Una ola de calor azota a Río de Janeiro: la sensación térmica alcanzó los 60 grados

Las altas temperaturas llevaron a decenas de bañistas a refrescarse en las playas, como las turísticas y emblemáticas Copacabana e Ipanema

Guardar

Nuevo

Fotografía de archivo de personas que se refrescan en las playas por la ola de calor en Río de Janeiro (Brasil). EFE/André Coelho
Fotografía de archivo de personas que se refrescan en las playas por la ola de calor en Río de Janeiro (Brasil). EFE/André Coelho

Río de Janeiro presentó este miércoles la temperatura más alta registrada este año en la ciudad brasileña, con 42 grados centígrados y una sensación térmica que en algunas zonas llegó hasta los 60 grados. Los datos provienen de Alerta Río. Según las autoridades, al municipio todavía le queda por delante una jornada larga y calurosa.

El intenso calor llevó a decenas de bañistas a refrescarse en las playas, como las turísticas y emblemáticas Copacabana e Ipanema.

De acuerdo con las autoridades, el jueves y viernes la formación de un sistema de baja presión en el océano hará que el clima sea inestable, y se esperan lluvias moderadas a intensas entre la tarde y la noche, que pueden ir acompañadas de rayos. Sin embargo, el calor debería mantenerse constante, con una máxima de 39ºC y una mínima de 23ºC. La situación también podría repetirse el viernes, pero con temperaturas más suaves, entre 22ºC y 32ºC. Las lluvias podrán superar los 25 mm/h en al menos una parte de la ciudad.

Expertos coinciden en que los efectos son más agudos en los barrios más pobres, con una fuerte densidad de población y viviendas precarias separadas apenas por pasajes estrechos.

Dentro de las casas, sin aislamiento al calor y poco ventiladas, la situación solo empeora. “Se genera una sensación de sauna”, expresó André Candido, habitante de Rocinha.

Brasil sufrió en los últimos meses del 2023 el impacto del clima extremo que los expertos atribuyen al calentamiento y al fenómeno El Niño: altas temperaturas, una sequía histórica en el norte e intensas lluvias acompañadas de ciclones en el sur del país.

La intensa ola de calor ha tenido consecuencias trágicas. Ana Clara Benevides, una joven estudiante de Psicología y fanática de Taylor Swift, murió a causa de un paro cardíaco provocado por la deshidratación y el calor extremo durante el recital de la estrella del pop en noviembre de 2023 en Río de Janeiro.

Una seguidora de Taylor Swift se vierte agua para refrescarse en medio de una ola de calor antes del concierto de la cantante, afuera del Estadio Olímpico Nilton Santos de Río de Janeiro, Brasil, el sábado 18 de noviembre de 2023. (AP Foto/Silvia Izquierdo)
Una seguidora de Taylor Swift se vierte agua para refrescarse en medio de una ola de calor antes del concierto de la cantante, afuera del Estadio Olímpico Nilton Santos de Río de Janeiro, Brasil, el sábado 18 de noviembre de 2023. (AP Foto/Silvia Izquierdo)

2023 fue el año más caluroso de la historia

La Administración Nacional estadounidense de Aeronáutica y el Espacio (NASA) confirmó que 2023 ha sido el año más caluroso en la historia desde que comenzaron los registros globales en 1880, con seis meses batiendo cifras récord.

Según un análisis de la NASA, las temperaturas globales del año pasado estuvieron alrededor de 1,2 grados Celsius por encima del promedio para el período de referencia de la agencia (1951-1980), según informaron científicos del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS, en inglés).

“El informe de temperatura global de la NASA y la NOAA confirma lo que miles de millones de personas en todo el mundo experimentaron el año pasado. Nos enfrentamos a una crisis climática” que va del “calor extremo hasta los incendios forestales y el aumento del nivel del mar”, manifestó el administrador de la NASA, Bill Nelson.

Este récord en las temperaturas coincide con un año de “condiciones meteorológicas extremas en todo el planeta” que, solo en Estados Unidos, han provocado 25 catástrofes que causaron daños por un valor de más de 1.000 millones de dólares cada una.

En una entrevista con EFE, la científica y meteoróloga del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, Marangelly Fuentes, dijo que el aumento de las temperaturas “no chocó a los científicos”.

Sobre las condiciones meteorológicas extremas, Fuentes matizó que, en los próximos años, no preocupa tanto el aumento de fenómenos que pueda haber, sino “cuan destructivos estos desastres naturales se vuelven”.

En la conferencia de presentación del estudio sobre las temperaturas mundiales de 2023 -que la agencia espacial realizó junto a la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA)-, la científica jefe de la NOAA, Sarah Kapnick, aseguró que “los resultados son excepcionales”.

El “calor excepcional” azotó gran parte del mundo, provocando olas “abrasadoras” en América del Sur, Japón, Europa y Estados Unidos y en el suroeste de EEUU, Phoenix (Arizona) tuvo 31 días consecutivos de temperaturas superiores a 43,33 grados centígrados.

De junio a diciembre se establecieron récords mundiales de temperatura cada mes. Julio fue el mes más caluroso jamás registrado.

(Con información EFE)

Guardar

Nuevo