Todo lo que se juegan los partidos políticos en Chile en las elecciones de gobernadores de este domingo

Aunque por primera vez el cargo de Gobernadores Regionales se elegirá por voto popular, se teme una baja participación debido a los altos contagios por coronavirus en el país

13 millones de chilenos están llamados a votar en la segunda vuelta de los Gobernadores Regionales de este domingo (Foto: EFE/Alberto Valdés)
13 millones de chilenos están llamados a votar en la segunda vuelta de los Gobernadores Regionales de este domingo (Foto: EFE/Alberto Valdés)

Alrededor de 13 millones de chilenos nuevamente están llamados a asistir a las urnas, ahora para votar en la segunda vuelta de las elecciones a Gobernadores Regionales que se desarrollarán este domingo 13 de junio.

Recordemos que durante la “mega elección” del 15 y 16 de mayo pasado, los electores chilenos votaron por los futuros concejales, alcaldes, convencionales constituyentes, y por los nuevos Gobernadores Regionales.

Ante la falta de resultados definitivos en este último cargo en 13 de las 16 regiones del país, es que se realizará esta segunda vuelta de Gobernadores Regionales, luego de que los candidatos de las zonas aún en disputa no lograran el 40% requerido para convertirse en la primera autoridad.

Por primera vez en la historia de Chile, este cargo se elegirá por voto popular, y es importante para los partidos políticos porque tendrá como fin desarrollar planes, manejar presupuestos y coordinar los servicios públicos de una región. En resumidas cuentas, los Gobernadores Regionales tendrán como función principal ser jefes de servicio del Gobierno Regional.

Las tareas de orden público y representación del poder central chileno en una región determinada recaerán en otro cargo que será designado directamente por el mandatario, y este es el Delegado Presidencial. Este cargo y el Gobernador Regional tendrán que convivir día a día para llevar de la mejor manera posible los destinos de una región.

A excepción de las Regiones de Valparaíso, Aysén y Magallanes, cuyos Gobernadores Regionales quedaron zanjados en la primera vuelta del 15 y 16 de mayo pasado, son 13 zonas de Chile que tendrán que definir a sus máximas autoridades en 40.382 mesas dispuestas a nivel nacional durante este domingo.

Sin embargo, debido a los altos contagios que se están registrando en Chile por el coronavirus, y porque este sábado se inicia una cuarentena total en Región Metropolitana que reúne a 8 millones de habitantes, se teme que la participación de los votantes sea baja.

Los partidos políticos y los Gobernadores Regionales

En la imagen, el candidato a gobernador por la Región Metropolitana, Claudio Orrego (Foto: EFE/Mario Ruiz)
En la imagen, el candidato a gobernador por la Región Metropolitana, Claudio Orrego (Foto: EFE/Mario Ruiz)

Para los partidos políticos, esta votación será clave porque sería muy distinta a la de los Convencionales Constituyentes, en donde los votantes se alejaron de los círculos tradicionales de la política chilena para inclinarse por los independientes y los personajes de la nueva izquierda.

Según el estudio “Radiografía: perfil de los candidatos a Gobernador Regional” de la Universidad Andrés Bello (UNAB), en primera instancia esta elección reflejaría una tendencia a la elección de candidatos de las dos fuerzas tradicionales chilenas: Unidad Constituyente (la que reúne a partidos típicos de la izquierda y el centro), con un 45%; y de Chile Vamos (derecha), con un 31%. Estos son seguidos en tercer lugar por el Frente Amplio e Independientes, estos con un 10%.

“El alejamiento de los partidos no se observó en esta elección y tiene que ver con que la mayoría de los candidatos que pasaron a segunda vuelta, provienen de los gobiernos regionales, y eso es relevante, porque parte del análisis que hicimos es que la ciudadanía valora la experiencia que tienen los políticos”, manifestó Gonzalo Valdés, director ejecutivo del Centro de Políticas Públicas UNAB.

Este estudio además evidenció que alrededor del 62% de los candidatos a Gobernadores Regionales se ha desempeñado anteriormente como alcaldes, concejales, intendentes, senadores, diputados o consejeros regionales. Es decir, son caras conocidas en sus regiones.

“Es un ascenso orgánico y también tiene que ver que cuando tú has hecho campaña, les has visto la cara y tienes un bolsón electoral que te entrega un camino más avanzado. Para las elecciones mayoritarias es necesario ese conocimiento”, dijo Florencia Serra, investigadora del Centro de Políticas Públicas UNAB.

Entre las zonas más peleadas por los partidos políticos para obtener cupos de Gobernadores Regionales se encuentra la Región Metropolitana, en donde la candidata del Frente Amplio, Karina Oliva, pelea voto a voto con el Demócrata Cristiano, Claudio Orrego.

Según la encuestadora Pulso Ciudadano, publicada hace dos semanas, Oliva concentraría las preferencias a gobernadora por la RM en la segunda vuelta con un 32,5%, mientras que Orrego lograría un 21,7%.

En tanto, en la Región de La Araucanía, que atraviesa un grave conflicto territorial entre Mapuches y Gobierno, el candidato Eugenio Tuma centra las preferencias luego de obtener en primera vuelta un 30,29% de los votos. Su más cercano competidor, el postulante de derecha, Luciano Rivas, le sigue con casi un 20%.

De esta forma, en caso que Tuma siga manteniendo su liderazgo en las preferencias, desplazaría a la derecha de La Araucanía, en donde por años ha logrado mantener el poder central.

SEGUIR LEYENDO: