Honduras: una polémica reforma constitucional endureció aún más la prohibición del aborto

La práctica no está habilitada en ninguna circunstancia, incluso violación o incesto, lo que convierte al país centroamericano es uno de los más duros con las mujeres. Grupos feministas y expertos de la ONU repudiaron la decisión

La ley aprobada este jueves por el Parlamento hondureño, añade, sentencia a "niñas, adolescentes y mujeres al aborto en condiciones de clandestinidad e inseguridad" (EFE/Gustavo Amador/Archivo)
La ley aprobada este jueves por el Parlamento hondureño, añade, sentencia a "niñas, adolescentes y mujeres al aborto en condiciones de clandestinidad e inseguridad" (EFE/Gustavo Amador/Archivo)

El Congreso de Honduras, de mayoría conservadora, aprobó este jueves una reforma en la Constitución para endurecer la prohibición del aborto, vigente desde 1982, pese a presiones de organizaciones feministas y expertas de Naciones Unidas.

La reforma del artículo 67 de la Constitución, sancionado por una mayoría conservadora de distintas tendencias, “considera prohibida e ilegal la práctica de cualquier forma de interrupción de la vida por parte de la madre o un tercero al que está por nacer”.

Añade que esta norma “solo podrá reformarse por una mayoría de tres cuartas partes de los miembros del pleno del Congreso Nacional”.

El aborto ha estado prohibido en Honduras en la Constitución vigente desde 1982. El artículo 67 recientemente modificado establecía que “al que está por nacer se le considerará nacido para todo lo que le favorezca dentro de los límites de la ley”.

Imagen de archivo. Un hombre carga a su hijo y un globo durante una protesta por el Día Internacional de la Mujer en Tegucigalpa, Honduras. 8 de marzo de 2019 (REUTERS/Jorge Cabrera)
Imagen de archivo. Un hombre carga a su hijo y un globo durante una protesta por el Día Internacional de la Mujer en Tegucigalpa, Honduras. 8 de marzo de 2019 (REUTERS/Jorge Cabrera)

Con esta reforma, “lo que hicieron fue elevar a pétreo el artículo del aborto porque nunca se va a poder reformar si se necesitan 96 votos” de los 128 que tiene el Congreso, dijo a la AFP la diputada opositora, Doris Gutiérrez.

La ley aprobada este jueves por el Parlamento hondureño, sentencia a “niñas, adolescentes y mujeres al aborto en condiciones de clandestinidad e inseguridad”, denunció por su parte el Movimiento de Mujeres por la Paz Visitación Padilla, una organización con más de 30 años de trayectoria en la defensa de los derechos humanos en Honduras.

En un comunicado de la organización, indicó que rechaza la actitud del Congreso Nacional al aprobar el decreto y tildó de “enemigos” a los diputados que votaron a favor de la ley.

Los parlamentarios que aprobaron la ley son “enemigos” y “nos niegan la obligación estatal de respetar, proteger y hacer vigentes nuestros derechos sexuales y reproductivos”, añadió. El colectivo también condenó que la despenalización del aborto en Honduras sea consultada a las iglesias, pues el Estado es laico.

En una declaración, la organización Somos Muchas expresó su preocupación porque la iniciativa busca "condenar absoluta y eternamente a la clandestinidad a niñas y mujeres que enfrentan embarazos no deseados" (EFE/Orlando Barría/Archivo)
En una declaración, la organización Somos Muchas expresó su preocupación porque la iniciativa busca "condenar absoluta y eternamente a la clandestinidad a niñas y mujeres que enfrentan embarazos no deseados" (EFE/Orlando Barría/Archivo)

Grupos feministas han realizado movilizaciones públicas para exigir al Congreso que permitiera el aborto en algunos casos, como en violaciones.

El pasado martes, expertas en derechos humanos de Naciones Unidas condenaron desde Ginebra la reforma, asegurando que “bloquearía cualquier posible progreso en los derechos sexuales y reproductivos de la mujer y niñas en Honduras”.

En Honduras “una de cada cuatro niñas ha estado embarazada al menos una vez antes de cumplir los 19 años”, agregaron.

Explicaron que la enmienda, presentada por el diputado oficialista Mario Pérez el pasado 11 de enero, era “alarmante” porque “en lugar de dar un paso hacia el cumplimiento de los derechos fundamentales de las mujeres y las niñas es un retroceso”.

Una mujer y un niño permanecen sentados en una calle en la que piden diner este miércoles en Tegucigalpa (EFE/ Gustavo Amador)
Una mujer y un niño permanecen sentados en una calle en la que piden diner este miércoles en Tegucigalpa (EFE/ Gustavo Amador)

Recalcaron que Honduras es uno de los pocos países del mundo que prohíbe el aborto, incluso en casos de violación o incesto, cuando la vida o salud de las mujeres embarazadas está en peligro o en casos de malformaciones graves del feto.

Honduras se consolidó en el grupo de seis países de la región que prohíbe el aborto en todas las circunstancias y que completan El Salvador, Nicaragua, República Dominicana, Haití y Surinam.

”Nos indigna la demagogia al utilizar un problema vital para las mujeres como distractor, en medio de los señalamientos que sufre el (poder) Ejecutivo en estos momentos por sus vínculos con el narcotráfico”, señaló el colectivo feminista.

Con información de AFP

Seguir leyendo: