Cómo fue el primer debate presidencial en Chile: a quiénes les fue mejor y peor

Cinco de los siete candidatos se cruzaron en TV antes de las elecciones del 21 de noviembre

Fotografía cedida este miércoles por Chilevisión y CNN Chile en la que se registró a los candidatos presidenciales Gabriel Boric (i); Sebastián Sichel (2i); José Antonio Kast (c); Yasna Provoste (2d) y Eduardo Artés (d), durante un debate presidencial, en Santiago de Chile. EFE/Chilevisión y CNN Chile
Fotografía cedida este miércoles por Chilevisión y CNN Chile en la que se registró a los candidatos presidenciales Gabriel Boric (i); Sebastián Sichel (2i); José Antonio Kast (c); Yasna Provoste (2d) y Eduardo Artés (d), durante un debate presidencial, en Santiago de Chile. EFE/Chilevisión y CNN Chile

Cinco de los siete candidatos presidenciales chilenos se enfrentaron en el primer debate televisado a todo el país de cara a la primera vuelta que se desarrollará el próximo 21 de noviembre: el de derecha, Sebastián Sichel, el aspirante de la centro izquierda Gabriel Boric, la demócrata cristiana Yasna Provoste, el ultra derechista José Antonio Kast y la carta del partido Unión Patriótica, Eduardo Artés.

La confrontación entre los aspirantes para ocupar la presidencia de Chile estuvo marcada por una fuerte disputa de ideas y por acusaciones entre las partes, lo que ha gatillado la discusión entre los analistas para saber quiénes fueron los vencedores y los perdedores de esta jornada.

Las definiciones ideológicas más importantes del debate corrieron por parte de Yasna Provoste quien se mostró a favor del polémico cuarto retiro de fondos desde las pensiones, lo que ocurrió también con Boric y Artés. Mientras que Sichel y Kast se mostraron en contra de esta política.

Entre los momentos más intensos del debate resaltó la discusión entre Sichel y Boric cuando el primero recordó el apoyo de Boric al grupo de izquierda Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), y por haber aparecido en una fotografía vistiendo una polera con el rostro del ex senador Jaime Guzmán, quien fue asesinado por esta agrupación.

Ante esta crítica Boric respondió que “yo estoy del lado del diálogo para solucionar los conflictos (...) y cuando he cometido errores, los he reconocido, porque ¿quién no comete errores?”, además agregó que “yo no te he escuchado nunca una disculpa por haber celebrado los $65.000 (USD 82) que les diste a las familias después de 15 meses de pandemia”, haciendo alusión al polémico papel de Sichel como ministro del presidente Sebastián Piñera en la crisis sanitaria y económica.

El candidato Eduardo Artés hablando en un megáfono.
El candidato Eduardo Artés hablando en un megáfono.

Otro momento intenso del debate fue la discusión entre José Antonio Kast y la ex presidenta del Senado, Yasna Provoste cuando el candidato del Partido Republicano le preguntó por su respaldo a dos proyectos parlamentarios en trámite, el de “nacionalizar las cuentas individuales de las personas a fondos del Estado” y el de “indulto” a los detenidos en el contexto del estallido social: “¿usted va a estar con las víctimas o los delincuentes?”.

Frente a esto Yasna Provoste replicó que “lo que nosotros hemos firmado es terminar con las AFP, que es tal vez lo que le moleste” a lo que Kast respondió que “no, lo que me molestó es que se perdieran 600 millones de dólares”, recordando la acusación constitucional en contra de Provoste que terminó sacándola del ministerio de Educación por una supuesta pérdida de recursos el 2008.

Usted sabe muy bien que esa acusación constitucional la basó sobre hechos incluso anteriores a que yo fuera ministra de Educación”, respondió Provoste para agregar que “él (Kast) hace de la mentira su base discursiva, y eso es inaceptable”.

Marco Enríquez-Ominami y Franco Parisi no estuvieron presentes en el debate porque el primero estaba en cuarentena tras un viaje a México, mientras que el segundo se encuentra en Estados Unidos.

Bolsonaro y la Guerra Fría

Jose Antonio Kast junto al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro
Jose Antonio Kast junto al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro

Otro conflicto entre los candidatos ocurrió cuando Sebastián Sichel le pregunto a José Antonio Kast por su apoyo al presidente brasileño, Jair Bolsonaro. “¿No te arrepientes de haberle llevado esa camiseta a Bolsonaro?”, preguntó Sichel recordando el momento cuando Kast le regaló a la autoridad carioca una polera de la selección chilena de fútbol.

“¿Y tú te arrepientes de haber sido parte del gobierno de Bachelet, de Aylwin, de Frei, de Piñera”, dijo Kast recordando las múltiples militancias que ha tenido Sichel en el pasado. “Hay que tener siempre una convicción, una línea, y en algunas cosas no hay que cambiar de opinión tan fácilmente”, agregó Kast.

