Proyecto Restaurar: inclusión laboral a través del reciclado de silobolsas

Innovar Sustentabilidad, Justicia Restaurativa Argentina y Silobags se unieron para brindar oportunidades y circularidad

En solo dos meses, y durante la pandemia, los cinco trabajadores pioneros del Proyecto Restaurar confeccionaron más de 1.000 productos ecológicos: mochilas, bolsas, carteras, materas y riñoneras (Silobags)
En solo dos meses, y durante la pandemia, los cinco trabajadores pioneros del Proyecto Restaurar confeccionaron más de 1.000 productos ecológicos: mochilas, bolsas, carteras, materas y riñoneras (Silobags)

Si todas las silobolsas que se descartan anualmente en Argentina se alinearan una al lado de la otra, formarían una fila de 12.000 kilómetros de largo, casi la distancia que separa a Buenos Aires de Berlín, en Alemania.

El dato se lo cuenta a Carbono News Cinthia Fehling, directora creativa de Silobags, una de las empresas que se unieron -junto a Innovar Sustentabilidad y Justicia Restaurativa Argentina- para llevar adelante el Proyecto Restaurar, que convoca a personas que acaban de recuperar su libertad tras cumplir una condena, para trabajar en la creación de productos con silobolsas recicladas.

En solo dos meses, y durante la pandemia, los cinco trabajadores pioneros del Proyecto Restaurar confeccionaron más de 1.000 productos ecológicos: mochilas, bolsas, carteras, materas y riñoneras, que a su vez fueron compradas por empresas privadas para sus regalos de fin de año, packaging y merchandising. Solo en 60 días reciclaron más de 500 metros cuadrados de silobolsa.

Proyecto Restaurar: inclusión laboral a través del reciclado de silobolsas

“El Proyecto Restaurar tiene la visión de ser un gran articulador de transformación del bien común: las personas, la sociedad, el planeta. Impulsa y facilita verdaderas iniciativas de inclusión social, ofrece capacitaciones en oficios, acompañamiento técnico y psicológico como así también una figura tributaria para que las personas puedan generar ingresos en el marco de la legalidad”, expresa Cinthia. “Cada eco-producto a su vez promueve el desarrollo sustentable, utilizando materiales plásticos desechados que se transforman en productos de calidad con diseño y alta usabilidad”.

Cómo funciona

Justicia Restaurativa, que trabaja con personas que recién recuperan su libertad, obtiene una lista de quiénes son liberados, con los planes que esos internos tienen para su futuro inmediato (Silobags)
Justicia Restaurativa, que trabaja con personas que recién recuperan su libertad, obtiene una lista de quiénes son liberados, con los planes que esos internos tienen para su futuro inmediato (Silobags)

Justicia Restaurativa, que trabaja con personas que recién recuperan su libertad, obtiene una lista de quiénes son liberados, con los planes que esos internos tienen para su futuro inmediato: si ya saben dónde van a trabajar, si tienen dónde quedarse, o si cuentan con materiales o habilidades especiales. Así, el proyecto contactó a las primeras cinco personas que se sumarían a la iniciativa: Damián, Vero, María, Ayelén y Paula.

Se les entregaron máquinas de coser y comenzó el trabajo. Además de darle el material para que confeccionen los productos, el Proyecto Restaurar ofrece asesoramiento para la inscripción en el sistema de monotributo y ayuda para conseguir también otras posibilidades laborales.

El reciclado

La silobolsa es un implemento agrícola para el acopio de granos o de heno. Es una gran bolsa plástica con capas de polietileno donde almacenar la cosecha hasta que sea necesario transportarla para su comercialización (Silobags)
La silobolsa es un implemento agrícola para el acopio de granos o de heno. Es una gran bolsa plástica con capas de polietileno donde almacenar la cosecha hasta que sea necesario transportarla para su comercialización (Silobags)

A través de una alianza con Ipesa Silo, fabricantes de silobolsas, los creadores de Silobags se abastecen de las bolsas, que son donadas por los productores una vez que ya no las necesitan.

La silobolsa es un implemento agrícola para el acopio de granos o de heno. Es una gran bolsa plástica con capas de polietileno donde almacenar la cosecha hasta que sea necesario transportarla para su comercialización. En este bolsón de forma alargada la cosecha permanece aislada por completo, y de esta manera es posible extender los tiempos máximos de almacenamiento mientras se mantienen a salvo, sobre todo de la lluvia o el viento.

“Una silobolsa tiene un promedio de 445 metros cuadrados y un peso de 118 kilos y está formada de una tricapa de polietileno con protección UV (rayos solares), con una capa externa blanca y una interna negra”, explica Cinthia.

Gracias al proyecto la tela se recupera, se limpia, se fracciona, y se utiliza para fabricar los productos que después se venden (Silobags)
Gracias al proyecto la tela se recupera, se limpia, se fracciona, y se utiliza para fabricar los productos que después se venden (Silobags)

“Por eso, permiten elaborar productos tres veces más resistentes que los tradicionales. Las características únicas del material nos permiten personalizar el diseño con métodos de impresión perdurables en el tiempo o simplemente permitiendo al consumidor a innovar con sus propios diseños, porque cada producto es fácilmente lavable y rediseñable”, agrega.

Algunos productores reutilizan esta tela como lona, o para hacer espejos de agua artificiales, pero la mayor parte se descarta y no vuelve a utilizarse. “En general si vas al campo las encontrás tiradas hechas un bollo acumulando mugre”, cuenta Cinthia.

Así, gracias al proyecto la tela se recupera, se limpia, se fracciona, y se utiliza para fabricar los productos que después se venden. Y en el proceso, le da trabajo a ex internos e internas que buscan una salida laboral.

“Que nosotros reciclemos este material no sirve de nada si nadie lo compra, sigue siendo basura hasta que alguien lo utiliza”, cierra Cinthia.

SEGUÍ LEYENDO: