Cuánto cuesta un capuchino en los países de América Latina

Brasil y Colombia, dos de los mayores productores de café del mundo, son las naciones de la región donde el costo es menor -poco más de un dólar- mientras que Panamá registra el precio más alto: casi tres dólares


América Latina es uno de los mayores consumidores de café (REUTERS/Luisa Gonzalez)
América Latina es uno de los mayores consumidores de café (REUTERS/Luisa Gonzalez)

Si bien el origen del café se remonta a África, más precisamente a la provincia de Kaffa, en las tierras altas de Abisinia, actual Etiopía, desde el siglo XVII la bebida llegó a América Latina y hoy en día es una de las regiones donde más se consume la infusión.

En el Día Internacional del Café, el sitio especializado Statista publicó un gráfico -utilizando los datos divulgados por el portal Numbeo- con los precios promedio de un capuchino comprado en un restaurante en los diferentes países latinoamericanos. Todos ellos están expresados en dólares estadounidenses.

Los dos países donde el costo de esta bebida es menor son Brasil (USD 1,13) y Colombia (USD 1,08). La explicación es sencilla: se trata de dos de los mayores productores de café del mundo.

En menor medida, Perú y México también son países exportadores de café. De acuerdo a los datos de Numbeo, en esas naciones un capuchino se consigue a un promedio de 2,31 y 2 dólares, respectivamente.

Statista publicó los precios promedio de un capuchino en distintos países de América Latina
Statista publicó los precios promedio de un capuchino en distintos países de América Latina

Al igual que en Brasil y Colombia, en Argentina el costo de esa bebida supera levemente el dólar, llegando a 1,51.

En su gráfico, Statista también comparte los precios del capuccino en los siguientes países: Chile (2,51), y Panamá (2,94). Ésta última es la nación latinoamericana con el costo más alto.

De acuerdo a la Organización Internacional del Café (ICO, por sus siglas en inglés), en el mundo se consumen aproximadamente tres mil millones de tazas de café por día, siendo ésta la segunda bebida más consumida después del agua. Además, “es una de las mercancías más comercializadas en el mundo y uno de los productos líderes en comercio justo”, según indicó el medio especializado en estadísticas y su visualización.

En otra publicación, el sitio también compartió un gráfico de los países más consumidores de café. Países Bajos registra el mayor consumo, con un promedio de 8,3 kilos por persona al año. En países nórdicos de Europa, como Suecia (7,6) y Noruega (6,6), el consumo también es bastante elevado.

Países Bajos es la nación más consumidora de café del mundo
Países Bajos es la nación más consumidora de café del mundo

“En Brasil, que es el principal productor y exportador de café del mundo, se beben una media de 5,1 kg de esta bebida al año, mientras que en los países tradicionalmente importadores como Estados Unidos o Japón el consumo llega a los 3,5 kilos y 2 kilos anuales, respectivamente. En Italia, país del espresso por excelencia, se consumen 4,7 kilos al año, mientras que los españoles no llegan a los 3 kilos por persona al año”, indica Statista.

El capuchino, que consiste en una combinación de café espresso con leche espumada al vapor con una pizca de cacao o canela, se ha vuelto uno de los favoritos en América Latina en los últimos años.

Muchos de los términos usados para los distintos tipos de café provienen de Italia, país que ha perfeccionado la técnica del prensado del grano, dando origen al espresso y al capuchino, entre otras variedades.

Precisamente el espresso, coincidiendo con el Día Internacional del Café, comenzó este jueves su carrera para convertirse en Patrimonio Inmaterial de la Unesco.

Hasta noviembre de este año, la bebida que acompaña a los italianos en cualquier momento del día buscará pasar a formar parte de la lista de la Unesco de la mano de una serie de iniciativas para dar a conocer la importancia de esta tradición entre sus consumidores.

En Italia impulsaron una campaña para que el espresso se convierta en Patrimonio Inmaterial de la Unesco
En Italia impulsaron una campaña para que el espresso se convierta en Patrimonio Inmaterial de la Unesco

El Consorcio de Tutela del Café Espresso Italiano Tradicional (CTCEIT) anunció la creación de la “Comunidad del Ritual del Café Espresso”, que estará en el centro de la campaña.

“El café espresso en Italia es mucho más que un ritual diario”, explicó Giorgio Caballini di Sassoferrato, presidente de CTCEIT, citado por la agencia EFE. “Una parte fundamental de nuestra cultura y nuestra sociabilidad gira en torno a este simple gesto que millones de italianos hacen cada mañana”, añadió.

Desde productores artesanos a consumidores (tanto italianos como extranjeros) están invitados a formar parte de esta Comunidad, según explicó Luigi Morello, presidente del comité científico del CTCEIT.

Agregó que su objetivo es unir a todas las comunidades cafeteras regionales del país que, pese a sus peculiaridades, “comparten los mismos valores: inclusividad, cultura, sociabilidad, historia y tradiciones”.

Para acompañar la candidatura, el Consorcio ha lanzado una recogida de firmas, además de invitar a los miembros de la Comunidad a participar en la creación de un libro electrónico que recoja en distintos formatos experiencias significativas para ellos en torno a este ritual.

Un 95% de la población del país mediterráneo afirma beber el espresso. En 2018, el consumo per cápita de café en Italia fue de 5,9 kilogramos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Día Internacional del Café 2020: cuál es la iniciativa solidaria de Starbucks Argentina

MAS NOTICIAS