Chile: mató de 80 cuchilladas, mutiló a su víctima y se llevó un brazo en su mochila

Fue declarado culpable de homicidio calificado y el 28 de septiembre se conocerá su sentencia

La Policía de Investigaciones estuvo a cargo de la investigación de este caso que conmovió a Chile
La Policía de Investigaciones estuvo a cargo de la investigación de este caso que conmovió a Chile

Un tribunal chileno declaró como culpable del delito de homicidio calificado a un joven que atacó, asesinó y guardó uno de los brazos de su víctima en su mochila en abril del 2019.

El veredicto condenatorio fue comunicado por el Tribunal Oral en lo Penal de la ciudad de Valdivia, ubicada al sur de Chile.

Según los antecedentes del caso, todo se inició el martes 23 de abril del 2019 cuando Luis Catalán Newiman, de 19 años, se encontraba en la Plazuela O’Higgins de Valdivia ingiriendo bebidas alcohólicas junto a dos personas y a la víctima, identificada como Esteban Elías Álvarez González.

De un momento a otro y sin provocación alguna el condenado agredió al fallecido propinándole al menos 80 heridas cortopunzantes, hiriendo la cara anterior del tórax y generando una lesión cervical, hiriendo la arteria carótida derecha, venas yugulares derechas y anteriores, lesiones que le provocaron la muerte.

Sin importar que la víctima estaba agonizando, el condenado aprovechó esta ocasión para mutilar los pabellones auriculares, nariz, labios, cara y cuero cabelludo. Además, le desarticuló el codo y le desmembró el antebrazo derecho.

Catalán Newiman se retiró del lugar rumbo a su hogar en donde su padre descubrió que su hijo portaba el brazo de la víctima en su mochila, denunciando al joven a Carabineros de Chile.

Al ser detenido, por la policía y puesto en prisión por la justicia, la fiscal jefe de Valdivia Tatiana Esquivel manifestó que “este es un homicidio que se caracteriza por la gran cantidad de lesiones presentes en distintas partes del cuerpo de la víctima, todas causadas con un arma blanca, algunas cortantes y otras cortopunzantes, además del cercenamiento del antebrazo. El conjunto de todas estas lesiones le provocó la muerte, y en particular unas lesiones cortantes que tiene la víctima en la zona del cuello y también en la zona toráxica”.

Al momento de su detención, el imputado mantenía antecedentes penales por un incendio. El año 2017, quemó 7 vehículos en las comunas de Valdivia y Paillaco, al sur de Chile, y además le causó lesiones a su padre, a quien golpeó con un elemento contundente.

La formalización del imputado se realizó el 25 de abril del 2019. Desde entonces, el imputado se encuentra en prisión preventiva. Fuente imagen: Ministerio Público.
La formalización del imputado se realizó el 25 de abril del 2019. Desde entonces, el imputado se encuentra en prisión preventiva. Fuente imagen: Ministerio Público.

El encuentro entre el padre y su hijo

La fiscal Alejandra Anabalón junto a personal de la Policía de Investigaciones en el sitio del suceso. Fuente imagen: Ministerio Público.
La fiscal Alejandra Anabalón junto a personal de la Policía de Investigaciones en el sitio del suceso. Fuente imagen: Ministerio Público.

Cuando el condenado fue presentado por primera vez a la justicia la fiscal Tatiana Esquivel relató el encuentro entre padre e hijo, luego del homicidio de Esteban Elías Álvarez González.

La información del Diario El Día aseguró que el condenado llegó a su casa a las 3.30 AM del martes 23 de abril de 2019 en estado de ebriedad, y ofuscado porque había discutido con su pareja. Después se puso a escuchar música y discutió con su padre lo que provocó que se retirara del hogar nuevamente.

A las 7 de la mañana, el imputado regresó a su hogar golpeando fuertemente las puertas para que le abrieran. Cuando el condenado ingresó a la vivienda, su padre se percató que tenía sangre en su mano derecha y que le sangraba uno de sus dedos, provocando que el hijo lo empujara y se sentara en una banca cerca de su casa.

Allí el padre se acercó y le preguntó qué sucedía, a lo que el hijo respondió: “Papá, me mandé una cagá, revisa la mochila que ando trayendo”. Acto seguido el padre abrió el bolso y se percató de la presencia del brazo de la víctima. El hombre relató que su hijo “tenía un brazo humano completo, como del codo hacia abajo”.

Al volver a la vivienda, el padre llamó a Carabineros para denunciar a su hijo, quien fue detenido en ese día. Se espera que el próximo 28 de septiembre se conozca la sentencia que recibirá el imputado.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR