Suiza se convierte en el intermediario para que México y Ecuador mantengan un mínimo de cooperación consular

Las relaciones diplomáticas entre ambos países continúan rotas tras el asalto a la embajada mexicana en Quito para arrestar a Jorge Glas. Ambos países presentaron demandas mutuas en la Corte Internacional de Justicia

Guardar

Nuevo

La canciller mexicana firmó un acuerdo con su homólogo suizo para que si país se haga cargo de los asuntos consulares de México en Ecuador. (X/@aliciabarcenas)
La canciller mexicana firmó un acuerdo con su homólogo suizo para que si país se haga cargo de los asuntos consulares de México en Ecuador. (X/@aliciabarcenas)

La crisis diplomática entre México y Ecuador, desencadenada por la intervención de las fuerzas policiales ecuatorianas en la Embajada mexicana en Quito, ha llevado a la implementación de un acuerdo espejo como medida para mantener ciertos aspectos de cooperación bilateral a través de un país intermediario. Este acuerdo es un intento por parte de ambas naciones de gestionar las consecuencias de un conflicto que ha puesto en tela de juicio normas internacionales y principios diplomáticos fundamentales.

La ruptura de relaciones diplomáticas entre México y Ecuador se remonta al 5 de abril, cuando autoridades policiales ecuatorianas llevaron a cabo un asalto a la embajada mexicana en Quito con el objetivo de arrestar a Jorge Glas, exvicepresidente ecuatoriano, quien se encontraba en la embajada bajo asilo diplomático otorgado por México apenas unas horas antes. Glas tiene sentencias por corrupción en Ecuador y es investigado por malversación e intimidación. Su situación era motivo de tensión entre ambos países desde diciembre de 2023, cuando Glas ingresó a la legación diplomática. Desde abril, el ex vicepresidente de Rafael Correa está preso en la cárcel de máxima seguridad La Roca, en Guayaquil.

La decisión de Ecuador de intervenir en la embajada mexicana fue vista por México como una violación flagrante de la inviolabilidad de sus instalaciones diplomáticas, un principio fundamental del derecho internacional. Esta acción provocó la inmediata ruptura de relaciones diplomáticas por parte de México, quien consideró que la acción ecuatoriana ponía en peligro la seguridad de su personal diplomático y socavaba la confianza en las normas diplomáticas internacionales. Ecuador, en cambio, sostuvo que la crisis inició por la intervención de México en asuntos domésticos (al otorgar asilo a un sentenciado) y por usar la embajada para otros fines (asilar a un requerido por la justicia nacional).

Así fue el operativo para detener a Jorge Glas en la embajada de México

En medio de la crisis, México y Ecuador han encontrado en Suiza un intermediario neutral y confiable para establecer un “acuerdo espejo”. Este tipo de acuerdo permite a ambos países mantener ciertos aspectos de cooperación diplomática y consular a través de un tercer Estado. El acuerdo espejo implica que Suiza actúe como un canal diplomático y brinde asistencia consular para los ciudadanos y vele por las propiedades diplomáticas de ambos países mientras las relaciones bilaterales directas están suspendidas.

Con este acuerdo, Suiza facilitará la comunicación entre México y Ecuador, permitiendo que ambas partes gestionen asuntos diplomáticos urgentes o necesarios a través de este intermediario neutral. También el país europeo ofrecerá servicios consulares a ciudadanos mexicanos y ecuatorianos en el territorio del otro país. Esto incluye la protección de derechos consulares, asistencia en emergencias y la facilitación de trámites consulares. Además, el gobierno suizo jugará un papel crucial en la protección y gestión de las propiedades diplomáticas de México y Ecuador en los respectivos territorios, asegurando que estas instalaciones estén debidamente resguardadas y administradas.

El acuerdo espejo con Suiza representa un esfuerzo por parte de México y Ecuador para mantener un mínimo de cooperación y gestión ordenada durante un período de tensiones diplomáticas.

<b>El punto muerto de la crisis diplomática de México y Ecuador</b>

La próxima presidenta de México, Claudia Sheinbaum. (EFE)
La próxima presidenta de México, Claudia Sheinbaum. (EFE)

Desde el inicio del conflicto México ha puesto como condición para retomar los diálogos que Jorge Glas sea trasladado a su territorio, pues cuenta con el asilo del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Ecuador, por su parte, ha reiterado que esa exigencia es “lo único que no es negociable”, según dijo la canciller Gabriela Sommerfeld en una entrevista con la agencia AP.

Con la victoria de Claudia Sheinbaum en las elecciones mexicanas, quien sucederá a André Manuel López Obrador, las condiciones no han cambiado. Sheinbaum ha aclarado públicamente que Ecuador debe ofrecer disculpas públicas a México y respetar el asilo otorgado a Jorge Glas para retomar los diálogos. Caso contrario, el gobierno mexicano esperará a que el caso se solucione en la Corte Internacional de Justicia.

Guardar

Nuevo