Argelia autorizó el uso de Sputnik V, la vacuna rusa contra el coronavirus

Comenzará la vacunación a fines de enero

Foto de archivo de un frasco con la vacuna rusa Sputnik V para el coronavirus. 
Ene 6, 2021. REUTERS/Fedja Grulovic
Foto de archivo de un frasco con la vacuna rusa Sputnik V para el coronavirus. Ene 6, 2021. REUTERS/Fedja Grulovic

El Ministerio de la Industria Farmacéutica argelino ha anunciado este domingo la autorización para la utilización de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V y ha asegurado que la vacunación comenzará a finales de este mismo mes. “Tenemos el honor de informar que el Ministerio de la Industria Farmacéutica ha procedido esta mañana al registro de la gama de vacunas Covid-Vac y en concreto de la vacuna Sputnik V”, ha informado el Ministerio, según recoge el porta TSA.

La decisión ha sido tomada tras la deliberación de la Comisión de Registro celebrada este domingo, ha explicado un portavoz del Ministerio, Lotfi Benbahmed.

El profesor Riad Mahyaoui, miembro del comité científico del Ministerio de Sanidad, ha afirmado en la mañana de este sábado que la vacunación debe comenzar a más tardar la última semana del mes de enero. Las dosis comenzarán a llegar en los próximos días, ha subrayado.

Argelia ha informado de 102.144 casos y 2.807 muertes por coronavirus desde el inicio de la pandemia. El país ha superado tres olas de contagio con datos diarios que solo han superado los 1.000 casos nuevos en contadas ocasiones y solo en la tercera ola, la de noviembre.

Argelia se suma a la Argentina, Bolivia, Egipto, Corea del Sur, India, Nepal, Bielorrusia, Kazajstán, Uzbekistán, Venezuela, México y los estados de Brasil, Bahía y Paraná, que también acordaron con Moscú.

Sputnik V no posee ningún elemento del coronavirus en su composición y es la primera vacuna registrada en el mundo a base de una plataforma probada basada en vectores adenovirales humanos.

El fármaco utiliza una tecnología de adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad5 y Ad26, para una primera y una segunda inyección. Sin embargo, Sputnik V no contiene adenovirus humanos vivos, sino vectores adenovirales humanos que no son capaces de multiplicarse y son completamente seguros para la salud.

Los “vectores” son vehículos que pueden introducir material genético de otro virus en una célula. El gen del adenovirus, que es el causante de la infección, se sustrae y en su lugar se inserta un gen con el código de la proteína de otro virus. El elemento insertado es seguro para el organismo y ayuda al sistema inmunológico a reaccionar y producir anticuerpos que nos protegen de la infección.

La Sputik V alcanzó el 91,4% de eficacia en el último punto de control de su los ensayos clínicos de la fase III de acuerdo al tercer análisis provisional presentados en la conferencia organizada por el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología de Gamaleya y el Fondo Ruso de Inversión Directa.

“La vacuna alcanzó el punto final de los ensayos clínicos. Además algo muy importante que pudimos notar es que

la vacuna puede proteger contra los casos severos en un 100% y que ninguno sufrió efectos adversos graves

. Actualmente pudimos observar que la eficacia protectora es del 91,4% al día 21, por lo que podemos decir que a los 42 días será de mucho más”, confirmó Denis Lugunov, director del Centro Gamaleya y miembro de la Academia Rusa de Ciencias que lidera el grupo de desarrolladores de la vacuna rusa durante la conferencia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Japón descubrió una tercera mutación de coronavirus en viajeros procedentes de Brasil

Israel ya vacunó contra el coronavirus al 20% de su población y proyecta un descenso drástico de pacientes críticos la próxima semana