El momento en que se rompe el fondo de una piscina y el agua cae en un estacionamiento

Los soportes de acero del condominio de lujo en Brasil estaban mal sostenidos, según la inspección de Defensa Civil

Las cámaras de seguridad de un edificio en Brasil captaron el momento en que la piscina del lugar se desplomó, haciendo caer todo el agua sobre el estacionamiento del sótano, en un hecho de la semana pasada que por fortuna no dejó heridos.

Eran casi las 10 de la noche, lo que hacía menos probable que haya vecinos en el agua o en las cercanías. De un instante a otro, todo el fondo de la piscina se esfumó. La cámara ubicada en el estacionamiento del sótano muestra que allí también hubo suerte, ya que no habían vehículos en la parte donde cayeron toneladas de agua y escombros. Solo una camioneta estaba en las cercanías y no parece haber sufrido daños de consideración.

El portal UOL reportó que el agua llegó hasta las calles cercanas al condominio, ubicado en la palya de Itaparica, en Vila Velha (estado Espíritu Santo).

Los residentes se asustaron por el fuerte ruido e incluso dijeron que el edificio tembló con el impacto del derrumbe.

La comparación entre el antes y después (foto: Defensa Civil de Vila Velha)
La comparación entre el antes y después (foto: Defensa Civil de Vila Velha)

“Tuve un susto, pensé que incluso era mi edificio, pero estaba al lado. Me alegro de que nadie haya resultado herido. Me entristeció mucho ver a los residentes marcharse a toda prisa. Muchos con niños pequeños durmiendo en el regazo”, relató Bel Guimarães, consignó UOL.

“Fue un temblor y un ruido muy fuertes. Mi hermana, que estaba en el edificio, dijo que incluso sonó como un golpe y que no tenía idea de lo que podía ser. La estructura está exactamente debajo de la rampa por la que pasan los coches”, dijo el ingeniero informático Gabriel Giorisatto.

Los residentes de los 90 apartamentos fueron evacuados por precaución mientras la estructura era evaluada, y se interrumpió el suministro de gas.

Lo que quedó de la piscina (foto: Defensa Civil de Vila Velha)
Lo que quedó de la piscina (foto: Defensa Civil de Vila Velha)

La inspección inicial coordinada identificó que el acero que sujetaba el fondo de la piscina no estaba firme en ambos extremos. El edificio de 10 pisos, promocionado con el concepto de resort a metros de mar y con finos acabados, fue entregado en 2018 y cada apartamento se vendió por cerca de un millón de reales (unos 180 mil dólares al cambio actual).

Posteriormente, la empresa Argo, que gestiona las dos torres de viviendas, reportó que Defensa Civil informó que la estructura no fue afectada por el desplome, lo que permitie el regreso de los residentes. Dicho retorno estaba programado para este martes. Además, Argo aseguró que se está haciendo cargo de los gastos de hoteles para los afectados.

SEGUIR LEYENDO: