La derecha chilena, en su peor momento: ganó apenas 1 de 16 gobernaciones y hay un fuerte debate interno sobre su futuro

Sus líderes hicieron fuertes llamados a una “autocrítica” y a intentar “recomponerse” frente a las dos elecciones que quedan para este año: las parlamentarias y las presidenciales

El presidente chileno, Sebastián Piñera, posa para una fotografía con su gabinete de ministros antes de entregar la cuenta pública anual, en el Palacio La Moneda, Santiago, Chile. Presidencia de Chile/Distribuida vía REUTERS. ATENCIÓN EDITORES, ESTA IMAGEN FUE CEDIDA POR UN TERCERO. NO REVENTA. NO ARCHIVO
El presidente chileno, Sebastián Piñera, posa para una fotografía con su gabinete de ministros antes de entregar la cuenta pública anual, en el Palacio La Moneda, Santiago, Chile. Presidencia de Chile/Distribuida vía REUTERS. ATENCIÓN EDITORES, ESTA IMAGEN FUE CEDIDA POR UN TERCERO. NO REVENTA. NO ARCHIVO

Este domingo 13 de junio se desarrollaron las elecciones para Gobernadores Regionales en Chile, y nuevamente el gran perdedor de la jornada fue la coalición del Gobierno, la derecha nacional.

Durante estas últimas elecciones para definir las 16 gobernanzas regionales del país, la derecha nacional solo logró obtener un sitio, y este fue en la Región de La Araucanía, con la victoria del gobernador electo, Luciano Rivas.

Lo anterior no fue una gran sorpresa ya que esta zona es considerada un bastión clásico y tradicional de este sector político.

Sin embargo, no hubo otra victoria más para la derecha durante esta última elección, ya que 10 de las 16 regiones del país quedaron al mando de su más clásico contrincante, el pacto de la Unidad Constituyente, el cual es integrado por los partidos tradicionales de centro y la izquierda nacional.

Lo anterior confirmó lo que ya se sabía: que la derecha atraviesa en Chile uno de los peores momentos de su historia, y no solamente por estos resultados, sino que a estos se sumó el fracaso de la elección del 15 y 16 de mayo pasado, que definió a los 155 Convencionales Constituyentes que tendrán la misión de redactar una Nueva Constitución para Chile en un mes más.

En esa elección, el pacto Vamos por Chile, que reunió a los partidos de derecha Evópoli, Renovación Nacional y Unión Demócrata Independiente, solo obtuvo 37 de los 155 asientos disponibles en la Constituyente.

El objetivo de la derecha nacional, en aquella ocasión, era obtener un tercio de los sillones para objetar las propuestas de cambio que serán propuestas por el organismo de la Convención Constitucional, lo que evidentemente no se pudo lograr tras la masiva inclinación social hacia los candidatos independientes y de la nueva izquierda chilena.

Frente a ambas derrotas, diferentes dirigentes de la derecha nacional nuevamente han tenido que salir a la luz para defender sus ideas, y enfrentar las críticas ante la debacle de este histórico conglomerado.

El candidato presidencial de Renovación Nacional, Mario Desbordes, apuntó contra el Gobierno chileno por los pésimos resultados del oficialismo en estas últimas elecciones.
El candidato presidencial de Renovación Nacional, Mario Desbordes, apuntó contra el Gobierno chileno por los pésimos resultados del oficialismo en estas últimas elecciones.

Reacciones tras una dura derrota

Para el presidente del partido Unión Demócrata Independiente (UDI), Javier Macaya, frente a estas derrotas, el oficialismo tendrá que realizar una fuerte autocrítica ante las elecciones parlamentarias y presidenciales que ocurrirán en noviembre próximo.

Hay que hacer una autocrítica de no haber planificado a tiempo esta elección. Este es uno de los temas que se va a tomar la agenda del nuevo Chile en la Nueva Constitución”, dijo Macaya.

Para la senadora por la Región de Los Ríos, Ena Von Baer, la responsabilidad va mucho más allá de la que recae en la derecha, o en sus dirigentes. La autoridad apuntó directamente a la gestión La Moneda por el desvarío que está sufriendo el oficialismo nacional.

“Yo creo que aquí hay varias razones, y una de esas creo que desde el Gobierno se ha respondido de manera bastante débil a las necesidades de la clase media”, dijo la senadora a BioBioChile.

Un opinión similar fue emitida por el candidato presidencial de Renovación Nacional, Mario Desbordes, quien también disparó este lunes en contra de La Moneda, debido a la decisión del Gobierno de recurrir al Tribunal Constitucional (TC) para frenar el tercer retiro del 10% desde los fondos previsionales, lo que finalmente no fue aceptado por el tribunal. Esta iniciativa del Gobierno, según Desbordes, ha provocado un “voto de castigo” de la gente hacia la derecha.

Yo sentía en la calle, fue muy evidente, que cuando el Presidente toma la decisión de ir al TC, por lo que él define una cuestión de principios que no sé en qué parte está, la calle cambió completamente. Estuvo en Coronel, estuvo en Cañete, estuvo en Concepción, estuve en Santa Bárbara, en distintas comunas, y era evidente que la gente estaba muy enojada con nosotros por eso del Tribunal Constitucional y bueno, quedaron felices los cerebros detrás de ese requerimiento”, dijo Desbordes durante este lunes.

Ante la evidente pérdida de influencia y de poder de la derecha chilena en todo el territorio, La Moneda ha optado por reanudar, tras un año de interrupción, el Comité Político entre Gobierno y partidos de su coalición, para evitar un posible “desbordamiento total” de este sector ante las dos últimas elecciones que quedan en noviembre: las presidenciales y las parlamentarias.

El análisis de los expertos

Para el politólogo de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, lo que ocurrió ayer es “un muy mal resultado, lo que tiene correlato con la reciente elección municipal. Solamente se quedaron con una sola gobernación, pero en el resto del país ni siquiera alcanzaron a ser competitivos”, dijo al portal Emol.com.

En tanto, el sociólogo, doctor en filosofía y académico de la Universidad Adolfo Ibáñez, Max Colodro, subrayó que el desafío de este sector para el futuro inmediato, es “tratar de recomponerse”.

Tienen un desafío enorme de tratar de recomponerse y revitalizarse en un plazo muy corto. Les queda muy poco tiempo, las presidenciales son en cinco meses más y el gran problema es que tienen todavía a un Gobierno con niveles de desaprobación muy altos”, finalizó Colodro.

Últimas Noticias