Sigue la crisis política de Honduras tras la asunción de Xiomara Castro: dos sectores se atribuyen el control del Parlamento

La pelea entre las dos facciones que consideran propia la presidencia del órgano legislativo continúa pese a los intentos de negociación y podría empañar el Gobierno de la primera jefa de Estado mujer de ese país

Xiomara Castro, presidenta de Honduras (REUTERS/Fredy Rodriguez)
Xiomara Castro, presidenta de Honduras (REUTERS/Fredy Rodriguez)

La junta directiva del Congreso de Honduras que preside Jorge Cálix presentó el viernes un recurso de amparo al Tribunal Supremo de Justicia contra la que dirige el presidente de la cámara, Luis Redondo.

El recurso de Cálix busca inhabilitar la Junta Directiva que preside Redondo, diputado del Partido Salvador de Honduras (PSH), como parte del acuerdo alcanzado en campaña electoral entre la presidenta hondureña, Xiomara Castro, y el que será su vicepresidente, Salvador Nasralla, líder de esta formación.

El triunfo de Castro en las elecciones, la primera mujer en la historia del país en dirigir esa nación, está en riesgo de ser empañado por la crisis política que se ha instaurado en el Congreso desde hace una semana, cuando fue inaugurado en una bronca sesión en la que algunos diputados llegaron a las manos.

Jorge Cálix
Jorge Cálix

La situación explotó el pasado viernes cuando 20 diputados disidentes del electo Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda) se opusieron a elegir a Luis Redondo, el candidato del Partido Salvador de Honduras (PSH) —respaldado por Castro tras hacer una alianza para ganar las elecciones—, como presidente del Parlamento.

La crisis, para la que no se prevé una salida inmediata, concluyó con la instalación de dos directivas paralelas: una presencial en la misma sede del Legislativo, encabezada por Redondo, y otra por la aplicación de videoconferencias Zoom, liderada por Jorge Cálix, uno de los diputados disidentes y expulsado del partido.

Esto diluyó el ambiente de euforia que envolvía a Honduras desde que Xiomara Castro ganó, con un triunfo arrollador, las elecciones del pasado 28 de noviembre, con 1,7 millones de votos, transformándolo en descontento, repudio, incertidumbre y posibles brotes de violencia.

La disputa entre Redondo y Cálix por ostentar el cargo de presidente del Congreso acaba de empezar y pese a los intentos por llevar a cabo una negociación, el asunto no tiene visos de solucionarse en futuro inmediato.

En vísperas de la investidura de Castro, ésta se reunió con Cálix, a quien le habría ofrecido ser ministro coordinador del Gabinete de Gobierno, según ha informado el periódico local La Prensa, aunque el diputado prefirió no dar una respuesta y emplazó a la presidente para los próximos días.

“Muchas gracias, presidenta Xiomara Castro. Fue un gran placer conversar con usted. Para mí y para cualquiera sería un gran honor formar parte del Gobierno de la Resistencia y de la reconciliación nacional. Pronto recibirá mi respuesta”, escribió minutos después de salir de aquel encuentro en su perfil de Twitter.

Los periódicos del día después de la asunción de Xiomara Castro como presidenta de Honduras (REUTERS/Fredy Rodriguez)
Los periódicos del día después de la asunción de Xiomara Castro como presidenta de Honduras (REUTERS/Fredy Rodriguez)

Castro tomó posesión de su cargo este jueves en un abarrotado Estadio Nacional, en Tegucigalpa. La nueva presidenta ha heredado un Estado golpeado por la pobreza, es el país más pobre de Latinoamérica, el narcotráfico y la corrupción, que se han asentado en las instituciones con la connivencia de los 12 años de “dictadura”, que representó el mandato de Juan Orlando Hernández, tal y como ha denunciado.

“Este día histórico informaré a la Nación. sobre la tragedia social y económica que enfrenta Honduras y sobre mi propuesta de refundación del Estado socialista y democrático”, dijo Castro en su discurso inaugural en el Estadio Nacional de Tegucigalpa.

Anunció que los esfuerzos de su gestión hasta 2026 estarán centrados en “educación, salud, seguridad y empleo”.

La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, y la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, caminan por el palacio presidencial en Tegucigalpa (Erin Schaff/REUTERS)
La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, y la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, caminan por el palacio presidencial en Tegucigalpa (Erin Schaff/REUTERS)

De 62 años y esposa del derrocado expresidente Manuel Zelaya (2006-2009), Castro puso fin a una supremacía de 12 años del Partido Nacional (PN, derecha) con una coalición liderada por su agrupación, Libertad y Refundación (Libre).

La investidura tuvo como invitados estelares a la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, al Rey de España, Felipe VI, y al vicemandatario taiwanés, William Lai.

(Con información de EuropaPress y AFP)

Seguir leyendo:



TE PUEDE INTERESAR