Chile será el primer país de América Latina que contará con la internet satelital de Elon Musk

El gobierno autorizó las operaciones de Starlink, la empresa de servicios de red de SpaceX

FILE PHOTO: SpaceX founder and Tesla CEO Elon Musk speaks on a screen during the Mobile World Congress (MWC) in Barcelona, Spain, June 29, 2021. REUTERS/Nacho Doce/File Photo
FILE PHOTO: SpaceX founder and Tesla CEO Elon Musk speaks on a screen during the Mobile World Congress (MWC) in Barcelona, Spain, June 29, 2021. REUTERS/Nacho Doce/File Photo

Starlink es un proyecto de la compañía SpaceX, propiedad del empresario sudafricano Elon Musk. Su objetivo es dar conectividad en zonas aisladas donde es complejo llegar con infraestructura digital como fibra óptica o red móvil. Chile se convertirá en el primer país latinoamericano en contar con los servicios de Musk.

Tras meses de pruebas piloto, la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) otorgó el permiso para que Starlink pueda funcionar comercialmente en Chile. Para ello, instalará cinco estaciones a lo largo del país, ofreciendo una alternativa de conectividad de calidad a zonas rurales o aisladas.

Las localidades en las que se construirán las estaciones terrestres son Caldera (873 kilómetros al norte de Santiago), Coquimbo (461 kilómetros al norte), San Clemente (270 kilómetros al sur), Puerto Saavedra (776 kilómetros al sur) y Puerto Montt (a 1033 kilómetros al sur).

Al respecto, la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, comentó que hace varios meses Starlink manifestó su interés de realizar pilotos de conectividad, los que “se han concretado de manera exitosa en sectores como Caleta Sierra (318 kilómetros al norte de Santiago), Sotomó (a 1093 kilómetros al sur), y ahora ya está en condiciones de ofrecer su oferta comercial a lo largo del país. Como gobierno buscamos generar las condiciones para que los usuarios puedan tener diferentes alternativas de conectividad, con conexiones de alta velocidad que permiten que puedan acceder a contenidos online en cualquier lugar del país”, afirmó.

Por su parte el subsecretario de Telecomunicaciones, Francisco Moreno, señaló que “estamos ante un verdadero hito en materia de inclusión digital que entregará a nuestros usuarios una alternativa más de conectividad”.

Expresó además que “el interés de empresas como Starlink, Amazon y otros proveedores satelitales de baja órbita, revela que Chile es un país atractivo para la inversión en telecomunicaciones, consolidándose como un referente regional”.

El sistema opera gracias a una serie de satélites de baja órbita que la empresa aeroespacial lanzó previamente al espacio, lo que se ha convertido en una verdadera revolución mundial en materia de conectividad digital.

Francisco Moreno, Undersecretary of Telecommunications and Gloria Hutt, Minister of Transport and Telecommunications of Chile, have a conversation via video with Luis Toledo Mora, Regional Ministerial Secretary of the Government of the Los Lagos Region, while Sofia Diaz, 7, watches, at the the John F Kennedy School in the village of Sotomo, outside the town of Cochamo, Los Lagos region, Chile, August 6, 2021. Picture taken August 6, 2021. Sotomo is one of two places in Chile to be chosen for a pilot project run by billionaire Elon Musk, to receive free internet for a year. The Starlink antennae were installed in July and inaugurated earlier this month in a ceremony attended by Transport and Telecommunications Minister Gloria Hutt. She said she hoped Starlink would prove key in bridging Chile and the wider region's digital divide. REUTERS/Pablo Sanhueza        SEARCH "SOTOMO SANHUEZA" FOR THIS STORY. SEARCH "WIDER IMAGE" FOR ALL STORIES.
Francisco Moreno, Undersecretary of Telecommunications and Gloria Hutt, Minister of Transport and Telecommunications of Chile, have a conversation via video with Luis Toledo Mora, Regional Ministerial Secretary of the Government of the Los Lagos Region, while Sofia Diaz, 7, watches, at the the John F Kennedy School in the village of Sotomo, outside the town of Cochamo, Los Lagos region, Chile, August 6, 2021. Picture taken August 6, 2021. Sotomo is one of two places in Chile to be chosen for a pilot project run by billionaire Elon Musk, to receive free internet for a year. The Starlink antennae were installed in July and inaugurated earlier this month in a ceremony attended by Transport and Telecommunications Minister Gloria Hutt. She said she hoped Starlink would prove key in bridging Chile and the wider region's digital divide. REUTERS/Pablo Sanhueza SEARCH "SOTOMO SANHUEZA" FOR THIS STORY. SEARCH "WIDER IMAGE" FOR ALL STORIES.

Cómo acceder a esta tecnología

Los usuarios interesados en contar con los servicios de la empresa Starlink deben dirigirse al sitio web de la empresa, donde podrán encontrar información acerca de precios del kit de instalación y los planes mensuales de internet satelital. En Chile, el internet satelital de Elon Musk tendrá un costo mensual de $92.600, es decir cerca de US$ 110 dólares. Para poder contar con esta señal, se deberá instalar un equipo especial, cuyo costo es cercano a los US$570 dólares. Este kit incluye -entre otras cosas- una antena y un entulador de wi-fi, que entregarán internet de banda ancha, de baja latencia y alta velocidad, con un enlace que cubre cerca de 100 metros a la redonda.

Desde la empresa informaron que los pedidos se completarán por orden de llegada y dependerá de la localidad en la que se solicite la instalación el tiempo que tomará la llegada de este servicio, tiempo que puede extenderse, por ahora, sobre los seis meses.

La prueba

El pasado viernes 6 de agosto la pequeña localidad de Sotomó, en la Región de Los Lagos, se convirtió en el primer lugar de Latinoamérica en contar con tecnología de internet satelital. En la práctica, esto se traduce en que en los hogares ubicados en espacios rurales o apartados obtendrán una conexión fija similar a la que experimentan las zonas urbanas.

El honor fue para la escuela John F. Kennedy, ubicada en un poblado a los pies del Estuario de Reloncaví. La prueba correspondió a la fase beta o primera etapa de prueba, y pudo lograrse gracias al trabajo en conjunto entre Starlink y la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel). Esta última otorgó previamente un permiso experimental para el uso no comercial del servicio.

Para lograr esta prueba instalaron una antena en el techo del establecimiento que recibió la señal, con lo que se demostró la efectividad de esta tecnología en lugares de geografía extrema. Durante los primeros días de la prueba, su funcionamiento fue de velocidad y latencia de conexión similar a la que se obtiene mediante una red de Internet fija (100 a 200 mb), tal como informó la Subtel. Así, los alumnos pudieron realizar actividades como la reproducción de videos en alta definición, conectarse a plataformas educacionales y realizar videollamadas sin interrupciones, algo que antes era inalcanzable en el lugar.

SEGUIR LEYENDO



TE PUEDE INTERESAR