Uruguay continúa con su rápida campaña de vacunación: ya aplicó más de 50 dosis por cada 100 habitantes

El país continuó administrando inoculantes a más del 1% de la población durante la última semana. Sin embargo, el panorama alentador contrasta con la presión que enfrenta el sistema sanitario como consecuencia del incesante aumento de casos

EFE/ Raúl Martínez/Archivo
EFE/ Raúl Martínez/Archivo

En medio del avance de la pandemia del coronavirus en el país, Uruguay sigue avanzando en su campaña de vacunación. Este jueves el país sudamericano cruzó otra marca simbólica, al aplicar más de 50 dosis por cada 100 habitantes.

De acuerdo con el diario uruguayo El Observador, que citaba datos del monitor de vacunación del Ministerio de Salud Pública (MSP), el país aplicó un total de 1.766.744 inoculaciones, entre primeras y segundas dosis. Ese número da como resultado que el índice cada 100 uruguayos es de 50,39%.

Del total de vacunados hasta el momento en el país sudamericano, 1.154.481 cuentan solo con la primera dosis (poco más del 33% de la población), y 612.263 (aproximadamente 17%) ya han sido completamente vacunados.

Según el sitio especializado Our World in Data, el país se ubicó segundo a nivel global en el porcentaje de población vacunada durante los últimos siete días, con un promedio diario de 1,08%. Por delante sólo se ubicó Hungría, con 1,21%.

El objetivo del gobierno del presidente Luis Lacalle Pou es alcanzar las 2.800.000 personas vacunadas, lo que representa un 70% de la población uruguaya. Expertos estiman que ese es el porcentaje necesario para lograr la llamada inmunidad de rebaño, necesaria para detener la expansión del virus.

Enfermeros del área del Centro de Tratamientos intensivos (CTI) del hospital privado Casmu atienden a pacientes covid-19, el 14 de abril de 2021, en Montevideo (Uruguay). EFE/Raúl Martínez/Archivo
Enfermeros del área del Centro de Tratamientos intensivos (CTI) del hospital privado Casmu atienden a pacientes covid-19, el 14 de abril de 2021, en Montevideo (Uruguay). EFE/Raúl Martínez/Archivo

Mientras tanto, y pese al buen ritmo de la campaña de vacunación, el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), que aconseja al Ejecutivo uruguayo en su toma de decisiones sobre el COVID-19, aseguró que el país podría retomar una tendencia de crecimiento exponencial de los casos, algo de “extrema gravedad” si se tiene en cuenta que el sistema de salud “ya no tiene reservas”.

Así se explica en el primero de los dos informes presentados esta semana, redactado por el grupo de Modelos y Datos.

”La epidemia en Uruguay se encuentra en una situación muy grave: todos los indicadores de la OMS (Organización Mundial de la Salud) están en su nivel más alto (TC4), y la respuesta del sistema de salud se encuentra en la categoría limitada, como lo evidencia en particular la situación de los CTI (Centros de Tratamiento Intensivo)”, subraya el texto.

Además, apunta que las cifras de fallecidos en abril con un promedio de 60 casos diarios son “muy significativas”, ya que son más del 50 % de la mortalidad media histórica de Uruguay, que se sitúa entre los 90 y 100 fallecidos en cada jornada. En base a esto, destaca que la necesidad de una reducción importante y rápida de los casos es “por demás clara”.

En la imagen, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou. EFE/Raúl Martínez/Archivo
En la imagen, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou. EFE/Raúl Martínez/Archivo

Por otra parte, el informe indica que las últimas semanas han mostrado primero una meseta y luego un ligero descenso en la incidencia. Sin embargo, asegura que los indicadores de movilidad, que se habían reducido, repuntaron después de Semana de Turismo (o Santa) “a valores aún menores que en marzo pero que no alientan, por sí mismos, la reducción necesaria de contagios”.

”De ocurrir una meseta en estos valores, debe pensarse en una cantidad de fallecidos de mayo, la cual difícilmente sea menor que la de abril”, subraya.

Además, agrega: “La tendencia actual plantea la amenaza de (...) retomar la tendencia exponencial de casos. Esto llevaría a una situación de gravedad extrema, dado que el sistema de salud ya no tiene reservas”.

Contrario a eso, el GACH indica que algo que está “por supuesto” a favor es el efecto de la vacunación, “que ya alcanza porciones importantes de la población y sigue a muy buen ritmo”.

”De momento, podemos decir que la evolución a corto plazo es altamente incierta, pero no es esperable que en el próximo mes la vacunación por sí sola pueda reducir significativamente los casos. De todos modos, y de acuerdo con las características de cada vacuna, debería producirse una disminución de casos graves previo a la baja de circulación, situación que continuaremos monitoreando”, concluye.

Dichas vacunas llegaron a Montevideo el pasado 4 de abril y forman parte de la plataforma Covax, bajo el paraguas de la Organización Mundial de la Salud, mediante la que el país suramericano recibirá 1,5 millones de dosis. EFE/ Raúl Martínez/Archivo
Dichas vacunas llegaron a Montevideo el pasado 4 de abril y forman parte de la plataforma Covax, bajo el paraguas de la Organización Mundial de la Salud, mediante la que el país suramericano recibirá 1,5 millones de dosis. EFE/ Raúl Martínez/Archivo

En este momento, en el país sudamericano hay 28.123 personas cursando la enfermedad, 535 en cuidados intensivos. Además, desde que se decretó la emergencia sanitaria el 13 de marzo de 2020, se confirmaron 193.027 casos de coronavirus SARS-CoV-2 y 2.497 muertes.

Con información de EFE

SEGUIR LEYENDO: