Ecuador: los niños entre 5 y 11 años serán vacunados con dosis de la china Sinovac

El gobierno espera inmunizar a 2.3 millones de niños entre 5 y 11 años.

El vicepresidente de Ecuador, Alfredo Borrero (d), fue registrado este lunes al aplicarle a un niño una dosis de una vacuna contra la covid-19, durante el inicio de la vacunación de niños de 6 a 11 años, en un colegio de Quito (Ecuador). EFE/José Jácome
El vicepresidente de Ecuador, Alfredo Borrero (d), fue registrado este lunes al aplicarle a un niño una dosis de una vacuna contra la covid-19, durante el inicio de la vacunación de niños de 6 a 11 años, en un colegio de Quito (Ecuador). EFE/José Jácome

Aunque inicialmente los niños de 5 hasta 11 años serían vacunados con la dosis anticovid de la farmacéutica Pfizer, el Ministerio de Salud Pública del Ecuador ha anunciado el cambio de tipo de vacuna para los pequeños. La autoridad sanitaria nacional ha confirmado que los menores recibirán dos dosis de la vacuna de fabricación china Sinovac.

La ministra de Salud, Ximena Garzón, explicó en una entrevista radial que el cambio de vacuna se dio porque hay mayor evidencia de que las dosis de Sinovac son seguras y eficaces en los niños de esa edad: “Con Pfizer aún no hay suficiente evidencia científica”, dijo la secretaria de Estado.

La vacunación de niños entre 5 y 11 años empezó en Ecuador el pasado 18 de octubre. Hasta el momento más 378.000 –de 2.3 millones– ya han sido vacunados con la primera dosis en contra del coronavirus.

Sobre los efectos secundarios de la vacuna, Garzón ha recalcado que no se han presentado incidentes graves: “No hemos tenido reportes de eventos importantes; solo algo de dolor de brazo y un poco de fiebre. Pero eleva el sistema inmunitario en niños”.

En un foro organizado por el Ministerio de Salud, la gerente Institucional de la Gestión del Plan Nacional de Vacunación, Cristina Aldaz, y el médico investigador y catedrático, Esteban Ortiz, explicaron que la vacunación en niños está recomendada.

Sobre la vacuna Sinovac, dijo Aldaz, que esta “es muy similar a las vacunas con virus atenuado que ya se aplican desde el nacimiento a los niños por el esquema regular de vacunación del país”. El médico Ortiz dijo que “vacunar es importante en población menor de 18 años” porque “hay más beneficio en vacunar a niños que riesgos”.

Un estudio publicado en la revista científica The Lancet Infectious Diseases confirma la seguridad y eficacia de las dos dosis de Sinovac en niños de 3 a 17 años, porque genera una alta tasa de anticuerpos en los pequeños. De acuerdo con lo recogido por la revista Semana, no hay reportes serios de efectos secundarios graves como trombosis o miocarditis en los menores de edad, por lo que se considera que la vacuna de Sinovac es segura.

A nivel mundial más de 100 millones de niños han recibido al menos una dosis anticovid de Sinovac. China y Chile son los países que lideran la lista de naciones donde más menores han sido vacunados. En otros países de la región, como Colombia, se analiza la posibilidad de iniciar la vacunación a niños entre los 6 y 11 años.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, el año pasado se contabilizaron 1,5 millones de niños contagiados con coronavirus. Sin embargo, para este año, hasta septiembre, los casos en pequeños incrementaron hasta los 1.9 millones de contagiados.

Tercera dosis

El Ecuador también inició con la fase de inmunización de refuerzo para las poblaciones vulnerables. Según los datos oficiales, desde el lunes 25 de octubre, 22.000 personas han recibido una tercera dosis.

Para cumplir con el refuerzo, el Ministerio de Salud Pública elaboró los lineamientos de la vacunación y determinó que los mayores de 65 años recibirán una dosis de refuerzo de AstraZeneca, sin importar cuál fue el tipo de vacuna que recibieron.

Además, la vacunación con una tercera dosis estará disponible para las personas desde los 12 años con problemas de inmunodepresión como personas que reciben radio y quimioterapia y terapia hormonal. También aquellos que tengan un trasplante de órganos, quienes estén en terapia de células T o trasplante de células madre hematopoyéticas. En este grupo se considerará a las personas que tengan el síndrome de DiGeorge y de Wiskott-Aldrich, además de quienes viven con VIH y con sida. Las personas con enfermedades renales crónicas en diálisis y quienes están en tratamiento activo con inmunosupresores también podrán acceder al refuerzo anticovid.

En el caso de estos grupos vulnerables, las personas recibirán la misma vacuna colocada en la primera etapa de inmunización y se dará el refuerzo solo cuando se certifique la condición que adolece el paciente.

Las autoridades sanitarias han indicado que las personas que recibieron una monodosis anticovid también serán consideradas para acceder a la vacuna de refuerzo, incluyendo a quienes se vacunaron en el extranjero.

Hasta el momento, en Ecuador alrededor del 60 % de la población ha recibido el esquema completo de vacunación anticovid. El objetivo gubernamental es alcanzar el 85 % de vacunados hasta finales de este año.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR