Chile abrirá sus fronteras a extranjeros que tengan vacunas validadas por su gobierno y cumplan otros requisitos

El Ministerio de Salud anunció una serie de modificaciones al plan “Frontera Protegida”, que comenzarán a regir a partir del próximo 1 de octubre

Una mujer se prepara para registrarse en el Aeropuerto Internacional de Santiago (REUTERS/Iván Alvarado/Archivo)
Una mujer se prepara para registrarse en el Aeropuerto Internacional de Santiago (REUTERS/Iván Alvarado/Archivo)

El Ministerio de Salud de Chile anunció este miércoles una serie de modificaciones al plan “Frontera Protegida”, que comenzarán a regir a partir del próximo 1 de octubre. El país abrirá sus fronteras a extranjeros que tengan vacunas validadas por su gobierno y cumplan otros requisitos.

La información la dio a conocer la Subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, quien detalló en Twitter cómo se implementará el plan. En primer lugar, podrán salir del país los chilenos y extranjeros residentes en Chile que cuenten con el “Pase de movilidad” (no incluye a menores sin el pase) o con un “permiso excepcional para la salida del país”, obtenido a través de la comisaría virtual. También pueden salir los extranjeros no residentes.

En tanto, podrán ingresar a Chile los chilenos y extranjeros residentes en el país (lo pueden hacer desde cualquier pase fronterizo) y los extranjeros no residentes que cuenten con el “Pase de movilidad” o cumplan alguna causal del decreto 102 del Ministerio del Interior.

Para obtener el “Pase de movilidad”, deben hacer previamente el trámite de validación de vacunas a través de la página web: mevacuno.gob.cl.

Respecto a los requisitos para el ingreso a chilenos y extranjeros residentes, se especifica que habrá que presentar la declaración jurada de viajeros, que se tramita en www.c19.cl y un test PCR negativo (toma de muestra de hasta 72 horas antes de embarcar).

En cuanto a los extranjeros no residentes, se pedirá una declaración jurada de viajeros (www.c19.cl), el test PCR negativo (toma de muestra de hasta 72 horas antes de embarcar también), un seguro médico de viaje (cobertura mínima 30.000 dólares) y el pase de movilidad, que para obtenerlo se debe hacer previamente el trámite de validación de vacunas en mevacuno.gob.cl.

Por último, se especificaron las medidas de aislamiento que deberán cumplir las personas al ingresar a Chile. Todos los viajeros deberán hacer un “aislamiento estricto en domicilio declarado”. Las personas con pase de movilidad deberán aislarse por cinco días, mientras que aquellos que no tengan el pase tendrán que aislarse siete días.

Luego se especifica que deberán llegar al domicilio en transporte privado y de forma directa, sin pernoctar ni interactuar con otras personas. Todos los cohabitantes del domicilio deberán realizar el aislamiento y, en caso de preferir voluntariamente un hotel para realizar el aislamiento, no puede abandonar la habitación.

El aislamiento estricto significa que el viajero y sus cohabitantes no pueden abandonar el domicilio, recibir visitas de ningún tipo, salir a pasear mascotas, trabajar o asistir a recintos educativos; y tampoco usar el pasaporte sanitario o pase de movilidad.

Al mismo tiempo, se explica que, además del aislamiento, todas las personas deben cumplir con el seguimiento de viajeros por 14 días, el cual es obligatorio y consiste en la fiscalización domiciliaria mientras dure el aislamiento, autoreporte diario del estado de salud y ubicación, testeo (el cual puede ser en el punto de ingreso y/o en los próximos 14 días); y, en caso de ser positivo de COVID-19 o contacto estrecho, el viajero deberá realizar el aislamiento en el lugar y por un período que determine la autoridad sanitaria.

Las medidas fueron anunciadas un día después de que Chile registró 24 horas sin muertes por coronavirus por primera vez desde marzo de 2020. Así lo informó en su boletín diario el Departamento de Estadísticas e Información de la Salud.

Si bien en los reportes del 28 de diciembre de 2020 y del 5 de enero de este año tampoco se habían informado de fallecidos, el ministro de Salud, Enrique Paris, explicó que se debía a la manera de procesar los decesos, considerando que eran jornadas posteriores a los feriados largos por las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Con esto, la cifra total de muertos por coronavirus en Chile se mantiene en 37.253.

Vista de la preparación de una dosis de la vacuna Coronavac contra el coronavirus, en una fotografía de archivo. EFE/Antonio Lacerda
Vista de la preparación de una dosis de la vacuna Coronavac contra el coronavirus, en una fotografía de archivo. EFE/Antonio Lacerda

Esta semana el país comenzó a inocular con la vacuna china Coronavac a los menores de entre 6 y 12 años. Los primeros en recibirla son los niños con comorbilidades específicas, mientras que a partir del 26 de septiembre podrán hacerlo todos los niños.

“Los niños también se pueden enfermar. Un 12 % de los casos que hemos tenido en nuestro país durante este año y medio son niños menores de 18 años”, dijo la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza.

El Instituto de Salud Pública (ISP) autorizó el pasado lunes la vacunación con la inyección del laboratorio Sinovac a niños mayores de 6 años, convirtiendo así a Chile en el primer país de Sudamérica en dar luz verde a la inoculación para este grupo de edad.

Chile ya había aprobado en junio el uso de la vacuna de Pfizer/BioNTech para niños mayores de 12 años y casi 700.000 ya han recibido al menos una dosis.

Hoy día no tenemos vacunas para los niños menores de 6 años, pero si vacunamos a toda la familia vamos a actuar de una manera en capullo, protegiendo a los más chiquititos”, indicó Daza.

Las vacunas, apuntó la subsecretaria, “son seguras, eficaces y, además de proteger a cada una de las personas, son un acto solidario”.

Más de 13,2 de los 19 millones de habitantes del país ya han completado su esquema de vacunación, de los que 2,2 millones que habían sido inoculados con Coronavac -la más usada en el país- ya han recibido una tercera dosis.

Un estudio de la Universidad de Chile revelado la semana pasada arrojó que la vacuna de Pfizer mantiene la positividad de sus anticuerpos IgG arriba de un 90 % tras 20 semanas de su aplicación, mientras que con la fórmula de Sinovac se ve una caída progresiva hasta alrededor de un 40 % en ese tiempo.

La pandemia, que tuvo su pico más grave entre marzo y junio pasados y obligó a confinar de nuevo al 90 % de la población, lleva semanas retrocediendo. Las autoridades, sin embargo, mantienen el toque de queda de 00:00 horas a 05:00 horas y el cierre de fronteras para turistas desde el pasado abril.

SEGUIR LEYENDO: