La OEA se reunirá hoy en una sesión extraordinaria para abordar la salida de Nicaragua de la organización

La Asamblea General del bloque aprobó una resolución sobre la situación del régimen centroamericano y declaró “ilegítimas” las elecciones generales del pasado 7 de noviembre. Además, solicitó una evaluación por parte del Consejo Permanente de la crisis que atraviesa el país

El dictador de Nicaragua, Daniel Ortega
El dictador de Nicaragua, Daniel Ortega

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) ha convocado una sesión virtual extraordinaria para este lunes en la que prevé evaluar la situación de Nicaragua después de que el país iniciara el proceso de salida de la organización.

Así lo anunció la semana pasada la propia OEA, que analizará la Carta Democrática Interamericana y la de la propia organización en una sesión que comenzará a las 12.30 en cumplimiento del mandato de la pasada resolución de la Asamblea General de la OEA, tal y como señaló en un comunicado.

El pasado 12 de noviembre, la Asamblea General de la OEA aprobó una resolución sobre la situación de Nicaragua y declaró “ilegítimas” las elecciones generales del pasado 7 de noviembre. Además, solicitó una evaluación por parte del Consejo Permanente de la crisis que atraviesa el país.

El Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua declaró al actual dictador, Daniel Ortega, ganador de los comicios con el 75 por ciento de los votos en un proceso que, según la OEA, “perdió credibilidad por la represión contra los opositores, que terminaron en la cárcel o el exilio” antes de la celebración del proceso electoral.

La resolución fue aprobada con 25 votos a favor, siete abstenciones, uno en contra (Nicaragua) y una ausencia. La Asamblea General es la máxima autoridad de la organización hemisférica, conformada por 34 países.

El Secretario General de la OEA, Luis Almagro con una Misión de Observadores
El Secretario General de la OEA, Luis Almagro con una Misión de Observadores

El proceso de salida se inició a mediados de noviembre cuando el ministro de Exteriores nicaragüense, Denis Moncada, presentó al secretario de la organización, Luis Almagro, una denuncia por “intromisión” en los asuntos internos y le trasladó el consiguiente deseo del país de “abandonar la entidad”.

“Nicaragua defiende la independencia, soberanía y autodeterminación del pueblo, en respeto a su ordenamiento jurídico interno y los dictámenes mundiales”, objetó Moncada, que indicó que “frente a las acciones violatorias de la OEA y Estados Unidos, manifestamos nuestra renuncia a esa organización, instrumentalizada bajo intereses del país norteño”.

“Estamos renunciando y desvinculándonos de esa organización, dando por terminado el vínculo del Estado nicaragüense y la OEA”, dijo entonces. Poco antes, el Tribunal Supremo de Justicia de la dictadura sandinista que había pedido a Ortega que iniciara el proceso de retirada de la OEA mediante la denuncia de la Carta del organismo, sumándose así a la petición del Parlamento.

(Con información de Europa Press)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR