A un día de la asunción de Xiomara Castro, la instalación de dos legislaturas paralelas profundiza la crisis en Honduras

Una de las ceremonias se celebró en el edificio del Congreso, mientras que la otra fue por Zoom. La presidenta electa y los diputados que la apoyan consideran que la elección de Jorge Cálix se celebró violentando normas parlamentarias

Miembros del Congreso que respaldan a Luis Redondo, aliado de la presidenta electa Xiomara Castro, juran por la instalación de una de las dos legislaturas en Honduras (REUTERS/Edgard Garrido)
Miembros del Congreso que respaldan a Luis Redondo, aliado de la presidenta electa Xiomara Castro, juran por la instalación de una de las dos legislaturas en Honduras (REUTERS/Edgard Garrido)

La instalación de dos legislaturas paralelas en Honduras, cada una liderada por distintos presidentes del Congreso, extendió el martes la crisis política que opaca la asunción de la izquierdista Xiomara Castro y sus planes de gobernabilidad.

En el edificio del Poder Legislativo tomó posesión el diputado Luis Redondo, quien tiene el apoyo de Castro y de las filas leales al partido Libertad y Refundación (Libre). La sesión contó con la presencia de una escolta de cadetes de las Fuerzas Armadas, como ya habían adelantado los altos mandos castrenses, en una señal de reconocimiento a la autoridad de la presidenta electa.

En tanto, en forma paralela y vía Zoom, Jorge Cálix también instaló su legislatura como jefe del Congreso, con una veintena de diputados disidentes de Libre y la mayoría de los diputados de los derechistas Partido Nacional y el Partido Liberal, opositores a Castro.

La presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro (REUTERS/Fredy Rodriguez)
La presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro (REUTERS/Fredy Rodriguez)

En esta sesión virtual participaban más de 70 diputados titulares de los 128 que tiene el Legislativo. En el caso de Redondo, el quórum fue completado con diputados suplentes, entre ellos varios reemplazantes de los rebeldes.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, quien este jueves concluirá su segundo mandato de cuatro años, no asistió ante el Parlamento para presentar el informe de su gestión por razones no precisadas por el Ejecutivo.

La crisis se desató el último fin de semana luego de que un grupo de disidentes de Libre desconocieran un acuerdo con el Partido Salvador de Honduras (PSH), cuyo apoyo fue clave para ganar las elecciones de noviembre pasado. El pacto comprometía el apoyo a Redondo, del PSH, como jefe del Legislativo.

Seguidores de la presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro dentro del Congreso Nacional (REUTERS/Edgard Garrido)
Seguidores de la presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro dentro del Congreso Nacional (REUTERS/Edgard Garrido)

Los disidentes eligieron a Cálix, porque consideran que el Congreso debe ser presidido por Libre, porque es el partido con más diputados, 50. Los leales a Castro eligieron a Redondo aunque pertenece a otra fuerza política para respetar el pacto electoral y garantizar la gobernabilidad.

“Cuenta con mi apoyo con franqueza, para que pase a la historia como la mejor presidenta que ha tenido este país”, dijo Cálix a Castro en su discurso de instalación el martes, pese a los desacuerdos y a haber sido expulsado del partido, junto con los demás disidentes.

Además, aseguró que respaldará toda su agenda de lucha contra la corrupción y combate al narcotráfico, dos de los males que agudizan la pobreza en el país.

Ambos bandos se acusan de haber cometido ilegalidades en sus respectivas designaciones, aunque mantienen el diálogo.

Imagen de archivo. Diputados del Partido Libertad y Refundación (LIBRE) protestan luego de que legisladores disidentes de su partido propusieron a Jorge Cálix como presidente provisional, lo que resultó en una reyerta entre diputados del partido LIBRE (REUTERS/Fredy Rodríguez)
Imagen de archivo. Diputados del Partido Libertad y Refundación (LIBRE) protestan luego de que legisladores disidentes de su partido propusieron a Jorge Cálix como presidente provisional, lo que resultó en una reyerta entre diputados del partido LIBRE (REUTERS/Fredy Rodríguez)

Castro, esposa del derrocado ex presidente Manuel Zelaya, ya ha invitado a Redondo a colocarle la banda presidencial el jueves 27 de enero, en la ceremonia que se realizará en el Estadio Nacional.

“Creo que habrá una negociación producto de este diálogo, y uno de los escenarios es que haya una tercera persona que asuma la dirección (del Congreso), producto de una negociación”, dijo a la agencia AFP Ernesto Paz, ex canciller del gobierno de Zelaya.

Enfrentamientos entre parlamentarios hondureños por la mandataria Xiomara Castro

“Se viene una crisis de altas dimensiones, peligra que ni tome posesión Xiomara Castro”, había dicho días antes el analista y profesor de Sociología de la Universidad Nacional, Eugenio Sosa. “También hay peligro de un nuevo golpe de Estado”, alertó.

Castro ganó las elecciones el 28 de noviembre por abrumadora mayoría, gracias a una alianza con el PSH, a cambio de nominar a su candidato presidencial, Salvador Nasralla, como vicepresidente.

(Con información de AFP y EFE)

Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR