Estados Unidos Donald Trump también se ha expresado en este sentido en varias ocasiones. Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que esta explicación del origen del SARS-CoV-2 “extremadamente improbable”.

“No es inusual que los patógenos respiratorios con los que se trabaja en un laboratorio infecten al trabajador”

La OMS maneja varias teorías sobre cómo la enfermedad llegó a los humanos y se espera que pronto publique un informe de sus hallazgos. El trabajo de sus expertos que estuvieron en Wuhan en febrero pasado está destinado a ser un paso inicial en la investigación del surgimiento del virus, que se cree que se originó en los murciélagos antes de transmitirse a los humanos a través de otra especie de animal salvaje, como un pangolín o una rata de bambú.

El experto en enfermedades animales y seguridad alimentaria de la OMS, Peter Ben Embarek, dijo que los hallazgos iniciales del equipo “sugieren que la introducción a través de una especie hospedadora intermediaria es la vía más probable y que requerirá más estudios e investigaciones específicas”.

SEGUIR LEYENDO: