El estado de San Pablo anunció que vuelve a la “fase roja” de cuarentena en Navidad y Año Nuevo por la nueva ola de coronavirus en Brasil

Solo se permitirá operar a las actividades consideradas esenciales, como los servicios de salud y los comercios que venden alimentos. El estado registró, en las últimas cuatro semanas, un salto del 54% en los casos y del 34% en las muertes por covid-19

San Pablo vuelve a la “fase roja” (EFE/Antonio Lacerda/Archivo)
San Pablo vuelve a la “fase roja” (EFE/Antonio Lacerda/Archivo)

El estado de San Pablo, en Brasil, anunció este martes que vuelve a la “fase roja” de cuarentena en Navidad y Año Nuevo por la nueva ola de coronavirus que afecta a la región.

En una conferencia de prensa, las autoridades del distrito informaron que solo se permitirá operar a las actividades consideradas esenciales, como los servicios de salud y los comercios que venden alimentos.

El estado registró, en las últimas cuatro semanas, un salto del 54% en los casos y del 34% en las muertes por covid-19.

El virus sigue muy cerca de todos nosotros” y “debemos respetar las restricciones”, pues “aunque estemos agotados, la pandemia sigue con fuerza total”, había declarado este lunes el secretario de Salud del gobierno regional de San Pablo, Jean Gorinchteyn.

Gorinchteyn subrayó que “falta poco, muy poco”, para que pueda comenzar el proceso de vacunación, que el estado de San Pablo prevé para el próximo 25 de enero, según reiteró en esa misma rueda de prensa el gobernador Joao Doria.

Esa fecha, sin embargo, depende de un acuerdo con el Ministerio de Salud, responsable por el programa nacional de vacunación que, al menos hasta ahora, ese despacho calcula que será iniciado a fines de febrero o en marzo del año próximo.

Foto del lunes de Ladeira Porto Geral, un área popular de compras en San Pablo (REUTERS/Amanda Perobelli)
Foto del lunes de Ladeira Porto Geral, un área popular de compras en San Pablo (REUTERS/Amanda Perobelli)

El Ministerio de Salud cuenta con la vacuna de Sinovac para su plan nacional, así como también con otras desarrolladas por diversos laboratorios, pero hasta ahora no ha concretado ninguna operación de compra, más allá de un acuerdo con el consorcio internacional COVAX, que le asegura al menos 45 millones de dosis.

El estado de San Pablo, junto con el Instituto Butantan, se ha asociado con el laboratorio chino Sinovac, que ha desarrollado una de las vacunas que se consideran más avanzadas y de las que se ha garantizado para los próximos meses unos 45 millones de dosis.

El director del Instituto Butantan, Dimas Covas, confirmó este lunes que el laboratorio Sinovac ya ha dado por concluidas todas las fases de pruebas y que el próximo miércoles someterá los resultados a un comité internacional independiente a fin de que sean evaluados.

Ese mismo día, esos resultados serán presentados también a los reguladores chinos y a la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil.

Según explicó Doria, el Instituto Butantan ya cuenta con unas dos millones de dosis de la llamada “coronavac”, pero recibirá otras 5,5 millones el día 24 y dos nuevos cargamentos antes de fin de año, con lo cual sumará un total de 10,8 millones al 31 de diciembre.

Asimismo, explicó que el gobierno de San Pablo ha iniciado el proceso para la adquisición de 100 millones de agujas y un número similar de jeringas, a fin de garantizar “que no falten insumos” para la vacunación, una vez que pueda ser iniciada.

Según los últimos datos oficiales, el estado de San Pablo, el más poblado de Brasil con unos 46 millones de habitantes, acumula hasta ahora 1,3 millones de contagios y más de 45.000 fallecidos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: