Brasil desarrollará la vacuna Sputnik V: la producción será enviada a Argentina y Bolivia

La fabricará la farmacéutica brasileña Unión Química y las autoridades esperan recibir el visto bueno de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria para poder utilizarla en la población

Sputnik V.
Sputnik V.

La agencia encargada de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus informó a través de su cuenta de Twitter de que Brasil comenzará con su desarrollo a partir del día 15 de enero, aunque toda su producción será enviada al resto de países de América Latina que ya han aprobado su uso, como Bolivia o Argentina, a la espera de autorización de la agencia brasileña del medicamento.

Las dosis de la vacuna rusa que producirá la farmacéutica brasileña Unión Química están a la espera todavía de recibir el visto bueno de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) para poder iniciar los ensayos de la fase 3, cuando le es aplicada a la población para probar su efectividad y hallar posibles efectos adversos.

La falta de un plan de vacunación y los retrasos de muchas farmacéuticas en obtener los permisos por parte de Anvisa para el uso de emergencia de sus vacunas volvió a poner en el punto de mira al Gobierno del presidente, Jair Bolsonaro, al que se le acusa de presionar a esta agencia estatal, debido a su conocida falta de confianza en la efectividad de las vacunas.

Algunos dicen que estoy dando un mal ejemplo. O son imbéciles, o son idiotas, quienes dicen que yo doy mal ejemplo, ya pasé el virus, ya tengo anticuerpos. ¿Por qué debería ponerme una vacuna?”, se preguntó hace un mes Bolsonaro, quien insistió en que “nadie” puede obligarle a vacunarse pues Brasil “no es Cuba o Venezuela”.

Quienes sí han logrado ya el visto bueno de Anvisa son las vacunas de la farmacéutica china Sinovac, que será desarrollada en el Instituto Butantán de Sao Paulo, después de que aterrice en Brasil en los próximos días una primera remesa de unas seis millones de dosis, así como la de Oxford, de la que se importará de India unos dos millones de dosis.

Daniela Zapata, de 42 años, recibe la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus en el hospital Dr. Pedro Fiorito en Avellaneda, en la provincia de Buenos Aires, Argentina. 29 dic, 2020. REUTERS/Agustin Marcarian
Daniela Zapata, de 42 años, recibe la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus en el hospital Dr. Pedro Fiorito en Avellaneda, en la provincia de Buenos Aires, Argentina. 29 dic, 2020. REUTERS/Agustin Marcarian

Mientras tanto, Brasil sumó 8.105.790 casos acumulados, casi 29.800 en las últimas 24 horas, y 203.100 fallecidos a causa de la pandemia, después de confirmar este domingo 469. Las personas recuperadas son ya más de 7,16 millones.

Por otra parte, Argentina ya comenzó la campaña nacional de vacunación con el primer lote de 300.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra la covid-19.

En Bolivia los primeros días del año el Ejecutivo anunció la llegada de un primer lote de vacunas rusas Sputnik V para fines de mes y ha tenido reuniones de coordinación con gobernadores y alcaldes para afrontar la situación.

El pasado martes, el presidente ruso Vladimir Putin conversó con la canciller alemana Angela Merkel de la posibilidad de una “producción conjunta de vacunas” contra el coronavirus.

Operarios descargan de un avión de Aerolíneas Argentinas los primeros contenedores de la vacuna rusa Sputnik V contra la covid-19, en el Aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
Operarios descargan de un avión de Aerolíneas Argentinas los primeros contenedores de la vacuna rusa Sputnik V contra la covid-19, en el Aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

En una conversación telefónica, Merkel y Putin hablaron de “cuestiones de cooperación en la lucha contra la pandemia de coronavirus” y “se hizo hincapié en las posibles perspectivas de producción conjunta de vacunas”, según un comunicado del Kremlin del pasado martes.

Se acordó continuar conversando sobre el tema entre los ministerios de Salud y otras estructuras especializadas de los dos países”, añadió el Kremlin.

La vacuna rusa Sputnik V fue recibida con escepticismo por la comunidad internacional por considerarla prematura. Hasta ahora se ha vacunado a un millón de personas en Rusia y también se han enviado cargamentos a Argentina, Bielorrusia y Serbia. Además, países como Venezuela, México y Bolivia han encargado dosis de la vacuna Sputnik V.

Pero al mismo tiempo, las autoridades rusas han reconocido que no tienen los medios para una producción a gran escala. Así, India va a ayudar produciendo 100 millones de dosis y también se han firmado acuerdos con Brasil, China y Corea del Sur.

Con información de Europa Press

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Argelia autorizó el uso de Sputnik V, la vacuna rusa contra el coronavirus

La vacuna Sputnik V suma controversias: un líder cercano a Putin adelantó que no la usaría y un país africano la administrará solo en etapa experimental

Bolivia aprobó el uso de emergencia de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V

Sputnik V: países interesados condicionan la decisión a la espera de certificar su “idoneidad” científica

MAS NOTICIAS