A esta confrontación se sumó otra entre Eduardo Artés y Sebastián Sichel luego que el primero cuestionara la “independencia” de Sichel por participar en todos los gobiernos desde el regreso de la democracia. “Pero hoy día se presenta como independiente, como un hombre de centro, apoyado claro por RN y la UDI (...) Yo quiero que explique cómo es que existe alguien que está al margen de las ideologías, de los pensamientos, y de las propuestas, alguien que está por encima de todo, casi como un ángel caído del cielo”, dijo Artes.

Ante esto Sichel respondió que “yo sé que muchos de ustedes viven en los 60, en la Guerra Fría”, y que “la gran mayoría de los chilenos no siente identificación de los partidos políticos. Siento orgullo de haberme ido de los partidos políticos cuando no sentí identificación con ellos”.

Los ganadores

La candidata presidencial Yasna Provoste. REUTERS/Rodrigo Garrido
La candidata presidencial Yasna Provoste. REUTERS/Rodrigo Garrido

Para los expertos, los grandes ganadores de la jornada fueron Yasna Provoste y José Antonio Kast. Para el doctor y analista de política Mauricio Morales, “Provoste pertenece a una de las coaliciones más poderosas en cuanto a votos. No es una coalición que esté muerta. Provoste dio varios golpes, sacó a relucir la participación del Partido Comunista (PC) en Apruebo Dignidad para encarar a Boric”, dijo a radio Concierto.

Para Morales el papel de Yasna en el debate fue fundamental porque sirvió de puente para las mujeres del país. “(Provoste) Le mandó un mensaje particular a las mujeres de Chile. Las mujeres están cada vez participando más en política, y a eso está aspirando Yasna Provoste siendo la única mujer dentro de la papeleta”.

Por su parte el analista político Carlos Correa recalcó la postura de Provoste a favor del cuarto retiro de fondos desde las pensiones. “Yasna hace una buena estrategia: se pone a favor del cuarto retiro, pero lo pone en la dimensión de lo que le ocurre a las mujeres. Eso humaniza la decisión y aplaca los costos políticos. “, dijo a Emol.com

Otro ganador de la jornada sería José Antonio Kast, quien aprovechó el formato del debate para desplegar todas sus cartas. “Fue un formato que permitió mayores interacciones, lo que benefició absolutamente a José Antonio Kast, porque se vio más suelto, entendió mejor de qué iba” dijo el analista político Axel Callis a El Mostrador.

Una opinión similar fue sostenida por el analista político Marco Moreno quien destacó que “curiosamente uno puede estar en desacuerdo con lo que plantea José Antonio Kast, pero fue el que mejor aprovechó el ritmo televisivo. Tuvo compostura, tuvo convicciones y, por lo tanto, jugó bien su papel desde el punto de vista del show televisivo”.

Los perdedores

El candidato de derecha Sebastián Sichel.
El candidato de derecha Sebastián Sichel.

Los que se vieron más débiles en el debate fue Sebastián Sichel y Eduardo Artés. Para Axel Callis, Sichel “se vio bastante golpeado por Kast. Kast hizo ver mal a Sichel. Trató de despegarse de la idea de ser el candidato de los empresarios y del Gobierno, pero no logró, pese a que se presentó como el presidente de las pymes. Sichel perdió frescura. Este Sichel que antes se veía enérgico y joven ante Lavín y Desbordes, ahora no luce eso”.

Mientras que en el caso de Artés “es un candidato de nicho que no tenía nada que perder ni nada que ganar. Sabíamos lo que iba a decir, por lo que no es relevante en el análisis general que podamos hacer del desempeño”, dijo Marco Moreno.

El analista Mauricio Morales dijo que “a Sichel le incomodó el formato. Evitó la polémica hasta donde pudo y trató mal a la política. Fue el que salió más dañado del debate, sin ganas ni cifras”. Sobre Artés Callis agregó que en el debate este último “estaba como en otra dimensión”.

El candidato presidencial Gabriel Boric (a la izquierda) saludando al ex ministro del Interior, Andrés Chadwick. REUTERS/Rodrigo Garrido
El candidato presidencial Gabriel Boric (a la izquierda) saludando al ex ministro del Interior, Andrés Chadwick. REUTERS/Rodrigo Garrido

Finalmente sobre el candidato de centro izquierda Gabriel Boric, Callis sostuvo que “Boric logra mantener su puesto de liderazgo, no se vio nunca defendiéndose de espalda, y logró poner algunos puntos programáticos, como cuando respondió a Provoste por el tema de la alianza del PC, siendo que el PC formó gobierno con la DC durante el Gobierno de la Presidenta Bachelet, y sí se leyó el programa”.

“Boric logró zafar, fue de menos a más ante los arrinconamientos de gobernabilidad y de ‘mala compañía’ del PC, y para eso (Eduardo) Artés lo ayudó mucho, porque lo sacó de la izquierda y lo puso en el centro”, dijo Callis.

Moreno destacó que Boric fue de los que no arriesgó tanto “para no cometer errores”, mientras que el analista Mauricio Morales sostuvo que “Boric sabe que tiene un pie y medio en la segunda vuelta, no salió dañado en el debate, reconoció errores. La candidatura de Boric nació como una respuesta a la candidatura de Jadue. Descansó harto en Artés para hacer la tarea de enfrentar a Kast”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR