Ecuador: un funcionario de Salud fue detenido por acordar encuentros con menores para luego abusar de ellos

El hombre de 51 años operaba en Galápagos. En su computadora se encontraron fotografías y videos que involucran a niños y adolescentes. Una de las víctimas era su sobrina

El detenido enfrenta cargos por pornografía infantil y por contacto a menores con fines sexuales por medios electrónicos (Foto: cortesía Fiscalía General del Estado)
El detenido enfrenta cargos por pornografía infantil y por contacto a menores con fines sexuales por medios electrónicos (Foto: cortesía Fiscalía General del Estado)

El operativo “Impacto 513” ejecutado por la Policía Nacional del Ecuador permitió la captura y detención de Luis Bartolomé V. V.. El hombre de 51 años es funcionario público en el área de salud y fue detenido en su domicilio en Galápagos, en la isla San Cristóbal. Luis Bartolomé contactaba a menores de edad a través de Facebook y los usaba para pornografía infantil.

Tras ocho meses de investigación y con el apoyo de la agencia estadounidense Homeland Security Investigation, la Unidad Nacional de Ciberdelitos del Ecuador llevó a cabo el allanamiento en la vivienda del hombre, en donde incautaron una computadora portátil, un disco duro interno, dos terminales móviles y tres tarjetas de memoria.

El detenido enfrenta dos cargos: uno por pornografía infantil y el otro por contacto con finalidad sexual a menores de 18 años por medios electrónicos. Por el primer delito, el hombre podría ser sentenciado de 13 a 16 años de cárcel, mientras que por el segundo crimen, la sentencia va desde uno a tres años, según el Código Integral Penal del Ecuador (COIP).

Luis Bartolomé se comunicaba con sus víctimas mediante el servicio de mensajería de Facebook. Según la información brindada por la Policía y recogida en medios locales, su objetivo era consumar actos sexuales. Además, el detenido, pedía a las víctimas fotografías y vídeos de tipo pornográfico. Para ello utilizaba engaños, intimidaciones, e inclusive regalos y transferencias bancarias para sobornar a las menores.

Una de las víctimas, han revelado las autoridades, es la hija de la hermana de la esposa del detenido. Es decir, que también buscaba a su sobrina con fines detestables. Esto agrava el crimen porque el COIP, “cuando la persona infractora sea el padre, la madre, pariente hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad, tutor, representante legal, curador o pertenezca al entorno íntimo de la familia; ministro de culto, profesor, maestro, o persona que por su profesión o actividad haya abusado de la víctima, será sancionada con pena privativa de libertad de veintidós a veintiséis años”.

El teniente coronel Gonzalo García, jefe de la Unidad Nacional de Ciberdelitos de la Policía, informó que la pornografía con la utilización de niños, niñas y adolescentes es un crimen que ha aumentado en el Ecuador. Además indicó que hay tres organizaciones desarticuladas y tres personas detenidas.

Según cifras oficiales, en 2019 se registraron 46 denuncias de pornografía con la utilización de niños, niñas y adolescentes. En 2020, hubo 35 denuncias y en la primera mitad de 2021 existen 37 denuncias, superando el número de denuncias totales del año pasado. La pornografía infantil es el segundo delito sexual en el ámbito digital más denunciado en el país.

Sobre el contacto a menores por medios electrónicos con fines sexuales o grooming, desde el inicio de la pandemia se han disparado el número de casos en el mundo entero.

Se entiende como grooming al contacto de personas adultas con niñas, niños y adolescentes, generalmente para fines sexuales o de extorsión a través de identidades falsas, por las redes sociales, juegos en línea, mensajes, chats, entre otros

El Jefe de la Unidad Nacional de Ciberdelitos de la Policía sugirió que, para evitar que los menores sean víctimas de estos delitos, “debe existir acercamiento y comunicación directa entre padres e hijos, porque lastimosamente hemos evidenciado que los menores, desde muy temprana edad, acceden a redes sociales, a dispositivos electrónicos, y muchas veces los padres desconocen de esto”.

Si alguien conoce o es víctima de un caso similar de violencia en el entorno digital debe acudir a la Fiscalía General del Estado y denunciar, también puede pedir ayuda a la iniciativa ciudadana reportalaviolenciadigital@riseup.net, donde se guardará la confidencialidad debida y se prestará la atención necesaria.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR