El candidato del Frente Amplio, Daniel Martínez, y el opositor Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional, durante el último debate presidencial (REUTERS/Mariana Greif)
El candidato del Frente Amplio, Daniel Martínez, y el opositor Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional, durante el último debate presidencial (REUTERS/Mariana Greif)

Se realizó el debate previo a las elecciones del próximo domingo 24, entre los candidatos a la presidencia de Uruguay, Luis Lacalle Pou y Daniel Martínez.

Mientras se conocían las últimas encuestas que se le dan un importante ventaja a Lacalle (49% contra 42% de Martínez), el debate obligatorio por ley tuvo diversos temas pero se centró básicamente en lo referente a la seguridad y la economía.

Martínez (ex intendente de Montevideo) llega al balotaje con él apoyó del gobernante Frente Amplio, mientras que Lacalle Pou (candidato del Partido Nacional) lo hace con el respaldo del Partido Colorado, Cabildo Abierto y el Partido Independiente. En porcentajes y con respecto a la primera vuelta esta coalición suma el 51% de los votos, contra el 39% obtenido por el Frente Amplio. Tras el debate Martínez dijo estar confiado en que se puede revertir lo que dicen las encuestas. Si bien no existieron cruces mayores entre ambos candidatos, en un momento Lacalle deslizó que la campaña del Frente Amplio se basa en “el miedo y la mentira”, a lo cual Martínez le reprochó que lo acusara de faltar a la verdad. En ese momento el candidato nacionalista le contestó: “el día que le quiera decir mentiroso se lo digo” Esto llevó a que el candidato frenteamplista pidiera “más propuestas y menos ataques”.

La discusión

En el debate Martínez hizo hincapié en su experiencia gobernando Montevideo, mientras que Lacalle se centró en las cifras que deja el actual presidente Vázquez, donde destacó un aumento del desempleo y de los hechos delictivos.

El candidato oficialista abrió su participación recordando la situación en la que se encontraba el país en 2005 cuando asumió el primer gobierno del Frente Amplio.

“Más de 30% de pobreza, 20% desocupación, había un valor de salario real que era el más bajo de los últimos 30 años. El Frente Amplio tuvo que hacer una política de reordenamiento micro y macroeconómico, para generar las posibilidades de esperanza. Lo que el FA hizo siempre, y nos comprometemos ahora, es nunca gobernar para los privilegiados”, sostuvo el candidato.

El candidato del Frente Amplio (REUTERS/Mariana Greif)
El candidato del Frente Amplio (REUTERS/Mariana Greif)

Por su parte Lacalle dijo que “la campaña tiene un tinte que no nos gusta. Amenazar, mentir, faltar a la verdad, de que les van a sacar derechos o bajar salarios y jubilaciones, está mal”.

En lo referente a la economía, Lacalle Pou se concentró en destacar el incremento del déficit fiscal (cerca del 5% del PIB) y las cifras del desempleo (8%).

“El programa del Frente Amplio establece el aumento de impuestos. El esfuerzo ya lo hizo la gente, ahora le toca al gobierno. El Uruguay de crecimiento es con inversión y para ello debe haber rentabilidad”, sostuvo y acotó que no piensa en incrementar los impuestos, mientras que Martínez dijo que “el programa del Frente Amplio no mandata, hace propuestas, pero el candidato decide y yo decido que los impuestos no van a variar. Lo que sí me asombra es que se diga que en el 2004 se diga que era una panacea, donde había un millón de pobres, pero tal vez Lacalle no estaba dentro de ese millón de pobres. Por eso estoy seguro de que van a gobernar para los privilegiados”.

El debate mayormente seguiría ocurriendo por este carril: mientras que Lacalle criticaba al gobierno, Martínez señalaba casi de manera subliminal el origen del candidato nacionalista, hijo de un presidente (Luis Lacalle Herrera, 1990 - 1995) y cuya principal actividad ha sido la política. Es legislador desde 1999.

Seguridad y educación

La seguridad es uno de los temas principales que preocupa a los uruguayos. Lacalle manifestó que “hay un sentimiento de impunidad en la gente” y “existe un descontrol carcelario”, siendo el país “tristemente célebres por el narcotráfico”. Y preguntó a su oponente: “¿Fue un error la liberación de presos? ¿Es un error sostener a Eduardo Bonomi, el peor ministro (del Interior) en la historia? ¿Votar en contra de aumentar las penas a los violadores? ¿Fue un error vaciar las comisarias? ¿Es un error plantear, como lo hizo el subdirector de la Policía que la Policía retroceda para evitar algo peor? ¿Fue un error construir la cárcel de Punta de Rieles? El Frente Amplio tiene un tema ideológico con la seguridad publica y por eso no lo han solucionado”.

El candidato del Partido Nacional Luis Lacalle Pou (REUTERS/Mariana Greif)
El candidato del Partido Nacional Luis Lacalle Pou (REUTERS/Mariana Greif)

Martínez dijo respecto al tema que “antes de 2005 los policías se compraban las balas y hacían colectas para ponerle combustible a los patrulleros” y que “en lo que va del año van 31 delincuentes muertos y ningún policía procesado. No es un tema ideológico. La falta de experiencia hace que sea fácil hablar”.

Otro punto polémico fue el tramo dedicado a la educación. Lacalle Pou criticó los resultados que se observan en especial en enseñanza secundaria y el abandono que realizan de la misma en especial los jóvenes de los sectores más pobres de la sociedad, mientras que Martínez hizo énfasis en la extensión de la educación terciaria en especial en el interior del país.

Repercusión en redes

Las redes sociales, en especial Twitter, fueron también protagonistas de la noche. En las cuentas oficiales de ambos candidatos, se respaldaban los dichos que trasmitía la televisión mediante gráficas y ampliación de las posturas.

(REUTERS/Mariana Greif)
(REUTERS/Mariana Greif)

En el mensaje final, si bien Martínez admitió que de llegar a ser presidente no tiene mayoría parlamentaria, recordó que el Partido Colorado estaría dispuesto a darle su apoyo. Esta colectividad forma parte de la coalición que apoya a Lacalle y su ex candidato presidencial, Ernesto Talví salió rápidamente a aclarar su posición mediante Twitter: “El debate presidencial fue una demostración más, por si se necesitaba alguna, de la solvencia y aptitud de Luis Lacalle Pou para desempeñarse como jefe de Estado y ser el presidente de todos los uruguayos”.

Por su parte el ex presidente colorado Julio María Sanguinetti dijo que “después de ver el debate, nada más que decir. Quedó claro quién está en condiciones de hacerse cargo de la situación del país”. Otro socio de la coalición, el líder del Partido Independiente, Pablo Mieres dijo en Twitter. “Muy buena presentación de Luis Lacalle Pou sobre los objetivos y la estrategia de política internacional que debe desarrollar nuestro país. Es una dimensión clave para el crecimiento de nuestra economía y para la generación de empleo”.

El líder de Cabildo Abierto, el ex comandante del Ejército Guido Manini Ríos también opinó sobre el debate una vez que finalizó. “Luego de ver el debate nos queda claro que un 4to. gobierno del FA significa más de lo mismo, continuar con la crisis del trabajo nacional y con la peor situación de inseguridad en la historia del país” sostuvo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: