EEUU condenó los intentos de Daniel Ortega de intimidar a la prensa independiente de Nicaragua

El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak, se refirió a los ataques del régimen contra medios y periodistas

En la imagen, Michael Kozak, subsecretario interino de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos EFE/Esteban Biba/Archivo
En la imagen, Michael Kozak, subsecretario interino de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos EFE/Esteban Biba/Archivo

El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, el embajador Michael Kozak, condenó este miércoles los intentos del régimen que preside el sandinista Daniel Ortega por intimidar a la prensa independiente de este país centroamericano.

Condenamos los últimos esfuerzos del régimen Ortega para intimidar a los medios independientes nicaragüenses en (la ciudad de León) y en otros lugares”, señaló el diplomático.

“Los valientes periodistas de Nicaragua han demostrado que continuarán contando las feas verdades que el régimen desea ocultar desesperadamente”, agregó.

El empresario Aníbal Toruño, propietario de Radio Darío, de perfil opositor, denunció que policías antidisturbios han mantenido un asedio a esa emisora, ubicada en León, 90 kilómetros al noroeste de Managua.

“Hago responsable al Gobierno de cualquier cosa que pase a mis colaboradores y a la propiedad”, señaló Toruño.

En la imagen, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. EFE/Jorge Torres/Archivo
En la imagen, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. EFE/Jorge Torres/Archivo

El empresario indicó que el asedio y acoso es dirigido por el jefe de la Policía de León, Fidel Domínguez, y elevó su queja a los organismos internacionales y nacionales de derechos humanos.

La emisora denunció, además, que el sábado pasado 10 oficiales de la Policía, con el apoyo de una grúa, se llevaron un vehículo y una motocicleta propiedad de dos colaboradores y que estaban estacionadas en las afueras de la radio.

Al menos 351 delitos contra la libertad de prensa y acceso a la información fueron cometidos en Nicaragua entre el 1 de marzo pasado y el 15 de julio, atribuidos a funcionarios o “fanáticos” del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), según denunció el lunes el movimiento Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN).

Agresiones físicas, demandas judiciales, amenazas, asedio, ciberacoso, injurias o calumnias están entre los delitos cometidos contra periodistas y medios de comunicación en los últimos cuatro meses y medio, de acuerdo con el informe del Observatorio de Agresiones a la Prensa Independiente de Nicaragua, adscrito al PCIN.

La violencia hacia los periodistas en Nicaragua se agudizó luego del estallido popular contra el presidente Ortega en abril de 2018, cuando las manifestaciones antigubernamentales dejaron cientos de presos, muertos y desaparecidos, miles de heridos y más de 100.000 en el exilio.

Ese informe no incluye una reciente amenaza de muerte contra el periodista Gerall Chávez, exiliado en Costa Rica, quien recibió una carta anónima y un video en el que simulan su decapitación, un hecho del que el reportero responsabiliza al régimen, ni el asedio a Radio Darío.

Al menos un periodista ha muerto de forma directa por la violencia que vive Nicaragua.

(Con información de EFE)

MAS NOTICIAS