El 89% de los casos de coronavirus en Uruguay son de la variante brasileña de Manaos

Un estudio del Instituto Pasteur de Montevideo en conjunto con la Universidad de la República analizó 556 muestras de todos los departamentos del país registradas entre el 17 y el 21 de abril. En 493 se detectó la presencia de la P1

Personas caminan en la Plaza Internacional en la frontera entre la ciudad brasileña Santana do Livramento y la uruguaya de Rivera, el 19 de marzo de 2021. REUTERS/Diego Vara
Personas caminan en la Plaza Internacional en la frontera entre la ciudad brasileña Santana do Livramento y la uruguaya de Rivera, el 19 de marzo de 2021. REUTERS/Diego Vara

El 89 % de los casos de COVID-19 en Uruguay son de la variante brasileña P1 (Manaos), según un estudio del Instituto Pasteur de Montevideo en conjunto con la Universidad de la República en el que se analizaron 500 muestras de la enfermedad en todo el país.

El trabajo analizó 556 muestras de todos los departamentos del país registradas entre el 17 y el 21 de abril y, de ese total, en 493 muestras (89 %) se detectó la presencia de la P1 y se observó que está presente en los 19 departamentos del país.

Al respecto, el virólogo uruguayo Gonzalo Moratorio dijo en declaraciones a Canal 4 que la detección de este porcentaje se hizo a través de desarrollar “una PCR específica” que permite “interrogar” a las muestras positivas y así poder preguntarles si son algún tipo de variantes.

“El número de variantes hoy en el Uruguay, si la separamos en cuando nosotros la clasificamos, podemos decir que tenemos dentro de tipos y subtipos más de 10 variantes, pasa que muchas de ellas no son de preocupación (...) hay algunas que son de preocupación dado que cambian sus características biológicas y eso impacta directamente en cómo se viene comportando la pandemia en el país”, detalló el virólogo.

Pruebas para la detección del COVID-19 en Uruguay (Pablo PORCIUNCULA / AFP / Archivo)
Pruebas para la detección del COVID-19 en Uruguay (Pablo PORCIUNCULA / AFP / Archivo)

Por su parte, la también investigadora del Instituto Pasteur Tamara Fernández señaló en declaraciones a TV Ciudad que la P1 presenta mayores preocupaciones por ser más transmisible y porque “hay indicios” en Brasil de que aumentaría la letalidad y afectaría a personas más jóvenes.

“Es una variante que es más transmisible que las otras y esto genera un impacto muy grande porque ante la misma situación el riesgo de trasmisión es mayor”, explicó.

Moratorio también subrayó que las vacunas contra el COVID-19 son eficaces tanto para esta como las otras variantes presentes en el país ya que generan protección para el desarrollo de enfermedad grave y para combatir la infección.

“Este cambio en la dinámica que nos lleva a números que nos preocupa mucho, camas de CTI ocupadas, nos hace pensar que también el impacto de esta variante tuvo que ver mucho. Desafortunadamente convergieron dos eventos que fue el aumento de la movilidad con la aparición de esta variante”, concluyó.

Desde la declaración de emergencia sanitaria en Uruguay el 13 de marzo de 2020, el país sudamericano registra 193.027 casos totales (28.123 activos) y 2.497 fallecidos.

Con respecto a la vacunación, 1.154.563 personas han sido inoculadas con la primera dosis de las farmacéuticas china Sinovac, anglo-sueca AstraZeneca o estadounidense Pfizer y 592.349 con la segunda de Pfizer o Sinovac. Esto supone que el 32,93 % del país cuenta con la primera dosis y 16,90 % con la segunda.

Una trabajadora sanitaria hace guardia en una zona de urgencias de una clínica de Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni
Una trabajadora sanitaria hace guardia en una zona de urgencias de una clínica de Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Las variantes en Argentina

El Consorcio Proyecto PAIS creado desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación divulgó este jueves el último reporte de vigilancia de variantes de SARS-CoV-2 en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que incluye la ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires y Gran La Plata.

Según el informe que reporta principalmente datos provenientes de la Semana Epidemiológica 13 (SE13) a la 15 y analiza la evolución de las variantes de interés desde el inicio de la vigilancia a finales de 2020, se observó que en CABA las variantes 501Y.V1 (Reino Unido) y 501Y.V3 (Manaos) alcanzaron valores de frecuencia de detección del 27,1% para la primera y del 31,3% para la segunda en la SE15 (segunda semana de abril), en casos sin nexo epidemiológico con turismo.

Además, se observaron las mutaciones de interés epidemiológico E484K (compatible con variante P.2, Río de Janeiro, aunque resta su confirmación por secuenciación de genoma completo) y L452Q (compatible con el linaje C.37, recientemente descripto en Chile y Perú, llamada de manera informal como “variante Andina”) en el 39,6% de los casos de esa semana. La mutación L452Q se detectó en el 33,3% de los casos y la circulación de este linaje en CABA fue confirmada por la secuenciación de genoma completo de 20 muestras correspondientes a las semanas epidemiológicas previas.

Sólo el 4,2% de las secuencias de la SE15 corresponden a virus que ya habían circulado en la primera ola en la CABA.

En tanto, en el Gran Buenos Aires (GBA) se observó que la variante de Reino Unido mostró valores de frecuencia de detección del 11,5% y la variante Manaos del 26,9% en la SE15, en casos sin nexo epidemiológico con turismo.

Los casos con la mutación de interés L452Q mostraron un incremento desde la SE7 hasta alcanzar el 57,7% de los casos de la SE15. De las muestras de GBA con esta mutación detectadas en semanas previas, 49 fueron confirmadas por secuenciación de genoma completo como linaje C.37.

Sólo el 3,8 % de las secuencias de la última semana epidemiológica analizada (SE15) corresponden a virus que habían circulado en la primera ola en el GBA.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: