Un prolongado apagón obligó a suspender las elecciones locales en una capital estatal de Brasil

Las autoridades electorales cancelaron los comicios en la ciudad de Macapá, capital del estado de Amapá, que desde hace casi diez días sufre graves problemas de suministro de electricidad

Corte de luz en Macapá (EFE/Rayner Peña)
Corte de luz en Macapá (EFE/Rayner Peña)

Las autoridades electorales de Brasil suspendieron los comicios que deberían celebrarse el domingo en la ciudad de Macapá, capital del estado de Amapá, que desde hace casi diez días sufre graves problemas de suministro de electricidad.

Las elecciones, en las que serán renovados alcaldes y concejales, están convocadas en 5.570 ciudades del país, salvo Brasilia, que no tiene autoridades municipales, y ahora Macapá, por cuestiones que el Tribunal Superior Electoral (TSE) vinculó a la “seguridad” tanto del proceso como de los propios ciudadanos.

Suspendo la realización de las elecciones municipales en Macapá hasta que se restablezcan las condiciones materiales y técnicas para la realización del pleito, con seguridad para la población”, indicó en un comunicado divulgado este jueves el presidente del TSE, Luis Barroso.

El estado de Amapá, en el norte del país, sufrió un prolongado apagón desde el pasado día 3 y, aunque la electricidad ha sido en parte restablecida en casi toda la región, aún persiste un duro racionamiento de energía que ha generado un gran malestar.

En la última semana ha habido manifestaciones en varias de las ciudades del estado y, según las autoridades electorales de la región, para este domingo estaban convocadas protestas frente a algunos de los locales de votación en el municipio de Macapá.

El Operador Nacional del Sistema Eléctrico (ONS), organismo del Estado responsable por las redes de energía del país, ha atribuido el problema a un incendio ocurrido en una de las estaciones del interior de Amapá, que afectó el suministro en toda la región.

El Gobierno federal ha enviado a Amapá decenas de generadores para dotar de energía a hospitales y otros servicios esenciales, pero aún así han continuado las protestas de la población, que ha enfrentado serios problemas hasta en el abastecimiento de agua potable.

De acuerdo con el Ministerio de Minas y Energía, el suministro de electricidad ha sido restaurado en cerca del 80 % del estado de Amapá, pero aún existen algunas ciudades en las que las dificultades continúan.

Según las últimas previsiones de ese despacho, la “expectativa” es que el abastecimiento de energía sea “completamente restaurado” durante el próximo fin de semana, precisamente cuando deberían celebrarse las elecciones municipales ahora postergadas para una fecha que aún no ha sido definida.

(Con información de EFE y Europa Press)

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

La Unión Europea extendió por un año sus sanciones al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela

El Tribunal Constitucional de Perú revisará la “incapacidad moral” de Martín Vizcarra