“Nos relajamos un poco”: Uruguay volvió a suspender las clases en Treinta y Tres por un brote de coronavirus

El presidente Luis Lacalle Pou anunció la decisión tras confirmarse 18 casos de COVID-19 en la localidad. Además, dijo que “el cuidado va a ser largo” y que aún no es “tiempo de celebrar”

En la imagen un registro del presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, quien dijo: "Vamos a hacer una pausa y a suspender la presencialidad educativa para la ciudad de Treinta y Tres hasta el viernes 3 de julio". EFE/Raúl Martínez
En la imagen un registro del presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, quien dijo: "Vamos a hacer una pausa y a suspender la presencialidad educativa para la ciudad de Treinta y Tres hasta el viernes 3 de julio". EFE/Raúl Martínez

Uruguay suspendió de nuevo las clases presenciales “en todos los ámbitos” en la ciudad de Treinta y Tres (este) hasta el 3 de julio tras detectar este fin de semana 18 casos de COVID-19 en la localidad y poner en cuarentena a 215 personas, según anunció este lunes el presidente del país, Luis Lacalle Pou, quien reconoció: “Nos relajamos un poco”.

“Vamos a hacer una pausa y a suspender la presencialidad educativa para la ciudad de Treinta y Tres hasta el viernes 3 de julio”, indicó Lacalle Pou en conferencia de prensa después de encabezar la reunión del Centro Coordinador de Emergencias Departamental en Treinta y Tres.

Además, se instalarán cinco puntos de “control sanitario” en las entradas y salidas de la ciudad en los que se tomará la temperatura, imitando el protocolo establecido en la ciudad fronteriza de Rivera (norte) tras el brote de COVID-19 en mayo, informó el presidente.

Uruguay suspendió por primera vez las clases presenciales el pasado 13 de marzo tras detectar los cuatro primeros casos de COVID-19 en el país, pero el 1 de junio se puso en marcha un calendario gradual que fijó el 15 de junio para la vuelta a las aulas de las escuelas urbanas fuera de Montevideo.

Imagen de la vuelta a clases en Uruguay (AP)
Imagen de la vuelta a clases en Uruguay (AP)

El brote de Treinta y Tres registra 18 casos activos, 12 de ellos entre personal de la salud, y convierte al departamento en la región uruguaya con más personas cursando la enfermedad en la actualidad.

Además, las autoridades determinaron la cuarentena para 215 personas por haber estado en contacto con algún positivo, de las que 90 son trabajadores de la salud y 10 niños.

El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, señaló este domingo que once de los casos presentan síntomas “leves” y los otros siete son asintomáticos y aseguró que se conoce el “nexo epidemiológico”.

Lacalle Pou también explicó que se harán unos mil test, entre otros, a gente “vinculada a la salud” y trabajadores del transporte público, así como a las personas en cuarentena, para conocer la propagación del virus en la ciudad.

Nos relajamos un poco”, reconoció el presidente de Uruguay, país que venía controlando la pandemia con apenas un caso nuevo diario o incluso varias jornadas con cero positivos.

El caso de Treinta y Tres nos sirve para todo el país”, aseveró el mandatario, quien advirtió de que “el cuidado va a ser largo” y que aún no es “tiempo de celebrar”.

Respecto a la alta incidencia del brote en el sector de la salud, Lacalle Pou subrayó que se podrá trasladar personal sanitario de otras zonas de Uruguay.

Según los datos oficiales, Uruguay acumula 876 casos positivos por COVID-19 y 25 fallecidos.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Alerta en Uruguay por un rebrote de coronavirus: al menos 18 infectados y más de 200 personas en aislamiento

Brasil superó los 51.000 muertos y los 1.100.000 infectados

MAS NOTICIAS